La oligarquía criolla ha tenido fobia al ingenio del pueblo venezolano (1/5)

En el año 1924 se vivía bajo el gobierno del General Juan Vicente Gómez, el Presidente del Estado Zulia era el General Santos Matute Gómez y Maracaibo estaba experimentando grandes cambios debido a una gran actividad comercial y cultural; comenzaba la explotación petrolera. En el hospital Chiquinquirá el día 19 de febrero de 1924 nace el hijo de Luis Fernández Morán y de Elena Villalobos; Humberto. En 1929, por desacuerdos con el gobierno de Gómez, la familia Fernández Morán se traslada a los Estados Unidos. En Nueva York el niño Humberto haría sus estudios de primaria hasta el año 1936, y con sus padres regresa a Maracaibo; después del fallecimiento del General Juan Vicente Gómez en diciembre del año 1935. Humberto Fernández Morán, continúa sus estudios en el Colegio Alemán. Al poco tiempo de su llegada un amigo de su padre lleva a casa los planos de una máquina que estaba paralizada en una cervecería de Maracaibo, para ver si él podía entenderlos pues estaban escrito en alemán, al día siguiente el chamo puso a funcionar la máquina. El dueño de la cervecería aprovecha aquello para decirles a sus amigos y trabajadores que en realidad quien habla 2 idiomas vale por dos. Con los años Humberto habla fluentemente 14 idiomas.

El año 1937 Fernández Morán fue enviado a estudiar su bachillerato en Alemania, pero algún tiempo después el joven no se adaptaba y escribía constantemente a su papá que quería regresar, su padre se negaba a traerlo y le escribía dándole ánimos para que soportara la soledad y la lejanía de su familia. Al transcurrir del tiempo el espíritu de Humberto Fernández Morán se va templando con la ayuda de la práctica deportiva, en su colegio llega a ser campeón de boxeo. Ya en plena guerra mundial Humberto se inscribe en una universidad en la ciudad de Múnich en la rama de medicina, para la época en Berlín, Heisemberg dirigía el Instituto Káiser Wilhelm e intentaba fisionar los átomos, al mismo tiempo que en los Estados Unidos Enrico Fermi, premio Nóbel de Física del año 1938. Es cuando comienza en diversos laboratorios el llamado PROYECTO MANHATTAN, el cual culminaría con la creación de la bomba atómica. En año 1944 en la Escuela de Medicina de la Universidad de Múnich, Humberto a la edad de 20 años de manos de un Rector, recibe el título de doctor en Medicina Summa Cum Laude. Un año después, en 1945, finalizaba la guerra en Europa y el joven regresa a su tierra, para el 4 de julio de ese mismo año tiene revalidado su título de Médico Summa Cum Laude en la Universidad Central de Venezuela.

Humberto se traslada a Maracaibo y comienza a trabajar en el hospital Psiquiátrico donde hacía leucotomías e inyecciones en los lóbulos prefrontales por vía transorbitaria en 25 pacientes. Poco tiempo después se marcha a la ciudad de Washington D.C., en los Estados Unidos, para especializarse en Neurología y Neuropatología con el Profesor Walter Freeman, y estando allí se acerca hasta la Universidad de Princeton, donde estaba el profesor Albert Einstein, y será el famoso científico quien recomienda al joven venezolano de 22 años que estudie en Suecia. Es así como el joven Humberto estaría en el Instituto Karolinska trabajando con el Profesor Tobjorn Caspersson, en el hospital Serafirmerlasseratet, junto al Profesor Heberto Olivercrona. Allí obtiene la Licenciatura en Biofísica y una Maestría en Biología Celular y Genética, luego se graduaría PhD en Biofísica en la Universidad de Estocolmo en 1951; cuando ya era Profesor Asociado del Instituto Karolinska. El año siguiente, 1952, es condecorado con la Orden de "Caballero de la Estrella Polar" por el Rey Gustavo Adolfo de Suecia. Para la época un médico amigo suyo le pregunta que hasta cuándo estaría en Europa y él responde: Seguiré por estos países buscando lo que me pertenece, y ello es prepararme para hacer el mayor bien, en lo posible, a mi patria. En 1953 regresa a Venezuela y el 27 de mayo se incorpora a la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales. El 25 de abril del año 1954, en Los Altos de Pipe, en el Estado Miranda, anuncia la construcción del Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales, IVNIC, hoy Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, IVIC, con más de 70 laboratorios de investigación localizados en 27 edificios; que ya para el año siguiente estaban construidos. En 1956 se instala el Reactor Nuclear, un avance en Latinoamérica que atrajo hasta Venezuela, bajo el auspicio de la Fundación Nóbel y la Sociedad Internacional de Neurología y Neurociencias, a muchos grandes científicos del mundo; varios premios Nóbel entre ellos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 926 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a238485.htmlCd0NV CAC = Y co = US