Ni el primero ni el segundo

Para nadie es un secreto que la oposición venezolana, conformada por los partidos políticos y grupos fascistas de la extrema derecha, los paramilitares y algunos sacerdotes del Opus Dei, preparan una celada para el primero de septiembre, donde pretenden regar de sangre las calles de Venezuela, asesinando a cientos de venezolanos, tal vez mujeres y hombres, que serian victimas del odio extremo expresado por todas esas miserables y detestables corrientes opositoras al gobierno revolucionario. De verdad, no exagero al hacer esta afirmación, porque sabemos y conocemos del carácter violento de esa clase político-fascista-paramilitar, que ya ha mostrado conductas asesinas y antidemocráticas.

Es posible que ya tengan preparado todo eso y vuelvan a causarle el dolor a las familias venezolanas, tal como lo hicieron el 11 y 12 de abril del año 2002, en las guarimbas del 2004 y el 2014, cuando sus bandas y grupos fascistas asesinaron a muchos venezolanos y venezolanas, inclusive a sus propios seguidores, que cayeron abatidos por las balas disparadas por francotiradores contratados por los líderes de la oposición.

Pensar que eso pudiera ocurrir nuevamente causa mucha tristeza, sobre todo porque no importa el dolor ni la vida para la oposición, pues el ansia de poder les corrompe el corazón y la mente. Así con ese pensamiento perverso y esa práctica dañina han actuado en el escenario político venezolano en los últimos diecisiete años, pero aún así no han podido ni podrán lograr su cometido. No pudieron en el primer golpe del 11 de abril del 2002, ni en las replicas que siguieron con el paro petrolero, ni con las guarimbas del 2004 y 2014; donde la revolución ha salido fortalecida tras cada evento. Tampoco podrán con este segundo golpe que tienen programado para este 1 de septiembre, donde también serán derrotados por el pueblo revolucionario y chavista.

El chavismo no es un cuento de riachuelos, sino que es una impetuosa corriente impregnada de una tremenda carga ideológica y sustentada en el pensamiento político y revolucionario de Hugo Chávez Frías, quien reconstruyó el sentido de patria que andaba perdido en los laberintos de la falsa democracia puntofijista. Fue Chávez quien despertó este pueblo y hoy andamos activos en conciencia y acción, dispuestos a dar la lucha para defender lo que nos dejó el Comandante. Debemos estar preparados, porque la pelea es peleando y si hay que luchar, entonces estemos preparados para hacerle morder el polvo de la derrota a los opositores.

Hay que enfrentarlos en su propio terreno. De naturaleza la oposición es cobarde y llorona. Hasta ahora ninguna de sus acciones montadas sobre ruedas de mentiras les ha funcionado y han tenido que rodar cuesta abajo. Así van a rodar el 1 de septiembre si se atrevieran a desafiar las fuerzas del chavismo. Ellos pueden hacer sus marchas, sus orgias, sus pataletas de llanto a moco tendido, pero no pueden quebrantar la ley de la convivencia democrática. Si de verdad pasan las raya, el gobierno, las Fuerzas Armadas y el pueblo venezolano están en el deber y la obligación de someterlos por todos los medios constitucionales. No pudieron con el primer golpe, tampoco podrán con el segundo. La revolución es una fuerza y será defendida. ¡Lo juramos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1149 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a232845.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO