Análisis y opinión

Los equívocos del Psuv y del gobierno

Escribo este artículo inspirado por uno de Frei Betto publicado hoy por Aporrea. Y como él, me sumo a los venezolanos militantes del proceso bolivariano que hacemos autocrítica permanente a las acciones, omisiones y desviaciones que han sido frecuentes en estos últimos diez años y cometidos muy especialmente, por debilidad de conciencia, de madurez y de formación política.

Errores fundamentales en: 1) la orientación de la Política Económica, en buena medida a consecuencia de la indefinición de una Economía Política clara, precisa, que oriente el rumbo de las Políticas Públicas que deben y tienen que asumir quienes tienen la responsabilidad de manejar las riendas del Estado.

2) El craso error de no instrumentar en su debida oportunidad la formación de los cuadros políticos, necesarios ellos para guiar racional y conscientemente los pasos a seguir por el pueblo organizado para poner a caminar por derroteros ciertos, firmes, seguros, todas y cada una de las etapas señaladas una y otra vez, corregidas mediante los mensajes de los Aló Presidente, de los Golpes de Timón, de la necesidad de las 3R y de las 3R2, del Plan Bolívar 2000, del Plan Nacional Simón Bolívar 2007-2013, del Plan de la Patria 2013-2019. Recordamos como si fuera hoy, un evento realizado en el Auditorio "Gastón Parra Luzardo" del BCV en Maracaibo, una pregunta que se le hizo al dirigente Psuvista que tuvo a su cargo la ponencia central del evento referente a qué había pasado con la paralización de la Escuela de Cuadros. Su respuesta fue que había sido suspendida por órdenes de arriba. Arriba de él sólo estaban en ese momento Maduro y Diosdado.

3) Otro error político imperdonable: la institucionalización de la "dedocracia", para la designación de voceros, delegados, candidatos de representación popular, funcionarios para cargos de responsabilidad en la administración pública donde coexiste cualquier cantidad de infiltrados, práctica ésta que ha detonado la corruptela política a todos los niveles del autodenominado "chavismo", donde los rojitos por fuera y camaleones por dentro han hecho su agosto.

4) No confiar en los técnicos y profesionales formados en nuestras universidades nacionales para asumir cargos de responsabilidad en instituciones claves del Estado venezolano. El "enroque" es, a la vez que una práctica perniciosa en el ejercicio del gobierno, una falta de respeto al gentilicio de los venezolanos, ávidos de demostrar su competencia, eficiencia y honradez al frente de las responsabilidades para las que fueron formados en nuestros institutos de educación superior. De ellos hay por centenares, quizás por miles, en todo el territorio nacional.

5) Una y otra y otra vez llamamos a los empresarios parásitos, golpistas, golfistas, paradisíacos –por lo de paraísos fiscales-, "rojitos" de dudosa estirpe, asesores internacionales que nada saben de los problemas ciertos del país que cobran generosamente en dólares, mientras pulcros y reputados académicos, profesionales y técnicos criollos, criollitos, vegetan en las universidades y centros de investigación esperando la oportunidad de poner en ejecución los conocimientos adquiridos al servicio de todos los venezolanos.

Nunca desde que existimos como República se ha atendido en Venezuela a los sectores más necesitados del país para que reciban aunque fuere una pequeña porción de la renta petrolera. Mientras la oligarquía petrolera ha disfrutado de ésta desde los tiempos de Gómez, sólo un grupo de venezolanos privilegiados la habían disfrutado, y con creces.

Es imposible negar los beneficios que han recibido centenares de miles, podemos asegurar que millones de venezolanos y residentes en provenientes de otros países, se han beneficiado con las políticas sociales en estos últimos 17 años. El abatimiento del analfabetismo, las misiones Ribas y Sucre, la misión Barrio Adentro, los CDI, La Misión Gran Vivienda Venezuela, Barrio Tricolor, Madres del Barrio, Alimentación, Barrio Adentro Deportivo, Hijos de Venezuela, Negra Hipólita, Cultura, Fundación Musical Simón Bolívar, han llevado pedacitos de renta petrolera a todos los rincones de la patria.

Por todo ello, es imperdonable que por mantener un grupito de aduladores "pingüinos", burócratas en todos los anillos del gobierno, estemos en riesgo de perder la gran oportunidad que hemos tenido gracias al valeroso y voluntarioso pueblo de Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1128 veces.



César Eulogio Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a235070.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO