Deberían irse a vivir a Canadá y dejarnos tranquilos en nuestro paraíso

Entre otras cosas, existe un fenómeno muy extraño e interesante aquí en Venezuela.

Al abrir mi boca, la gran mayoría de los venezolanos y las venezolanas se dan cuenta que no soy "venezolano" --- aunque lo soy por naturalización --- ya que no pronuncio las palabras como ellos, por ejemplo no corto el final de las palabras, y diferentemente a ellos sí pronuncio la "s" al final de las palabras.

Por ejemplo, aquí en Venezuela, cuando uno dice:

"Me voy para Maracaibo," a menudo suena como, "Me voy pa’ Maracai …"

Cortan el final de la palabra.

O cuando dicen, "Somos muchos los que vamos a las fiestas," eso suena más como:

"Somo mucho lo que vamo a la fieta,"

… o algo así.

Desaparecen la "s" al final de las palabras.

Bueno, en base a que no hablo como un "verdadero" venezolano, lo que me pasa a menudo aquí en Venezuela es lo siguiente:

- Ah, usted no es de aquí, ¿verdad?

- Bueno, no.

- Usted es extranjero, ¿verdad?

- Bueno, sí, pero soy venezolano también.

- Pero usted no es de aquí.

- Bueno, no, pero vivo aquí.

- Pero usted no nació aquí, ¿verdad?

- No, nací en Canadá.

- Ahhh … entonces usted es de Estados Unidos …

- No, Canadá es otro país.

- Ah, pero en Estados Unidos, ¿verdad?

- No. Canadá está al norte de Estados Unidos, es otro país, cerca del polo norte.

- Ahhh … pero usted habla inglés, ¿verdad?

- Sí, y francés también, soy canadiense francés.

(Me miran como algo extraño …)

- Ahhh … no sabia que también hablaban francés en Estados Unidos.

- No soy de Estados Unidos, soy de Canadá. Canadá no es EEUU.

- Ah, pero usted es gringo, por su acento.

Bueno, lo que la gente no sabe es que he tenido un problema de dicción desde que un carro me arrolló y casi me mató cuando tenia 8 años de edad, casi quebrándome la cabeza en dos, y por eso en cualquier idioma, sea en inglés, francés, o español, tengo un "acento" de extranjero.

Bueno.

A raíz de esta condición, y que también soy parcialmente afásico/diafásico --- probablemente a causa del accidente también --- donde mi cerebro se le demora un tiempo formular las palabras verbalmente, o me salen muy mal, en cualquier parte del mundo donde la gente habla estos idiomas, la gente me dice la misma cosa:

"Ahhh … pero usted no es de aquí, ¿verdad?"

Es a raíz de esta realidad que nunca me he sentido realmente parte integral, o aceptado por las culturas y poblaciones eurodescendientes occidentales (ver más abajo), o ninguna cultura colonizada por Europa o EEUU que hayan adoptado sus "valores,"… es que en sus percepciones, yo no soy como ellos, y siempre he sido un extranjero, aun en Canadá donde nací.

Pero … gracias al universo …

Sí me he sentido parte integral --- y me siento bien --- compartiendo con las culturas Indígenas en cualquier parte del mundo, como con los Cree de Eeyou Istchee, los Mohawk de Kahnawake, y los Beduinos de la región de Medina, la ciudad sagrada donde Mohamed (Mahoma) fue sepultado.

Ver Eeyou Istchee: http://naskapinews.com/category/eeyou-istchee/

Ver: Mohawk: https://www.flickr.com/photos/35746992@N08/3720190590
Ver Beduinos: https://www.pinterest.com/pin/513551163731171844/


La razón que me he sentido bien con los Indígenas es que generalmente en las culturas Indígenas no se juzga a la persona por su forma de hablar, o en base a como se ve, o como se viste, o por cuanto dinero tiene, o en base a otras superficialidades que son comunes en el mundo del "hombre blanco" eurodescendiente occidental.

Pero …

Hay dos países de los 34 que he conocido donde me he sentido mejor que en otros países, y esos son Venezuela e India, donde, en mi experiencia, las culturas, las costumbres, y las idiosincrasias se parecen bastante, excepto en la religión.


VENEZUELA

Aquí voy a hablar de Venezuela y de las cosas que me gustan de Venezuela, en comparación con los países del norte.

Pero, antes de hablar sobre lo que me gusta de Venezuela, quiero contarles otra cosa --- importante en mi opinión --- que me pasa a menudo aquí en Venezuela, pero solamente cuando hablo con seguidores de la racista, xenofobita, y explotadora oposición venezolana (oposición al chavismo), adoradores de los países "civilizados" del norte, entre ellos Estados Unidos, el preferido en de esos venezolanos a quienes les da asco su propio país.

- Ah, usted no es de aquí, ¿verdad?

- Bueno, sí, no, vivo aquí, pero nací en Canadá.

- ¿Qué hace aquí?

- Bueno, vivo aquí.

- ¿Pero por qué Venezuela?

-¿Cómo?

- ¿Por qué eligió vivir en Venezuela cuando pudiera haber escogido cualquier otro país del mundo?

- Bueno, porque me gusta Venezuela.

- ¿Le gusta Venezuela?

- Sí, mucho.

- ¿Pero por qué? Este país es horrible … es pura mierda.

- ¿Cómo es eso?

- Venezuela no sirve para nada.

- Bueno, a mí me gusta, y no me gustan los países del norte.

(Me miran como si yo fuera un extraterrestre … no lo pueden creer.)

- Pero Estados Unidos es el mejor país del mundo.

- No soy de Estados Unidos, soy de Canadá.

- ¿Pero eso no es Estados Unidos?

- No, Canadá es Canadá, es otro país, fronterizo con el Océano Ártico y el Polo Norte en el norte, y con Estados Unidos al sur.

Ver (Canadá en rojo y rosado, Alaska en azul, Rusia en amarillo, Groenlandia en verde, y Noruega en lila): http://www.athropolis.com/map2.htm

(Me miran otra vez con esa cara de incrédulo.)

- Pero ¿Por qué se vino para Venezuela si la vida es mejor allá en Estados Unidos?

- Canadá.

(Con rabia me responden …)

- ¡Pero! ¿Por qué Venezuela?

- Lo repito, porque me gusta Venezuela. Para mí Venezuela es el mejor país del mundo, para mí, tal vez no para ti. El problema con muchos venezolanos es que creen todo lo que ven en la televisión, cuando en realidad no es así la cosa. Creen de verdad que EEUU es un paraíso, cuando eso es falso. Los venezolanos que no han vivido y trabajado en otros países, es decir, la mayoría, no se dan cuenta que aquí en Venezuela vivimos en un paraíso.

- ¿Paraíso?

(Me miran con una cara de culo, como si yo fuera un loco … y me paran de hablar.)

¿Por qué me gusta Venezuela?

1 - Generalmente, aquí en Venezuela, uno es libre de trabajar en cualquier cosa que le dé la gana sin tener la necesidad de obtener un permiso del gobierno. Venezuela es uno de los pocos países del mundo colonizado donde uno puede pararse en casi cualquier esquina a vender limones, o cualquier otra cosa.

2 - En comparación con los países del norte, donde todo es privado, aun los árboles de fruta, aquí en Venezuela, particularmente si uno vive fuera de las grandes ciudades, es casi imposible morir de hambre ya que uno puede sobrevivir comiendo frutas de los árboles. En Canadá solamente se encuentra fruta en los árboles o arbustos durante unos 3 o 4 meses del año, entre julio y octubre aproximadamente.

En otros países del norte, se pudiera conseguir fruta durante unos 6 u 8 meses, dependiendo del clima, pero el gran problema es que casi todos los árboles tienen su dueño, y si sacas una fruta de un árbol que no es tuyo, eres acusado de robo, y te multan o tienes que comparecer frente a los tribunales, y posiblemente ir preso.

3 - Me gusta mucho Venezuela por su mística, por el hecho de que casi cada región del país tiene sus secretos y misterios, de los cuales no quiero hablar públicamente ya que no quiero que los extranjeros vengan para acá a abusar y destruir nuestra increíblemente bella naturaleza.

Canadá también tiene su increíblemente bella naturaleza, pero el problema es que en casi todo el país, hay nieve, hielo, y frió durante 6 a 8 meses del año, y durante los pocos meses del año cuando hace menos frió, la plaga, los zancudos, y mosquitos, y otros animalitos que te chupan la sangre, son insoportables.

Ver zancudos en Canadá: https://www.youtube.com/watch?v=kN_3T_Nfk0k
Ver zancudos en Alaska: https://www.youtube.com/watch?v=7MOQj49jcPM
Ver zancudos en Alaska: https://www.youtube.com/watch?v=KGV0aqNn44Y

Es más, casi no existe transporte publico en más de 90% (en mi estimación) del territorio canadiense, entonces si alguien quisiera pasar un tiempo tranquilo en los bosques del norte, con los miles de millones de zancudos y moscas negras, y las moscas caballo, uno necesita bastante dinero para poder llegar al lugar.

Aquí en Venezuela, el transporte público es excepcional en comparación con los países del norte, lo que hace bastante fácil y barato viajar para gozar de la maravillosa naturaleza del país y de sus secretos y misterios … sin tener que lidiar con miles de millones de zancudos y otros tipos de mini vampiros.

Bueno, okay, voy a mencionar 3 maravillas místicas de nuestro país Venezuela: Roraima, Canaima y el Salto Angel, y el Chivo, el Laberinto, y los relámpagos de Catatumbo, los cuales veo desde mi ventana casi todas las noches.

Ver Roraima: https://www.youtube.com/watch?v=CIa4MxmoJvc
Ver Salto Angel: https://www.youtube.com/watch?v=rxYzanQTEsk
Ver Catatumbo: https://www.youtube.com/watch?v=_lP5fQuT09w

Desafortunadamente, muchos venezolanos, pero particularmente aquellos seguidores de la descontenta, miserable, y destructora oposición venezolana, ciegos aduladores de los gringos, quienes odian al pobre venezolano, y quienes a menudo hablan mal de su propio país, no se dan cuenta que en comparación con casi cualquier otro país del mundo, Venezuela es un paraíso terrestre de belleza natural y de ancianos y prehistóricos misterios únicos a nivel mundial.

4 - Me gusta muchísimo algunas de las idiosincrasias de los venezolanos, en general, como por ejemplo su irreverencia, donde tradicionalmente no se han dejado conquistar o manejar por nadie. Es una idiosincrasia que también puede ser negativa, por ejemplo con respecto al uso de la violencia gratuita para protestar contra el control, como lo hacen regularmente los seguidores de la violenta oposición venezolana, destruyendo cosas sin importarles un carrizo las consecuencias sociales, pero esa misma idiosincrasia también tiene su lado positivo, donde el venezolano generalmente no se deja controlar, y entre ellos mismos resuelven los problemas sin que las autoridades se metan.

Sé que hay venezolanos que quisieran que aquí en Venezuela existiera más orden, y menos caos social en el cual vivimos, pero personalmente, yo prefiero el caos.

Por ejemplo, en casi cualquier ciudad de Canadá, uno no puede cruzar una calle donde le dé la gana, tiene que caminar hasta la esquina donde se encuentra un semáforo, esperar que cambie la luz --- aun si no viene ningún carro --- y enseguida cruzar, y devolverse al lugar donde primero quiso cruzar, pero del otro lado de la calle.

Si un policía te ve cruzando donde no debes cruzar, te multa, y la multa puede ser bastante alta (hasta 697,50 $, ver link abajo), y si no la pagas, vas preso o te mandan a trabajar sin salario durante un tiempo.

En los países del norte hay multas para casi todo.

Ver multa por cruzar la calle donde uno no debe en Canadá: http://www.metronews.ca/news/canada/2015/12/09/fines-for-jaywalking-vary-from-15-to-700-across-canada.html

¿Imagínense como reaccionarían los venezolanos si el gobierno se atreviera a imponer ese tipo de orden en la sociedad?

Los venezolanos, en general, no se dan cuenta de la inmensa libertad social --- y libertinaje --- del cual gozan, especialmente en comparación con casi cualquier país norteño, y en particular con los países europeos y Canadá y EEUU.

5 - Me gusta mucho la actitud "laissez-faire" del venezolano, en general por supuesto.

Esa actitud de "dejar vivir" tiene también su lado oscuro también, en el sentido que se pudiera transformar en negligencia o indiferencia social --- como por ejemplo el hecho de que pocos venezolanos realmente cuidan lo que no de ellos, como la propiedad publica --- pero también tiene su lado positivo, en mi opinión, donde uno puede generalmente hacer lo que le dé la gana sin que nadie intervenga directamente, como por ejemplo, vender limones en la calle gritando a toda voz "Veinte por mil," o tener una fuerte discusión en publico, o festejar en la calle, etc., cosas que casi no se pueden hacer en los países del norte sin arriesgar ser puesto preso por transgredir la ley de "disturbing the peace," o "perturbar la paz."

6 - Me gusta el hecho de que NO HAY NIEVE aquí en Venezuela excepto el los picos de los Andes donde casi nadie vive.

Odio el frio, el hielo, y la nieve, pero no es solamente un asunto de odio irracional --- como el odio irracional de los seguidores de la oposición venezolana hacia los cubanos y hacia los chavistas --- existen razones.

Mes tras mes, tras mes, tras año, y tras año, de frío, y hielo, y nieve, especialmente cuando el clima está muy húmedo, digamos entre 8 y 18 grados centígrados bajo cero, causa muchas enfermedades, especialmente artritis, de lo cual sufre muchísima gente en todos los países del norte donde cae nieve durante varios meses del año.

Mi abuela, quien era muy pobre, y creció en una casa de troncos de árboles, con piso de tierra, sin luz, y sin agua, en el norte de Canadá, cerca del Yukon, empezó a sufrir de artritis a los 19 años de edad, y su cabello se puso totalmente blanco a los 20 años de edad. Ella sufrió de dolor toda su vida, y la artritis la comió viva.

Murió pesando menos de 30 kilos.

A mí la artritis casi me mató también, me atacó a los 40 años de edad, y en las primeras dos semanas perdí alrededor de 20 kilos. Es una enfermedad trágica … horrible ….

Pero …

Gracias al universo pude mudarme de manera permanente a Venezuela, a vivir en su naturaleza, en los campos, cerca de los Guajiros (Indígenas de esta región fronteriza con Colombia), en este país de mística y secretos, donde se me curó al 100% la artritis, y donde pude retomar el peso que había perdido.

Quedé parcialmente debilitado y discapacitado, pero por lo menos no me sigue comiendo el cuerpo.

Gracias a Venezuela.

7- Me gusta el hecho de que la mayoría de los venezolanos no le dan tanta o demasiada importancia al trabajo, al dinero, o al desarrollo técnico o social, como en los países del norte, donde la gente trabajo 6 o 7 días la semana, a menudo 2 o 3 trabajos, para sobrevivir, donde casi no existen leyes del trabajo (como en Canadá, donde no hay ley del trabajo, excepto por un sueldo mínimo), donde solamente se celebran 2 o 3 días feriados anualmente, y donde en general la gente no puede tomarse más de 2 semanas libres de vacaciones cada año porque allí en esos países hay que trabajar así, o sino te despiden.

Se gana más, sí, más dinero, pero es una vida de esclavitud al trabajo, a los dueños de empresas, y a las autoridades. En general en los países norteños no existe la libertad de trabajo como en Venezuela.

La actitud venezolana frente al trabajo tiene por supuesto sus desventajas, en que la sociedad no puede avanzar como en los países del norte, principalmente por la falta de atención al trabajo, como por ejemplo la indeferencia con respecto a la planificación, la anticipación, y el mantenimiento, pero el lado positivo es que la gran mayoría de los venezolanos no sufren de ese inmenso estrés del norte, el cual lleva a un porcentaje considerable de la población a la enfermedad, la bancarrota, el divorcio, y el suicidio.

8 - También me gusta mucho Venezuela porque, me parece, que Venezuela es uno de los pocos países del mundo occidental donde todavía se come generalmente sano, mientras que en los países "civilizados" casi todo lo que se come es procesado, y muchísima gente desarrolla el cáncer y otras enfermedades relacionadas con la ingestión de químicos extraños que se encuentran de manera no natural en la comida.

9 - Hay otro fenómeno interesante en Venezuela, y eso es que la gran mayoría de la población todavía no se ha acostumbrado a ingerir medicamentos occidentales en las cantidades que se consumen en los países del norte, para todos tipos de "problemas," para el dolor de cabeza, para el dolor de los músculos, para las coyunturas, para los nervios, par las erecciones, para cualquier tontería que las farmacéuticas inventan con el casi único fin de vender más y más medicamentos, para generar más y más ganancias, aun cuando muchos de esos medicamentos enferman aun más a la gente.


CONCLUSION

Bueno, es seguro que habrán lectores que quisieran pelear conmigo, que quisieran decirme que estoy loco, que no veo la delincuencia, los problemas sociales, la terrible economía, la corrupción, etc., y que debo estar loco por querer más a Venezuela que a Canadá u otros países "civilizados" del norte …

… pero para mi felicidad, y para no tener que sufrir de artritis, y para poder vivir sin el estrés del norte, y para nunca más tener que ver ni sentir ni oler el frió del norte, Venezuela me conviene perfectamente, más que cualquier otro país del mundo que conozco.

Todas las cosas que mencioné arriba sobre Venezuela son cosas que valen muchísimo más para mí que el dinero que pudiera ganar en el norte.

Por eso me gusta Venezuela.

Ver video de la muy bella canción Como me gusta Venezuela: https://www.youtube.com/watch?v=RxOmBGhueSU

Finalmente, digo yo, todos esos venezolanos opositores aduladores de los gringos y los norteños, y que odian a su propio país, deberían irse a vivir a Canadá y dejarnos tranquilos en nuestro paraíso.

oscarheck111@yahoo.ca



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3663 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a229662.htmlCd0NV CAC = Y co = US