Purpuras de la iglesia estimulan golpe

"El socialismo es lo que propone Jesús, el Cristo Redentor; vayamos iguales, como hermanos; que reine el amor entre nosotros y no el odio y la envidia; rechacemos el individualismo y sigamos el colectivismo; vivamos en comunidad, respetando los derechos de todos".

Hugo Rafael Chávez Frías (La Guaira, 23 de marzo de 2006)

Nuevamente el arzobispo de Barquisimeto monseñor Antonio López Castillo aprovechando el escenario de la celebración de la festividad de la Divina Pastora, acto religioso a donde acude una multitudinaria población católica de nuestro país, se pronunció en su homilía como un activista político de la oposición.

Las palabras del prelado de Lara las cuales son reiteradas en esta actividad religiosa y que tienen antecedentes desde la llegada del Comandante Chávez al poder, también han encontrado eco en otros púrpuras venezolanos, como ocurrió con el fallecido cardenal Lucas Guillermo Castillo Lara.

Al igual que los altos jerarcas de la iglesia católica venezolana representados en la CEV, los pastores de turno no escatiman espacios para despotricar del gobierno revolucionario y mostrar abiertamente su postura política, al lado de la burguesía parasitaria y de la oposición venezolana.

No debemos olvidar que en el pasado de monseñor Antonio López Castillo, existen actuaciones que riñen con su postura de jerarca de la iglesia católica de nuestro país y que rebasan la tolerancia.

Vale la pena recordar los episodios de Barinas cuando en un oficio religioso en la catedral de dicha ciudad, arremetió contra la señora Elena Frías de Chávez, mamá del entonces presidente de la República Comandante Hugo Chávez Frías.

Por eso no es extraña su actitud, como la que han mantenido públicamente muchos púrpura venezolanos, quienes incluso han llegado a ser cardenales a pesar de sus antecedentes que esconden capítulos no muy acordes con la ética y la moral y más con el papel que deben asumir como representantes de Jesús en la tierra.

La posición de la iglesia venezolana es contraria a los postulados de Jesús; porque justamente están con los intereses de los poderosos y no el de los pobres de la tierra de quienes hablaba el maestro de Nazaret en sus Bienaventuranzas.

Nos atrevemos a decir que incluso muchos de sus obispos agrupados en la CEV han mostrado abiertamente un rechazo a la doctrinas del Papa Francisco y del Vaticano, rallando en la insolencia y hasta obstaculizando con su actuación la realización de un diálogo en nuestro país, con la participación de un representante del Sumo Pontífice, monseñor Claudio María Celli.

Pero volviendo a las declaraciones del arzobispo de Barquisimeto, monseñor Antonio López Castillo, no tienen nada de discrepancia con lo expuesto recientemente por el cardenal Urosa Sabino en un programa de TV, donde atacó al Gobierno del Presidente Maduro.

En su homilía de la Divina Pastora en el templo de Santa Rosa dijo López Castillo: "Yo como Pastor, siento un dolor muy grande porque ustedes no tienen comida, ni medicinas, porque se mueren niños y ancianos por falta de medicamentos"

Igual agregó – no callaré jamás, hablaré siempre por el bien común del pueblo. Debemos respetar la Constitución para que no sea parcializada como muchas veces se hace.

En realidad esto no tendría nada de raro en su actuación si no fuera por el momento en que lo afirma y además, porque agregó - hacía falta una Ley de Amnistía para liberar a los presos políticos y llamó a respetar los resultados del 6 de diciembre que eligió una legítima Asamblea Nacional.

Lo ocurrido en Barquisimeto es algo que se ha convertido ya no en un acto de fe y de reencuentro religioso, sino en un vulgar acto político al cual nos tiene acostumbrados la iglesia católica venezolana, que irrespeta a los fieles y ralla en la desobediencia y en la falta de respeto incluso para los postulados del Papa Francisco, quien se inclina por la paz y el diálogo entre los venezolanos.

No escapa a la anterior conducta del arzobispo de Lara, las líneas estratégicas que emanan de los comunicados y resoluciones de la CEV donde es abierta su oposición contra el sistema político de la Revolución Bolivariana y no se ocultan las conductas de una actividad política y de franca oposición, la cual contrasta con el papel de la Iglesia Católica dentro del marco de la Constitución.

Para ello basta citar ejemplos de sus posiciones en los últimos pronunciamientos y documentos de la CEV:

"Sólo en regímenes totalitarios se desconoce la autonomía de los poderes públicos y se impide la libre manifestación de la ciudadanía…Muchas son las razones que han conducido al país a la actual situación.

La causa fundamental, como lo hemos afirmado en otras ocasiones, es el empeño del Gobierno de imponer el sistema totalitario recogido en el "Plan de la Patria" (llamado Socialismo del Siglo XXI), a pesar de que el sistema socialista marxista ha fracasado en todos los países en que se ha instaurado, dejando una estela de dolor y pobreza".

La desesperación de la cúpula de la iglesia venezolana es hoy de tal magnitud que los lleva a participar en los más insospechables planes de la oposición y por eso el Comando Anti- Golpe debe estar mosca con los púrpura golpistas, quienes no sólo actúan con sus homilías sino con la presencia de sus sotanas. ¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1434 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a240006.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO