La enmarañada y gloriosa segunda Batalla de Carabobo (2/2)

Bueno, aquella caminata aventura por la ruta de los libertadores en la Batalla de Carabobo realizada el 24 de junio de 1821, me lleno el alma de orgullo de ser venezolano, como también la mente al comprender e imaginarme la valentía demostrada por aquellos hombres patriotas, y algunas mujeres, que sin mayor o ninguna preparación militar fueron capaces de vencer a un ejército español de hombres experimentados en las lides bélicas, y vencedores en decenas de batallas en los campos de Europa. Sí, sí, hay que convencerse que el venezolano es ingenioso, valiente y del tamaño del compromiso que se le presente al vencer obstáculos, aun aquellos de los cuales cualquier otra persona, de diferente nacionalidad, se persuadiría son situaciones insuperables para el ser humano.

De manera que al darse cuenta el comandante realista General La Torre de la maniobra de los republicanos, ordena al Batallón Burgos que marche al Norte a ocupar la altura hacia la cual se dirigían las Divisiones de los patriotas. Al llegar el Batallón español Burgos al área indicada, abrir fuego contra el Batallón Bravos de Apure, cabeza de la primera División, ya había cruzado el Riachuelo de Carabobo y trata de escalar la colina que lo llevaría a la parte plana de la sabana. Tan violento fue el contraataque del Burgos, que el Bravos de Apure tuvo que replegarse por dos veces, pero la situación cambió cuando una unidad que lo seguía, el Batallón Cazadores Británicos, se enfrenta al Burgos y lo obliga a retroceder. Por su parte, los Batallones españoles Infante y Hostalrich entran en auxilio del Burgos, pero el Bravos de Apure se une al Cazadores Británicos para reanudar el ataque, ayudado también por dos compañías del Batallón Tiradores. Para detener el repliegue de las unidades realistas que había producido la operación patriota, el General español La Torre envía los Batallones Príncipe, Barbastro e Infante y logran sostener la línea de combate, pero sólo por breve tiempo, pues el grueso de la caballería de la Primera División del Ejército Republicano entra por el Norte de la sabana. Con el fin de hacer frente a este nuevo ataque, La Torre ordena al Regimiento de Húsares de Fernando VII que se enfrente a la caballería patriota, pero aquella unidad se retira después de disparar sus carabinas.

Finalmente, al ser atacados los españoles de frente por la infantería y por la derecha por la caballería, los batallones realistas optaron por la retirada. Como último recurso, La Torre le ordena al Regimiento de los Lanceros del Rey que atacara a la caballería patriota, pero esta unidad no sólo desobedece la orden, sino que huye ante la fuerte embestida de las fuerzas republicanas. Al entrar la batalla en su fase final los patriotas inician una tenaz persecución del ejército español y ella se prolonga hasta la ciudad de Valencia. De los 4.279 efectivos españoles que participaron en la Batalla de Carabobo, los realistas perdieron dos oficiales superiores, 120 subalternos y 2.786 soldados. Por su parte, las bajas de los republicanos también fueron significantes. El resto del ejército realista, en franca derrota, termina refugiándose en Puerto Cabello. La Batalla de Carabobo del 24 de junio de 1821 le da la independencia definitiva a Venezuela, quedando solo en forma dispersas algunas unidades militares españolas.

Da vergüenza que todavía el gobierno nacional bolivariano, preocupado por resaltar nuestro pasado histórico independentista se haya descuidado en la creación de una oficina autorizada para solicitar a los hoteles, sobre todo en el Estado Carabobo, faciliten una amplia información al visitante con el propósito de entusiasmarle vaya al Campo de Carabobo, admire sus bellos monumentos y vea el cambio de la guardia de honor presidencial, integrada por húsares vestidos a la usanza de aquella época independentista, y que custodia con infinito celo la llama sagrada que permanece encendida en la tumba del soldado desconocido venezolano. Preocuparse el gobierno nacional, al menos porque el visitante en cualquier hotel de Venezuela pueda tomar en la recepción un tríptico alusivo a este inmortal campo, el cual fuere transitado por nuestros libertadores; y en donde cayeron muertos y heridos algunos de nuestros héroes. Por favor, que el gobierno bolivariano de Venezuela promocione inmediata y eficientemente la importancia del Campo de Carabobo, que haga un esfuerzo por interesar al visitante, nacional o extranjero, a nuestro Estado Carabobeño a recorrer aquellos lugares, y así, viendo en el sitio el visitante la majestuosidad del sector, se entere en detalles dlo grande que fue nuestra gesta independentista; sobre todo lo que corresponde a la Batalla que selló la independencia de nuestra patria. La Batalla de Carabobo de 1821.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1118 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a237203.htmlCd0NV CAC = Y co = US