Un llamado desde Las Matas, Carabobo: La inseguridad es un arma que apunta al corazón de la revolución

A veces es triste decirlo, pero desde que esta revolución empezó a dejar el camino abierto a Reymundo y todo el mundo, para que dijeran e hicieran los que les diera la gana, con el temor a los famosos DERECHOS HUMANOS, se desató la inseguridad por todas partes, aun cuando el gobierno, exhibiendo operativos de seguridad que no sabemos a dónde van, bueno, por donde estamos hay que salir a buscarlos y a ver si tienen unidades para darse una paseadita por el lugar.

Venezuela no es caracas y sus barrios junto a sus urbanización, si es verdad es una parte también importante que merece respeto, pero resulta que hay un número de ciudadanos que vivimos en zonas apartadas, ya sea para producir y llevar la papa a esas grandes urbes, como personas que de tanto cansancio en las ciudades decidimos irnos al campo y producir nuestros alimentos.

Creo que existe una gran número de personas, que no nos importa ya, que el clap no nos llegue, con o sin juguete ni pernil, total lo que queremos es vivir en paz, nos da lo mismo, que si hacen casas o no, nos alegra, pero con nuestro esfuerzo hemos logrado hacer nuestros ranchitos sin el apoyo de ningún gobierno, hemos adquirido nuestro carrito con bastante sacrificio y tampoco se los debemos al gobierno y así otros muchos beneficios.

Hay o somos muchos revolucionarios chavistas y ahora con nuestro presidente Maduro, que estamos incondicionalmente con él y estamos seguros que aunque hay gente que no simpatiza con la revolución, que está pasando por lo mismo, pero que hoy estamos atravesando por la misma encrucijada, la de la inseguridad, esto nos hace estar unidos en este trance, con esto que digo, hoy con los pellejos engrinchados, estamos viviendo una situación difícil de atravesar. Al que pueda leer este llamado de angustia, si no lo lee ningún ente o personaje de represente al ministerio de interior y justicia o el mismo presidente, fíjense que no lo tildo como debería MPPJUSTICIA Y PAZ, como debería ser, porque hemos sido víctimas de los ataques muy seguidos del hampa organizada en los que fue un paraíso de seguridad, por lo alejado de los conglomerados civilizados, solo por estar situados en una vía muy cerca a la panamericana y una vía que comunica varios poblados. Les daré un dato al que me quiera leer y pudiera ser portador de este mensaje desesperado, sin acusar a nadie, estamos situados en el Municipio MONTALBAN DEL ESTADO CARABOBO, exactamente en el colectivo Las Matas, con una población que no llega a los mil habitantes, pero si formada por una población de agricultores, avicultores y productores de carne porcina, con una escuelita estadal que beneficia a la muchachada en su condición estudiantil, en las primeras letras, el resto tiene que viajar en colas hacia Montalbán, Bejuma y hasta valencia para proseguir sus estudios y a fuentes de trabajo, aún sin transporte que los auxilie, utilizan el que no falla el pulgar hacia adelante. Esto también es un atractivo para para la inseguridad, tanto como el que saca el dedo como para el que se para en dar la famosa colita o empujón.

Pero lo que más nos afecta y nos tiene con el alma en vilo, es que la incertidumbre de cuando es el próximo que tendrá la desgraciada visita, de mudarnos sin nuestra autorización y dejarnos en manos de la buena de dios, esto viene sucediendo un día si u otro no, el dato que les daré, hace cosa de 10 año, un gobernador que camino por su campaña, tenía en su argumento para engañar a la gente que tenía los zapatos sucio por caminaba mucho por los barrios y por toda la zona pero sus manos estaban limpias ¿Por qué afirmar eso?. Ese mismo señor llegó a ser gobernado, pero se le descubrió, una siembra de paramilitares y eso fue a voz populi, pero a mí no se me olvida, en zonas de Canoabo, y que ahí mismo hacía prácticas de tiro. Desde esos eventos para acá se desató la inseguridad por estas zonas. Tanto que la población de Aguirre y sus previos, igual de llena de productores agropecuarios, sigue en los mismos caminos de la violencia, como hoy estamos siendo en nuestra pacifica comunidad. No podemos salir ni entrar a nuestros hogares, o nos esperan o nos sacan, se llevan todo lo poco que tenemos hasta la comida que nos cuesta conseguir, estos malandros llegan a pie, arrasando con todo, reúnen todo lo robado y llaman un camión para hacer la mudanza y uno amarrado con una pistola en la cabeza. Por eso digo están bien organizados, hay hombres y mujeres en ese movimiento, cuando digo lo de la célula paramilitar en Canoabo, ¿Si está sembrada ahí , o , ya anda expandiéndose por toda la zona? ¿De qué se mantiene? O a quien mantienen ¿?¿, no solamente comida, se llevan aires acondicionados, juegos de comedor, camas, televisores, hasta los cables de televisión DIRECTV, intercable, todo…, los carros, máquinas de trabajar, como podadores, de soldar, tractores, todo es todo, dejan a uno con tan solo la ropita que cargamos puesta. Yo me tome la libertad de denunciar esto, porque tengo la posibilidad de publicarlo, gracias a nuestra página, que como todo ente hecho por humanos, tiene sus defectos, pero que nunca abandona las suplicas del pueblo abandonado, nuestra infalible APORREA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1459 veces.



Norma Rivas Santacruz


Visite el perfil de Norma Rivas Santacruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a239497.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO