En qué país vivimos




Por estas calles de Dios, me llevan mis pasos. Hoy, necesitaba comprar unas cosillas, tonterías pues hombre mayor sin pensión ni trabajo no puede comprar mucho……vivo de la caridad de mi familia, no tengo pensión ni tarjeta de alimentación, no se la razón aunque me las imagino.

Bueno esos son otros López dirán ustedes, necesito comprar pan, de canilla, “el más barato” me dirijo a Pamil en el Km 21 de El Junquito y me encuentro que no hay canillas pero si un pan lindo como las canillas de antes, las de ahora parecen una longaniza. Dicho pan gallego que no es relleno ni que ocho cuartos vale Bs. 500 cada canilla, ¡pero canilla non hay!

Sigo mi peregrinar y paro en otra panadería por el km 17 Panadería Golfeado 106 C.A. veo una cola de los mil demonios, es para comprar pan, hago mi cola a pesar de mi edad dorada y mi bastón, pero camina rápido, las dos canillas aquí cuestan Bs 360, “es más aceptable el precio” en la cola me encuentro con un marchante y le digo que cosas tiene la vida en un país tan inmensamente rico, nos esconden la comida, le ponen el precio que quieren y nadie dice nada, nos aguantamos, cual los mismos pendejos. En mis tiempos de niño, allá por los años 50 los precios eran otros muy distintos. Recuerdo cuando mamá pagaba por un quilo de tomates manzanos 1,50, yo compraba un 7up por un mediecito, y veía una peli los domingos por Bs 1, en el cine Río, pero eran otros tiempos. Me interrumpe un marchante con claro acento extranjero sureño, pero que no pude distinguir al momento. Escuche lo que están hablando, me dice: soy chileno, y agrega ustedes tienen el alma envenenada. Sí le digo, ¿por no dejarnos pisar por los explotadores de siempre? Esta es una guerra de clases, agrego de explotados que no se quieren dejar pisar por los explotadores. Por eso nos asesinaron al líder a Chávez, y sabían muy bien lo que hacían, ya que pueblo sin líder no hace revolución.

Me dice yo soy chileno, a todo esto ni el nombre me ha dicho, lo llama su hijo que está en la cola papá vente. Apenas pude contarle lo de mi amigo el chileno que defendió allende hasta que se le agotaron los cartuchos en el Ministerio del trabajo, lo agarraron preso, un capitán de carabineros lo reconoce y lo llama: tu eres hijo de fulano le pregunta, el dice si, bueno le dice el capitán, tu padre fue mi profesor, te tienen aquí para matarte, pero esta noche te voy a dar una oportunidad para salvar tu vida, lo hago por tu padre, pero si te agarran no te conozco….sin saber si era una trampa o no Osvaldo que así se llama mi amigo, escapa esa noche del penal y logra refugio en un convento, donde se enamora de una novicia, que luego se casa con él, logra pasar a la Argentina, de allí pasa a Bolivia y Colombia, llegando a Venezuela donde hoy reside con nosotros, es un gran amigo todo un cristiano practicante, con el aprendí mucho de la Biblia de la Vida de Cristo. El verdadero Cristo, no el que nos venden. Con él conocí a Domingo Riera, el que fue por años párroco de la iglesia de Petare.

Sí me dice el marchante de la cola, soy chileno, vine a Venezuela cuando Chávez, pero hoy ustedes los venezolanos me repite tienen el alma envenenada, si le digo nos han envenenado el alma. Quieren hacer como en Chile, pero aún no encuentran un Pinochet que les haga el trabajo. No hay agua potable en los abastos preguntamos por unas pequeñas garrafitas de agua y nos piden Bs: 1.000 que espanto.

Hablan en la cola dos chamos, mientras espero por el pan y escucho…: no por esa carretera nueva Mamera-El Junquito no se puede circular esta llena de ladrones, te roban desde la moto hasta la bicicleta, ni hablar de los carros, de noche es una ruleta rusa, se han robado hasta las baterías de las lámparas solares que iluminaban la carretera.

Y me acuerdo de aquella estrofa escrita por no se ya cual poeta que reza así. En que país vivimos: Pues señor, estamos mal, vivir así no es posible, aumenta de un modo horrible la crónica criminal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1873 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor