Comentario del Art. M.Keynes: Entre lo paradigmàtico y el apego al orden

Comentario del Art. http://www.aporrea.org/ideologia/a230421.html

Más decantaciones en el chavismo. Ya no se quietan las caretas, se desnudan impúdicamente.

Artículos como el de nuestra entrega de hoy nos permite hacer aclaratorias importantes sobre la necesidad de acelerar las decantaciones de esa ingente masa de variopintos chavistas que poblaron de rojo las mesas electorales y dieron la contundente y trascendente Primera victoria del Presidente Hugo R. Chávez F.

Respetamos las apreciaciones del Economista autor del Artículo del presente comentario, pero no podemos compartírselas. Es que, en nuestro modesto criterio, todo "Economista" que se precie de tal y resulte halagüeño de un tarifado de la burguesía anticomunista, valga el pleonasmo, como Paul Samuelson[1], es de todo menos marxista, de todo menos izquierdista.

En lenguaje científico marxiano, a tales profesionales se les conoce como Economistas vulgares o prostituyentes de los Clásicos, de quienes, a su vez, fueron descalificados o SUPERADOS por Carlos Marx, un científico e investigador eficaz que no por eso dejó de considerarles sus aportes en materia de evolución de la ciencia de la Economía Política.

La crítica de Marx puso los puntos sobre la íes y los más pesados dedos sobre las úlceras de la Crítica Vulgar, marginalista y especulativa sobre esta ciencia. Como quiera que el capitalismo ha seguido su curso posmarxiano, también los economistas vulgares siguen actuando y defendiendo los criterios burgueses sobre las técnicas económicas.

La mediática literaria económica, burguesa y muy derechista y apologética, envuelve a Carlos Marx con el cognomento de clásico para confundir a incautos e intelectuales de bajo nivel de soberanía profesional.

Asimismo quienes loen y compartan criterios keynesianos, tabla improvisada y transitoria para salvar o alargarle la vida al cvapitalistamo decadente con muchas décadas en fase imperialista o terminal, se hallan en la misma acera de la derecha política, aunque así no lo sientan.

El keynesianismo o injerencismo-intervencionismo del Estado en favor de los burgueses, no para proteger al trabajador de ellos-les ha permitido a los empresarios parasitarios y rentistas-caso venezolano, entre muchos otros-desangrar al Estado con las consejas para, lejos de volcar su Presupuesto Público sobre la población en general, lo hagan a través de falsos empresarios que ahora se hallan perfectamente desnudos y sin las caretas con las que se ha venido disfrazando.

La hemorragia de dólares baratos entregados a la burguesía "industrial" por el Planificador que ejerció como tal durante el mandato del Presidente Chávez es ejemplo palmario de ese keynesianismo proburgués y antiprotelario por excelencia.

 


 

[1] Véase, ACADEMIA DE CIENCIAS DE LA URSS, Revista Trimestral, Moscú, 1980, P. 217. Este nobelado pretendió echar por tierra la primera y hasta ahora única versión científica de la Macroeconomía Capitalista. Lo hizo con la introducción o hallazgo de la importante y determinante categoría de los precios de producción que todavía siguen siendo negados, ignorados o borrados-como lo hizo este apologista del capitalismo, Paul Samuelson.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1087 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: