Metamorfosis

(Es una fábula: Cualquier semejanza es pura concidencia)

Ya no hablo con humildad, me dirijo a mis hermanos con un acento prepotente de desclasado creído; me alejé del campesino común que tenía sueños de PATRIA, y un día salió de su pueblo a buscar lo que la falsa democracia nos había robado; lo hice con el juramento católico de regresar para seguir construyendo y con el poder afianzar la revolución en tierranoble.

Era la esperanza de los que quedaron en LUCHA, los mismos que batallamos y crecimos juntos; camaradas que interactuamos por el caserío y creían que este prototipo de revolucionario, iba a ser alguien de envergadura.

Me fui tras la fórmula señalada por el profeta; que llegó un día a proponer lleno de esperanza, por donde era el rumbo y lo seguí, porque era elegido para aportar.

Salí con la promesa de volver a involucrarme y compartir responsabilidades con el PUEBLO, para cumplir la palabra empeñada.

Ahora mis hermanos, tratando de entender mi actitud se preguntan ¿que pasó?

Cuando volví hecho seudolíder, empecé a cambiar la forma como me fui; sin embargo el poder y la prepotencia me habían estafado la humildad.Tanto que un día la inconsistencia se apoderó de mí; empecé a sufrir la metamorfosis que produce la inestabilidad ideológica y a convertirme en un patán; caminando como si fuera un vaquero de esos western que mataban indios en las películas norteamericanas; ese detalle empezó a notarse hasta en mi forma de actuar, todo lo contrario de cuando salí del PUEBLO.

Mi abuelo con la esperanza ciada, me dijo un día: ¡Eso no fue lo que criamos! Tu cuerpo ya no es apacible; pareces un mastodonte pisando todo,con una voz engolada sin humildad, pegando gritos altisonantes en todas las conversaciones; ya no hablas de nosotros; el individualismo lo muestras sin esconder nada y una pose de galán de telenovela barata, esconde la capacidad de líder que en otros tiempo mostraste.

Sin embargo mis camaradas me esperaban porque era un encargo, una promesa del PUEBLO, que a pesar de mi arrogancia seguían manteniendo.

No quise entender a la humildad que dejé en espera y me fui deslizando en el poder con la esperanza que les robé; sin saber que tenían otra. Y era que en mi soberbia entendiera y corrigiera mi actitud, porque era un error: qué volviera a tierranoble para encontrarnos, porque aún todos creen, que PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1434 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a231070.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO