Trincheras de Ideas

De Pepe Mújica, el agente Almagro y el presidente Maduro

No habíamos querido salir en defensa del camarada Presidente Nicolás Maduro ante la gratuita ofensa e irrespeto que el expresidente uruguayo Pepe Mujica profirió recientemente contra Maduro y Venezuela toda, esperando el desenlace de los acontecimientos en el seno de la OEA donde el también uruguayo Luis Almagro –quien para optar al cargo de Secretario General de la desacreditada organización regional, contó con el voto de Venezuela, por solicitud de Mujica, igual a los restantes países del Alba–, pasando por encima de la legalidad de la organización, irrespetando los Estados miembros y siguiendo los órdenes que desde la Casa Blanca y del gobierno norteamericano le impusieron, de intentar condenar a nuestro país obligarnos a pasar por las la Horcas Caudinas que es la mal llamada Carta Democrática Interamericana.

¿A qué vino esa gratuita, repito, agresión pública contra el presidente Maduro por parte del Pepe Mujica, hombre luchador, de pensamiento revolucionario y de un heroico historial como luchador de izquierda que le costó durísimos años de cárcel, torturas y persecuciones en su Uruguay natal cuando la organización Los Tupamaros –de la que era prominente dirigente– enfrentó la brutal y asesina dictadura militar?

Decir Mujica esa infeliz frase que Maduro está "loco como una cabra" para defender a Almagro de la acusación hecha por el presidente venezolano que Almagro es agente de la CIA norteamericana, es caer en el juego de la derecha nacional e internacional precisamente en momentos en que su otrora ministro de relaciones exteriores, siguiendo evidentemente las instrucciones del gobierno yanqui y erigido como está en vocero de la ultra derecha fascista venezolana de destruir a la Revolución Bolivariana, es decir que se parcializó burdamente con una facción conspiradora sin conservar la cordura y el equilibrio que le impone el cargo. Queriendo o sin querer, Mujica le hace el juego a la derecha con relación al caso venezolano, igualmente perdió la cordura, mejor hubiese sido guardar un prudente silencio y dejar que los acontecimientos se desarrollaran como en efecto ocurrió.

Nicolás Maduro no señaló a Almagro como policía agente de la siniestra Agencia Central de Inteligencia CIA por hacerle un ataque gratuito. Si el Presidente dijo que la burra era negra es porque tenía los pelos en la mano. Toda la conducta de este personaje tipifica a alguien que está recibiendo orientaciones del gobierno norteamericano, que es la cabeza de turco de una monstruosa conspiración contra Venezuela, evidente aliado y miembro honorario de la MUD, su vocero internacional. Si Pepe Mujica no percibe algo que a estas alturas está siendo más que obvio, es desconocer que el accionar de Almagro como agente no es de ahora, cuando se separó del cargo de Ministro de Relaciones Exteriores, eso viene de mucho más atrás, probablemente de su militancia en el Frente Amplio e incluso de su ejercicio como Ministro de Relaciones Exteriores. ¿Cuál es la trayectoria política de este personaje en Uruguay, su enfrentamiento a los represores del pueblo uruguayo, cuál su pensamiento político si es que tienen alguno, cuáles sus aportes a la política?

Un oportunista, trepador que Mujica le vendió a los países latinoamericanos, sobre todo al campo progresista, cuando finalmente el también paraguayo Insulsa terminó de caer en desgracia por una conducta vil y entreguista, la que por cierto Almagro está emulando, abrazarse al imperio yanqui, defender los golpes de Estado como el que le dieron al Comandante Chávez en abril de 2002, no defender a Venezuela y su presidente sino a los golpistas como hoy impúdicamente está haciendo Almagro con un traidor a la Patria como Ramos Allup, presidente de la desacreditada Asamblea Nacional venezolana, que busca una intervención militar extranjera a Venezuela.

Da pena y lástima tener que confrontar y criticar a un revolucionario como Pepe Mujica, que admiramos y siempre defendimos, al igual que a Raúl Sendic y toda esa dirección revolucionaria que fue brutalmente perseguida y diezmada por los militares felones y golpistas de la burguesía uruguaya y del imperialismo yanqui. Pero esto que está ocurriendo pasa por una exhortación al camarada Mujica a que revise sus políticas, de cuando fue presidente y las de ahora. Romper y no romper con Almagro parece más bien un juego de palabras. "Yo discrepo con Almagro en algunas cosas, pero también discrepo con Maduro".

Hay que tener tupé para comparar a Almagro con Maduro, ya eso es en sí mismo una enorme falta de respeto. Pero, además, no es sólo la defensa que hace Mujica de su exministro, al que "respeta y aprecia mucho", sino el ataque no ya a Maduro sino a Venezuela en una actitud abiertamente injerencista. "En Venezuela están todos locos. Se dicen de todo y así no van a arreglar nada. Están bien pasados de rosca todos".

Nada dice Mujica de los constantes y permanentes ataques a Venezuela por parte de Almagro, su injerencia abierta y descarada, defendiendo los intereses más torvos y oscuros de la derecha golpista. Tres hechos solamente. Solicitud de la libertad de los políticos presos y de su líder y asesino Leopoldo López, que tras un sostenido intento subversivo sostuvieron una lucha armada que duró 6 meses y dejó el lamentable saldo de 43 ciudadanos del pueblo asesinados y 850 heridos y mutilados y cuantiosas destrucción de bienes por los terroristas de López y su facción voluntad impopular. Aprobación de la ley de amnesia mal llamada de amnistía. La defensa que hizo Almagro –"abogado destacadísimo, según Mujica, esclavo del derecho"– de ese bodrio donde los terroristas confiesan todas las monstruosidades y aberrantes acciones hechas desde que Chávez llegó al poder. La última es la referente al Referendo Revocatorio, figura de nuestra Constitución Bolivariana llevada por Chávez a la Constituyente en 1999. Ningún país del mundo, salvo Nicaragua y Venezuela tiene esa figura en sus constituciones, que su aplicación o no es potestativa del Poder Electoral –figura de los poderes públicos que sólo existe en Venezuela, junto al Poder Moral, y en ninguna otra constitución del mundo– si los que buscan su aplicación respetan las normativas legales, no ponen a 11 mil fallecidos a firmar solicitudes de revocatorio, decenas de presos comunes firmando, y miles de firmas y huellas falsas. Planillas llenadas con la data de bancos privados, empresas sin la autorización de los que aparecen solicitando se active el revocatorio.

En fin, Pepe, creo que fue a usted a quien se le fue el yoyo, patinó, se desbocó, cometió un gravísimo error político, además de enturbiar unas relaciones políticas que eran óptimas. Más parece una chochada que un razonamiento de un respetado ex presidente. Revise hacia atrás, probablemente descubra sorpresas.

Nota de prensa

"Le tengo gran respeto a Maduro pero eso no quita que le diga que está loco, loco como una cabra", expresó a la prensa.

De igual modo, manifestó que Almagro "no es ningún traidor ni funcionario de la CIA", en defensa de su excanciller a quien Maduro acusó de formar parte de este cuerpo de inteligencia estadounidense.

"Almagro es un abogado, esclavo del derecho. Yo discrepo con Almagro en algunas cosas, pero también discrepo con Maduro", sentenció.

"En Venezuela están todos locos. Se dicen de todo y así no van a arreglar nada. Están bien pasados de rosca todos", continuó el expresidente uruguayo.

Además, agregó que a Almagro lo "respeta y aprecia mucho", aunque a su juicio, "el problema no es Almagro, el problema es Venezuela", por lo que añadió que el país caribeño "deber tratar de arreglar" su crisis económica "de alguna manera", ya que "no se puede vivir a los porrazos".

Sin embargo, hace algunas horas Mujica, reiteró su "adiós" a Almagro, por sus declaraciones contra el Gobierno de Maduro.

"Yo ya fui claro en su momento y hablé una vez. No tengo que andar repitiéndolo todos los días. Se acabó. Adiós Almagro", dijo a los medios en el Parlamento uruguayo.

El presidente venezolano dijo ayer que el titular de la OEA es un "agente de la CIA" estadounidense ante la campaña de la oposición venezolana para convocar este año un referendo para revocar su mandato.

Por su parte, Almagro acusó a Maduro de traicionar a su pueblo en un mensaje público en el que afirma que, si impide el referendo para revocar su mandato, será "un dictadorzuelo más". EFE


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1421 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: