El estado Bolívar, las mafias y la vacuna del perro

Antes de los hechos violentos acontecidos en el estado Bolívar, conocimos los sucesos que se presentaron en Cumaná. No dudo que la derecha tenga un equipo con capacidad de medir la temperatura política en las entidades y dependiendo de los niveles que vaya encontrando, ese equipo prepara y ejecute un plan para ver si esa chispa prende todo el país.

Eso no hay que suponerlo, debe ser así. Tener claro esto, no implica o supone, que el asunto se resuelve con unas explicaciones "tapa amarilla" o creerse, que es un plan urdido por la derecha sin que existan unas mínimas condiciones. El punto son las condiciones, pero se ve claramente, que el PSUV y el gobierno trabajan con la idea, según la cual, fuera de la cúpula del PSUV; el resto somos una especie de eunucos y como tales, nos creemos cualquiera explicación.

Son en verdad tan ingenuo, que sin que nadie obligarlos, públicamente y con una cobertura total por los medios de comunicación, esta cúpula se delata muy feamente y uno va viendo las señales que salen.

Dejemos de ser muy corto de memoria. Una vez conocido los primeros movimientos violentos en Cumaná, todo el alto gobierno se traslado hasta allá y eso generó una cantidad de operativos. Hubo muy rápidamente un esfuerzo financiero para cubrir los daños que sufrieron los comerciantes. Todo bajó rápidamente. Llego harina para el pan y otros productos.

Sobre la situación del estado Bolívar; la cúpula del PSUV concluyó -a lo mejor con toda la razones posibles- que los hechos fueron previamente organizados y ahí intervinieron activamente la delincuencia organizada. El PSUV con ello admite que no son los problemas sociales los que están detrás de estas situaciones, pero una vez presentados los acontecimiento aparecen bolsas de alimentos, operativos, créditos y la Dirección Política Nacional toma el control, que pone al descubierto la explicación que se omite.

En el caso del estado Bolívar, si los hechos lo analizamos de atrás hacia el momento que se prende los acontecimientos o desde el momento que se aparece la violencia; la conclusión por parte del PSUV es la misma. La explicación es "tapa amarilla". Se obvia lo que parece obvio y se coloca en el tapete lo que usa para aprovecharse políticamente de las condiciones.

Los sucesos se desencadena el 17, 18 y 19 de diciembre. El martes 20 la Dirección Política del PSUV con sus respectivos jefes de cada tribu y con Istúriz al lado, ofreció una rueda prensa. En esa rueda prensa, la situación se explicó a partir de las mafias, lo contrabandistas y lo que secuestraron el bolívari.

Si las mafias por si solas desencadenas estas situaciones, la rabia se acaba si vacunamos al perro.

Ese mismo 20/12/16 los CLAP de Mérida o una parte de ellos, hacen público su preocupación por la inconsistencia del programa de abastecimiento. En la información se lee lo siguiente:

"(...) los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) de las parroquias Juan Rodríguez Suarez, J.J. Osuna y Lasso de La Vega; hacen un nuevo llamado a la coordinación nacional de los Claps a cargo de Freddy Bernal para que se le busque una salida inmediata, a esta situación en vista de que se reportan unos 15 días sin poder favorecer a las comunidades con la venta de harina de maíz precocida importante ingrediente en la realización de las hallacas navideñas."ii

El 21/12/16 Aristóbulo Istúriz en su condición de lo que es, expresó que lo acontecido en Bolívar ´no fue una de "protesta social", como afirma la oposición, sino un "acto premeditado de ataque por parte de delincuentes contratados por la ultraderecha contra toda la población"iii. Una vez más, se nota la explicación "tapa amarilla". Unos delincuentes contratados por la derecha y porque le dio la gana, movilizaron al alto mando político del PSUV y todos dieron una declaración de prensa.

El día anterior -20/12/16-, el ministro para la alimentación vía Twitteriv, confirma que donde antes no hubo una protesta social y se presentaron unos actos planificados con premeditación por unos delincuentes contratados por la derecha, llegarían 35.000 bolsas de un total de 200 mil que programaron una vez conocidos los hechos. Anunció también el ministro que llegarían además, 106.000 kilogramos de pernil.

Cómo les explico que no se vea feo. Uno bandidos contratados por la derecha hacen o lo que no es posible que hagan los CLAPs. Si al final, la cosa se atenúa porque llega la Dirección Política del PSUV, seguida luego de bolsas de comida, operativos y las ayudas a los negocios saqueados, no hay que dar muchas explicaciones a los que es obvio, pero no es tan obvio.

La realidad es, que hay unas condiciones que se van creando y la derecha con delincuentes le saca provecho político a esa situaciones. En consecuencia, el punto son las condiciones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1968 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a239005.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO