Análisis Estratégico de la Coyuntura de cara al 1 de Septiembre de 2016 (I)

En mi último artículo, señalé que trataría de dar algunas aproximaciones sobre la estrategia de alto impacto que está desarrollando el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro (y de ahí el marco de referencia de sus últimas decisiones adoptadas), porque como lo señalé en dicho artículo, no sólo basta con decir que es lo que está pasando, cosa que ya muchos articulistas y analistas hacen casi que cotidianamente, lo cual es bueno, más no suficiente, porque además del diagnóstico de la situación que hay que realizar, en estos momentos se requieren recomendaciones, propuestas, tanto para los decisores de nuestro país como para nuestro pueblo. Se trata de que en estos momentos podamos responder la pregunta: ¿Como resolver los problemas que hoy vivimos? O en su defecto, decir lo que se debe precisar y saber para consultar otras fuentes, otros actores, otros análisis que permitan realizar una síntesis que permita determinar las soluciones o los planes de acción y las estrategias a seguir.

Y de ahí me parece fundamental que en estos momentos hay que contextualizar las cosas. Marcar terreno y abrir cauce. Y como lo he señalado en mis últimas intervenciones con colectivos y hasta públicas: No estamos en estos momentos en Venezuela ni en el mejor de los escenarios, pero tampoco estamos en el peor. Nos manejamos en estos momentos en Venezuela de profunda complejidad, que nos obliga a redefinir los marcos de los análisis en diversos órdenes.

Sin duda, y de acuerdo al pulso que he podido registrar en estos últimos días en las calles de Caracas, e imagino que en buena medida en el país todo, hay muchas expectativas, la mayoría que rayan entre la incertidumbre y la angustia, sobre lo que puede suceder el próximo jueves 1 de septiembre, donde la derecha venezolana ha convocado una movilización hacia el Poder Electoral, para exigir la realización del referendo revocatorio, en abierto desacato a la sentencia de la Corte Segunda de lo Contencioso Administrativo, quien a través de un amparo interpuesto por empleados del CNE, prohibió cualquier manifestación en cualquiera de las sedes del Poder Electoral dentro de la geografía nacional.

Es más que evidente la agenda y la estrategia de la derecha de generar hechos violentos. Pero la labor autoimpuesta por este servidor que esto escribe, es tratar de dar elementos, una especie de matriz FODA o DOFA, porque no es menos cierto también, que la Revolución y Maduro están desarrollando una estrategia y un juego político, que pocos se han dado cuenta, y pocos destacan.

Pero como nos estamos manejando en teorías de la complejidad, necesario es ubicarnos en algunos contextos. Por ello, me veo en la obligación de desarrollar estos tópicos en varias entregas, y esta será la primera.

En estos momentos se trata de que podamos responder algunas preguntas como: ¿Cuál es el sujeto de la revolución en estos momentos? ¿Cualés deben ser sus actitudes? ¿Cualés sus valores? Y sobre todo: ¿Cuáles son sus acciones que tributen a la transformación de la sociedad?

Hay que tener muy claro acerca de la hegemonía que estamos disputando en estos momentos. Porque en estos momentos, se van a atizar aún más las contradicciones. Ya lo he expresado en artículos anteriores.

Hace algunos días, el ex- Fiscal General de la República, ex constituyentista y ex vicepresidente ejecutivo, Isaías Rodríguez, concedió una entrevista que lo ubicó como centro de atención. Tan es así, que Rafael Poleo, agente de la CIA convicto y confeso, le dedicó un titular en su bodrio "El Nuevo País" con la siguiente interrogante: "¿Se volteó Isaías?"

Pues bien, esto es tan peligroso, puesto que este titular y algunas cosas que señalo Isaias, por su ambigüedad, permiten que sean fácilmente descontextualizadas. Y titulares como el que plantea Poleo, es lo que queda para el común de la gente, y eso en estos momentos es extremadamente peligroso.

Y es peligroso porque de alguna manera, siembra dudas y ataca el liderazgo del Presidente Nicolás Maduro. Y en estos tiempos de asedio y ataques a la Revolución, nuclearse en base a un mando único es fundamental.

Además, el compa Isaías Rodríguez obvia algunas particularidades y algunos contextos, puesto que no es lo mismo observar la realidad venezolana desde Italia, donde es nuestro embajador, que observarla desde dentro de nuestro país caribeño. Donde alguien realiza señalamientos en tu contra, y que necesariamente hay que responder por aquello de que "quien calla, otorga". Esto hay que tomarlo muy en cuenta.

Pero tampoco hay que descalificar toda la declaración de Isaías Rodríguez, porque hay elementos rescatables. Solamente, que hay que destacar que había en este camarada algo desde atrás que venía impulsándose, y lo soltó en estos momentos. El impacto de estas declaraciones lo iremos observando con el transcurrir de los días.

Pero volviendo a nuestro objetivo central. Observo a través de diferentes fuentes un cúmulo de informaciones, de análisis, de diagnósticos muy buenos, bien interesantes, pero hay una interrogante que la mayoría de ellos no responden a una pregunta fundamental que debemos hacernos en este momento crítico, si se quiere: ¿Que hacen los decisores o que hace el Poder Popular con toda esa información? ¿Se han elaborado planes de acción o se han definido estrategias? Y si las estrategias o planes de acción existen: ¿Se han venido implementando? ¿Cuál ha sido su efectividad o impacto de las mismas?

En estos momentos hay que hilar muy fino y tener mucho cuidado, porque el análisis está distorsionado porque todo el mundo está diciendo solamente lo que "va a pasar"o puede pasar. Pero no se están haciendo los análisis de las estrategias de las decisiones políticas adoptadas por el Alto Mando de la Revolución, del seguimiento de la opinión pública, de como ciertas y determinadas decisiones y acciones están modificando el escenario, para poder hacer luego pronósticos más ajustados a la realidad.

Esto lo sostengo, y me disculpan la alusión en primera persona, porque lo que se observa en la calle de acuerdo a lo que expresa el común de la gente es el escenario caótico. Por supuesto, esto es así porque es el más fácil de determinar, además que los medios de difusión y propaganda de la derecha han trabajado muy bien el tema de la incertidumbre y la desesperanza.

Voy a permitirme tratar de explicar esto mediante un ejemplo: La derecha, como si fuera un médico, tiene 17 años señalando que hay un enfermo (el país) que está de "pronóstico reservado". Y en estos momentos, hay una "junta médica (analistas, tanto de la derecha, como algunos "nuestros") que coinciden con esta afirmación. Pues bien, han errado en sus apreciaciones, puesto que los pronósticos reservados en estos momentos no sirven.

En estos momentos hay que redefinir los marcos de análisis, para poder descifrar correctamente el juego de la derecha y los actores políticos en esta coyuntura. También responder a la interrogante de: ¿Como manejar el discurso del Presidente Maduro en estos momentos? Y otros elementos semánticos y semióticos del mismo. Porque algunos realmente no están haciendo este trabajo.

Hay que tener una rigurosa y verdadera metodología para el análisis de los actores, el papel y los niveles de influencia que están jugando en estos momentos. Lo reitero, no podemos quedarnos solo en la determinación del escenario caótico.

Hay que también responder preguntas, y determinar como las jugadas políticas del Ejecutivo Nacional están cambiando el escenario, para poder participar en el "juego político" o "juego de poder" que hay en estos momentos en Venezuela. O en su defecto, preguntarnos o si es no conveniente no participar en ese juego político o en ciertas acciones, porque se neutralizó la acción, o se neutralizaron las acciones.

También estamos en la obligación de tratar de responder a una interrogante que me parece fundamental: ¿Por qué hay sujetos que no se persuaden? ¿Por qué hay sujetos que no podemos convencer y ganarlos para nuestra lucha revolucionaria?

Seguramente usted amigo o amiga que me lee, no entenderá muchas cosas que acabo de señalar. No se preocupe, recuerde que este artículo se hará en varias entregas. Esta simplemente servirá como marco teórico para los hechos, para los planteamientos y para algunas ideas y propuestas que esbozaré en las próximas que a continuación se van a desarrollar. Esto se hará desde el punto de vista estratégico, para que luego, y a los que le corresponde, puedan desarrollar las tácticas correspondientes.

Pero para culminar esta primera aproximación, lo haré con una afirmación dura, pero necesaria: En estos momentos, algunos analistas supuestamente nuestros y con una visión "crítica", realizan análisis aburridores y que no están llegando a nuestro pueblo. Estamos todos los que generamos y modelamos la opinión pública, tener mayor creatividad y profundidad en los mismos.

Y de ahí la primera propuesta que me permito formular: Debemos superar los análisis negativos que hay en estos momentos en contra de la Revolución Bolivariana, que le hacen juego a la contrarrevolución, que contribuyen a la depresión colectiva, y pasar a un análisis en su justo contexto y propositivo, que es lo que está esperando el Pueblo y la dirección política de este proceso revolucionario.

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3117 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a233045.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO