Preguntas a un par de buenas amistades

Dos buenas amistades me van criticando de manera severa, sacan de la bolsa acusaciones con una severidad de fiscal, me impactan, me impresionan aunque no me molestan. Estas amistades si están molestas señalan historias oscuras y como hechiceras de Yaracuy van sembrando el camino de dudas y de reservas, van enjuiciando al que se deslinda del fracaso del gobierno de Maduro y su banda de chicos y chicas que se van repartiendo el país como gran pastel. Nuestros gobernantes y solo ellos son glotones insaciables, se tendrían que fundar 4 o 5 repúblicas más para saciar su apetito de riquezas, de poder, de ingratitudes.

Estoy leyendo a Svetlana Alexiévich su discurso de aceptación del Nobel de Literatura 2015. Puedo comentar o citar algo que me impacto: Aun así, con ellas no se podía hablar de Stalin, de cómo, una vez la guerra, salían trenes para Siberia que transportaban a los vencedores, a los que eran un poco más osados. Los demás regresaron y guardaron silencio…

Los osados, los críticos del proceso no pueden ser enviados a Siberia o a la Isla del Burro o a Guasina, la vida ha recreado otras maneras de vincular a las voces altisonantes como agentes de todas las plagas que sufre la nación, si no hay comida no es culpa de la mala planificación o de la ineficacia de quien debería serlo o sea Elías Jaua y ese Bonaparte de la logística el General Osorio, nada es culpa del gobierno, nada es culpa de quien estaría encargado de hacer posible que el pan llegara a las mesas de todos los habitantes de la patria.

En mis años de estudiante, cosa que comparto con muchos de los que hoy están en el gobierno, guardan disciplinado silencio. Otros los más serviles y abyectos denuncian, persiguen, señalan. Pero siempre en los descorazonados puede haber más categorías y los aún más serviles golpean, silencian, difaman. Bien en esos años las conquistas sociales estaban en el grito, la consigna, la batalla en la calle, la denuncia, el pasquín, las tomas de los espacios públicos, eso ha pasado a mejor vida y de no ser por espacios como este sería imposible demostrar ante la crónica de este oprobioso tiempo que dejamos nuestra opinión sentada, para los que vienen.


Una gran amistad me comento la visita que realizo Elías Jaua al velorio del Comandante Máximo Canales, pude escuchar la grabación de un discurso destemplado y cargado de fofa retórica, algo así como su ejercicio como Ministro de Agricultura y Tierras, la vida de los partidos políticos y hablo de su vida interna transforma a las mentes más lúcidas en instrumentos útiles de los más hábiles, más demagógicos, más serviles al jefe de turno. Y luego de hacer o cometer todo tipo de abusos contra algún militante caído en desgracia hacen de el sujeto solo y abandonado pasto de intrigas, señalamientos de horror y persecuciones injustificadas y conste cuando hablo de perseguidores, también de inquisidoras implacables y no me refiero a Pastora Medina.

Podemos estar seguros que justificaran en la MUD o el PSUV y en sus satélites, fantoches hilarantes del GPP cualquier aberración, cualquier acto tenebroso u oscuro, la sociedad, la nación, sus habitantes están siempre por encima de las circunstancia que le toca vivir.

Ya para algunos no es opción protestar, protestar, criticar, comentar, ejercer la justa denuncia siempre tendrá que toparse con Una Fiscal que frente a los desaparecidos hace tan poco, pero tan poco que solo bajo la mirada del microscopio electrónico podríamos conocer que cosa ha hecho para conocer el paradero de Alcedo Mora y ojala y espero que no hubiera tenido el mismo fin que los chicos desaparecidos, torturados, asesinados, humillados, vejados hasta la ignominia por hombres de verde olivo o sea de nuestra fuerza armada, si lo digo por los chicos de Barlovento: https://es.wikipedia.org/wiki/Masacre_de_Barlovento

Las preguntas saltan como gotas de agua en aceite hirviente y son tan simples, ¿que hubiéramos hecho en la Venezuela de los 60s, 70s, 80s, 90s frente a?
La Carestía
La Represión
Los Desaparecidos
Los asesinados
La Destrucción del Pequeño Aparato Productivo
De la corrupción Administrativa
Del ahogamiento económico de Medios de Comunicación
Del Allanamiento a Locales de Organizaciones Políticas
De Los Asesinados

Seguro estoy que estaríamos en la calle protestando.

Imagino a esas amistades buscando justificar, así como se intentó justificar a los Gulag en los años de la guerra fría, nadie justifica la estupidez, incapacidad, torpeza de una Asamblea Nacional que funciona poco y funciona mal y tampoco de un ejecutivo que funciona mal y que al parecer cree que la ecuación perfecta de su gobierno es COLAS+REPRESION+INTOLERANCIA= MADURISMO
Yo vote por Maduro y no me arrepiento de haber votado para derrotar a Capriles y compañía, pero me toco verme al espejo y decirme: carajo Yuri con Maduro el pueblo también peló bolas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1168 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a239916.htmlCd0NV CAC = Y co = US