¿Eso es normal?

¿Qué está pasando aquí en Venezuela?

¿Será normal?

Cada día se escucha de alguien que fue asesinado durante un robo --- una victima inocente --- sea en su propia casa al ser invadido y secuestrado por delincuentes asesinos, o en su carro, o en las calles, de día, en la tarde, de noche, en cualquier momento.

Más y más gente está siendo secuestrada por muy peligrosos delincuentes para quitarles dinero, pero ahora el modus operandi parece ser no solo de quitarles su dinero a las victimas, pero sino también sus vidas, como si estuviéramos en el oeste salvaje de hace 200 años atrás en EEUU, o como si estuviéramos en una guerra, donde la vida no vale absolutamente nada.

Existen muchísimas razones por este increíble y descarado aumento en la violencia criminal contra victimas inocentes en Venezuela, entre ellas el hecho de que como sociedad pareciera que no queremos cambiar ciertas nefastas costumbres sociales, las cuales desafortunadamente transmitimos, quisiéramoslo o no, a nuestros hijos.

¿Cuales son algunas de estas nefastas costumbres?

Una de ellas es que aquí en Venezuela existen un montón de palabras para describir el robo --- lo cual es un crimen muy serio en muchos países del mundo, pero no aquí ---, palabras como estafar, quitar, hurtar, atracar, sisar, despojar, desvalijar, defraudar, usurpar, malversar, sustraer, prestar, o el hurto, o el desfalco, o la malversación por ejemplo.

Pero la verdadera realidad es que el robo es simplemente el robo.

El robo es un crimen grave contra el prójimo, no importa la palabra que se utilice para tratar de disminuir su efecto negativo. Muy simplemente, y muy claramente, de cualquier manera que uno aborde el tema, si un director corrupto o un profesional de alguna institución "sustrae" materiales o equipamiento de las instalaciones del gobierno, entonces esa persona ha cometido un robo, entonces claramente es UN LADRON, y un ladrón es un delincuente, y un delincuente es un criminal, como cualquier otro criminal que le roba a alguien en la calle, en la casa, o en cualquier otro lugar.

Tenemos la muy mala costumbre social de pensar que el robo a veces no es tan feo, ni tan malo, pero la verdad es otra.

En nuestra sociedad, a todos los niveles sociales, no solamente dentro de la población pobre, nuestros niños ven a diario a tíos, tías, padres y madres, abuelos, primos y primas que roban de diferentes maneras, y nunca van presos.

Ven sus teléfonos inteligentes, sus carros de lujo, y van a sus fiestas, y los niños crecen pensando que todo eso es perfectamente normal.

Es más muchos de esos familiares que roban son policías, o guardias, o funcionarios públicos que siempre andan robando al que puedan robar, descaradamente, sin ninguna conciencia social, y a veces a mano armada.

Bueno, obviamente, poco a poco los niños aprenden desde sus propias casas que es mucho más fácil, y más lucrativo robar que trabajar, y aun más fácil cuando uno porta una arma de fuego.

Le pregunté a una muchacha un día, por qué ella estaba estudiando para ser policía, y ella, frente a su madre, me respondió, "Porque es más fácil robar," y su propia madre no le dijo no pió, nada, nada de vergüenza.

¿Eso es normal?

Y otra cosa, todos se quejan del alto nivel de inseguridad ciudadana, de la violencia, pero nadie está dispuesto a lanzar sus televisores a la basura, sabiendo perfectamente que uno de los principales factores del aumento de la criminalidad, no solo en Venezuela, pero casi a nivel mundial, es la programación que es transmitida todos los días a los maleables cerebros de nuestros niños.

¿Qué ven nuestros niños todos los días en la televisión?

Bueno, creo que todos lo sabemos, ven torturadores con cuchillos, hachas y pistolas, con hojillas o cuerdas, ven a los torturados, a psicópatas descuartizando a sus victimas con serruchos eléctricos, a hombres armados violando a mujeres y a niños, ven drogadictos con pistolas en sus chalecos, a secuestradores con ametralladoras y granadas, a extorsionadores con rifles, a jóvenes armados, atracando a viejos en las calles …

¿Eso es normal?

oscarheck111@yahoo.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2274 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a234739.htmlCd0NV CAC = Y co = US