Nacionalismo no es patria, patria es humanidad, es revolución

Cuando una Revolución triunfante y robusta se retrae deja un vacío que tiende a ser llenado por una forma de fascismo; y si ese retraimiento, como es frecuente, viene acompañado de una profunda confusión ideológica, el peligro es mucho mayor.

La Revolución chavista luego del asesinato del Comandante se retrajo, y dejó un vacío cuya solución se disputan la socialdemocracia y el fascismo, este avanza en la psiquis colectiva y en el gobierno abonado por una gran confusión ideológica y un desprecio colosal hacia el estudio y la reflexión.

El fascismo es ante todo un fenómeno psíquico, primero coloniza la mente, el corazón, lo siembra de egoísmo, y luego pasa con fuerza a las acciones. Aquí entre nosotros hay señales claras del germinar del fascismo, es necesario alertar cuando aún hay tiempo para corregir. Veamos.

La olp tiene un gran componente de fascismo, de ajusticiamiento, de juzgamiento y fusilamiento simultáneos. Se podrá justificar ese operativo, se podrá ganar con efectismos a la opinión pública, pero no se puede borrar el crecimiento de la justificación de liquidar al satanizado que hoy es un delincuente y mañana puede ser un político acusado de cualquier barbaridad, como esa de "traidor a la patria", y aquí llegamos al punto importante que alarma.

En los últimos días aparece en la discusión política la acusación de "traición a la Patria" y se declara la guerra a los traidores. El punto es de urgente discusión. Se califica a la directiva de la asamblea de traidores a la Patria por haber pedido la aplicación de la Carta Democratica de la oea; el asunto puede parecer trivial, se trata de allup y compañía, enemigos nuestros, todos de acuerdo, y como en el poema de Bertolt Brecht, no dijimos nada, al contrario gritamos ¡así es que se gobierna! Ya la represión pasó de ser contra los delincuentes, ahora es contra los "traidores." Y el así calificado por el gobierno, sin derecho a defensa va al escarnio público, linchado en la plaza, el chantaje funciona el que discrepe es cómplice.

La cuestión no es tan simple, parte de una confusión entre nacionalismo y Patria. Si revisamos la historia encontraremos que el nacionalismo se importa solamente por el mezquino espacio dentro de los límites geográficos, alejado del humanismo, es soporte para las ideologías y gobiernos más perversos que ha producido la humanidad, como el nazismo. Y en contraste encontraremos que el concepto de Patria como humanidad, con visión internacionalista es soporte de los intentos más nobles de la humanidad por alcanzar altos peldaños de humanismo.

Podemos afirmar que es el internacionalismo, el concepto de Patria es Humanidad una medida de la calidad de un Revolucionario y de una Revolución. No hay en el mundo una Revolución que no haya sido internacionalista, que no se haya guiado por el concepto de Patria es Humanidad. No hay un líder revolucionario que no sea internacionalista, que no considere a toda la Humanidad su Patria, Bolívar, Fidel, Chávez dictaron esa cátedra de internacionalismo. Y afirmamos que sólo se puede amar, al territorio donde nacimos, donde nos criamos desde el amor a toda la humanidad, pretender amar sólo el terruño esconde una patología, un egoísmo supremo, que en política sustenta regímenes que oprimen a todo lo diferente, sea la diferencia de opinión, de conducta, de raza.

El concepto de Patria no es meramente un concepto geográfico aunque lo incluye, es ante todo un concepto ideológico, espiritual. ¿De dónde era Bolívar?, nació en Caracas pero amó a su terruño desde la América toda, y así la honró como cuna de hombres libres. Su Patria fue Caracas, pero ante todo fue la independencia. El Che nació en Argentina, y su Patria es la Revolución. Chávez nació en Sabaneta pero su Patria va más allá de aquellas calles, de esas casas, se extiende a todos los socialistas de la tierra y por eso tiene corazón para amar la sabana. Los que asesinaron a Chávez, a Bolívar, a su obra lo hicieron desde el nacionalismo.

Es así. Patria es Revolución, es independencia, es Socialismo, no hay Patria vacía de ideología, de espíritu. Cuando Bolívar lanza su decreto de Trujillo que antes de un decreto de guerra a muerte es un decreto de definición ideológica de los campos en pugna, está dividiendo a los contendientes por la ideología, definiendo la Patria por la ideología. Entonces, hablar de traición a la Patria sin darle contenido ideológico es peligroso.

Cabe recordar el pensamiento de Chávez ¡Patria Socialista! esa es la única manera de tener Patria. Ese concepto debe dividir los campos, y en ese caso esperan muchas sorpresas.

Nos despedimos honrando a las Brigadas Internacionalistas que pelearon contra el fascismo en España, a la Legión Británica y al General O´Leary británico, edecán del Libertador; a la Revolución Cubana, la más internacionalista de las Revoluciones.

elaradoyelmar.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2503 veces.



Toby Valderrama


Visite el perfil de Toby Valderrama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: