La Columna del Guerrillero

Precios tumba gobierno

Todos estamos de acuerdo con la creación de la GRAN MISION ABASTECIMIENTO SOBERANO, que la misma este dedicada a combatir la guerra económica en todas su expresiones.

Es de suponer que toda cosa nueva está sujeta a su perfeccionamiento, más en este caso que el fenómeno al cual se enfrenta es un monstruo de mil cabezas.

Por lo tanto los dolientes de esta situación estamos obligados a sugerir ideas que estén orientadas introducir cualquier elemento que consideremos que no se incorporó en el nacimiento de esta importante Misión.

De allí mi interés como ciudadano de a pie de proponer al gobierno, que en la aplicación de las medidas destinadas a atacar el BACHAQUERISMO, se contemple atacar la fuente primaria que abastece a los que conforman el ejército de detallistas.

EJEMPLO, aquellos mayoristas que operan en los mercados al mayor, entre ellos el MERCADO MAYOR DE COCHE, QUINTA CRESPO, MARACAY, VALENCIA, MERCABAR, PUERTO LA CRUZ, espacios tomados por las grandes empresas productoras para almacenar el 80 % de su producción.

El origen de estos mercados mayoristas, fue para abastecer al comercio formal establecido, constituidos por los abastos, bodegas y pequeños comerciantes detallistas, pero que a raíz de la guerra económica se convirtieron en la punta de lanza de los grupos opositores, para atacar las políticas económicas del gobierno.

Los operadores de esos mercados, se transformaron en agentes de la conspiración contra el gobierno de Nicolás Maduro, convirtiendo sus espacios en centros de acaparamiento para escasear los productos y abastecedores de la red de bachaqueros, que constituyen su punto y circulo.

De allí la necesidad que tiene el gobierno de escudriñar en lo más profundo, para sacar de raíz este mal, que progresivamente viene contagiando totalmente el cuerpo de la sociedad venezolana,

Ya es normal que todo el mundo civil y militar se monte en el tren del rebusque diario, por donde uno mete la cabeza se encuentra con este fenómeno.

Esta conducta ha derivado en una suerte de impunidad donde cada comerciante, coloca el precio que le da la gana a los productos que expende al público.

El pueblo consumidor se encuentra en este momento indefenso, frente a esta conducta especulativa a quien nadie pone freno, lo cual conduce a una situación sumamente peligrosa, ya que corremos el riesgo que nuestra población entre en un estado de resignación, en aguantar callado, pero con una carga de reconcomio contra todo lo que le rodea.

Este malestar que se observa en la población, hace que el gobierno no se debe conformar con aplicar medidas represivas, de control y seguimiento y con que LOS CLAP lleven cada cierto tiempo una bolsa de comida a determinadas comunidades, cuya acción en situaciones críticas como la que estamos viviendo pueden ser objeto de críticas, lo que se quiere es que el gobierno asuma la gobernanza en su justa dimensión, y comience por darle un parao en seco a esta voracidad capitalista que ha permeado hasta la insensibilidad del mismo gobierno al permitir como normal que una canilla de pan cueste hoy 240 Bs, un plátano 500 , un kilo de ñame 1400 , un kilo de cambur 1200 ,un kilo de yuca 1200 , o que un kilo de cilantro, cebollín, ajo porro, 4500 el kilo, que una panela de papelón cueste 3000, un kilo de 5000,un kilo de ocumo chino 2000,un kilo de pasta 3200, un kilo de pollo 2400,un kilo de carne 4500,un kilo de queso 4500.

Presidente Maduro, todo su esfuerzo en mejorar el salario del trabajador y de los pensionados han sido pulverizado por esta escala indetenible de los precios, y no estamos hablando de los precios que implantaron los bachaqueros, me estoy refiriendo a los precios que están a la vista en los comercios formales. Donde acude la mayoría de la población, o sea la que no es asistida por los clap.

De tal manera que se impone una medida que no está contemplada en la Gran Misión Abastecimiento Soberano.

Se trata de un decreto que haga retroceder estos precios a su justa aplicación, para que el pueblo mayoritario sienta los efectos verdaderos de esta gran misión, toda vez que podemos hablar de acaparamiento, escases, bachaqueros, pero si los productos sustitutivos de los que no se encuentran producto de la guerra económica, no retornan a la normalidad, para que el pueblo tenga acceso a los mismos, la popularidad o el apoyo que el gobierno pueda obtener con la aplicación de la gran Misión Abastecimiento Soberano, también serán pulverizados por el descontento de la gente, toda vez que ya no le están dejando alimentos alternativos que consumir por los elevadísimos precios que tienen. Situacion que se traduce en poca alimentación en una importante porción de venezolanos. Y POR NADA ESTOY EXAGERANDO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3878 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a230955.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO