Para culminar en una profunda reflexión (3/3)

Seguro que si a usted se le ocurre preguntarle a un joven, o adulto, cuales son los enunciados de este decálogo cristiano, muy probable es que al menos el 90% no lo sabrá decir, algunos responderán: No me acuerdo de todos, y habrá muchos que preguntarán ¿Y qué es eso? De tal manera que por considerar que esto es así, seguimos en nuestro empeño de hacer, por intermedio de estos escritos, recordar o enseñar estas cosas, tomando en consideración que los especialistas en teología no lo hacen con la frecuencia necesaria; especialmente los de la alta jerarquía sacerdotal. Bien, continuemos con el tesón por llegarles a nuestros semejantes.

NEGATIVO:

Las personas que no respetan los domingos como días para elevar una plegaria a Dios y tratar de acercarse más a Él, más temprano que tarde alguna vez se darán cuenta que debió hace tiempo haber venerado esos días y celebrado las fiestas dedicadas a Dios.

4. HONRAR A PADRE Y MADRE

Este decreto exige el respeto de los hijos para con sus padres y abuelos, así como también el respeto de los padres para con sus hijos. También implica este decreto que los estudiantes deben tratar con respeto a sus maestros y/o profesores; y viceversa. Los patrones deben respetar a sus trabajadores y los trabajadores guardar el respeto debido para con sus patrones o jefes. En general, todos nos debemos mutuo respeto.

POSITIVO:

Debemos amar y respetar a nuestros padres porque ellos nos dieron la vida, ellos se han esmerado en nuestra crianza, nos han dado educación, nos han hecho estudiar, en fin, ellos se han sacrificado por nosotros. Debemos honrar a nuestros padres porque Dios ha prometido grandes premios para quien los trate bien. Nuestros padres son únicos y nadie mejor en nuestras vidas que ellos.

NEGATIVO:

Hay hijos que desobedecen gravemente a sus padres y hasta los desprecian, no les demuestran amor, los insultan o los tratan con palabras irrespetuosas haciéndolos sufrir y tampoco los ayudan cuando están necesitados. Hay personas que dejan abandonados a sus padres o se avergüenzan de ellos y hoy existen algunos hijos tan perversos que llegan al punto de asesinarlos. Debemos estar conscientes que todo lo que hagamos en esta vida con el tiempo se nos devolverá.

Pecamos cuando discutimos o peleamos con nuestros hermanos, les tenemos envidia o simplemente les damos mal ejemplo. Cuando no tratamos bien a nuestros hijos, no les damos un buen ejemplo como padres y no los educamos para cuando mayores sean buenos ciudadanos y útiles a la patria.

Y cuando no tomamos en serio el amor matrimonial que le debemos a nuestro cónyuge.

5. NO MATARÁS

Este precepto se refiere al peor de los pecados que un ser humano puede cometer. Sin embargo, hoy muchas personas lo hacen con tal frecuencia que parecen les ocasionan diversión.

POSITIVO:

Todo el mundo tiene derecho a la vida y la debemos respetar, ya que Dios es el único dueño de ésta y Él solo es quien puede quitarla. Respetando la vida de las personas generamos respeto y paz en el mundo. La vida humana es el don mayor que Dios nos concede y nadie tiene derecho de despojarnos de ella.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 648 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a236752.htmlCd0NV CAC = Y co = US