La Revolución no es una religión, pero sí es una manera de vivir, sencilla pero sana


Una lectora Revolucionaria me escribió, y entre otras cosas me dijo lo siguiente:

"Quisiera saber o tener una idea clara qué podemos hacer en la práctica para cambiar esta situación sin tener por supuesto, en ningún momento, ni pensarlo, en cambiarnos de bando."

Me imagino que se refiere a la terrible situación económica y de la delincuencia, la corrupción, la masiva escasez de todo, la especulación, la masiva devaluación, y la masiva hiperinflación que estamos viviendo desde hace alrededor de tres años, desde que Maduro está al mando.

¿Qué podemos hacer nosotros ya que el gobierno no ha podido --- obviamente --- hacer nada para parar el progreso de este desastre?

Esencialmente, lo que estamos viviendo es un conjunto de ataques y saboteos anti chavistas capitalistas que vienen desde los sectores bancarios y empresariales, y del narcotráfico, nacional e internacional, en combinación con la extremadamente mala gestión por parte de Maduro y su combo de desconectados dentro del ejecutivo, del gobierno, y dentro de la administración y burocracia.

También, en comparación con cuando Chávez estaba al mando, hoy existe un extremadamente alto nivel de corrupción dentro de la maquinaria burocrática.

Bueno, a raíz de este desastre social, todas las personas honestas del país --- las que no están metidas en el contrabando, la delincuencia, el crimen organizado, el acaparamiento, la reventa de productos, o la especulación ---, las cuales pudieran representar alrededor de 50% de la población, estamos viviendo tiempos muy, pero muy difíciles, mientras que la otra mitad de sinvergüenzas, aprovechadores, abusadores, corruptos, y delincuentes se enriquecen más y más cada día, pero al detrimento del bienestar de la sociedad en general.

Esencialmente, hoy, en mi estimación, solamente uno de cada dos venezolanos y venezolanas somos personas honradas y honestas, y eso es muy triste.

Creo que es por esa razón que la lectora está preocupada.

Ella, como la mitad de la población venezolana honesta y honrada no quiere transformarse en una persona que roba, estafa, o se aprovecha de la debilidad de otras personas para asegurar su propia existencia o bienestar.

Yo tampoco quiero eso para mí, quiero ser Revolucionario, quiero ser buena persona, honrada y honesta, no quiero abusar de nadie, ni aprovecharme de las debilidades de otros, no quiero robar, ni estafar, ni mentir.

Lo que la lectora dijo es muy importante, creo yo.

1- Si Maduro se queda, la cosa se pondrá peor, y una mitad de la población robará más y más cada día mientras que la otra mitad se empobrecerá más ya más. ¿Entonces, qué hacemos nosotros los Revolucionarios?

2- Si Maduro se va, y vamos a elecciones, es casi 100% seguro que cualquier candidato de la Revolución perderá la presidencia, y que la presidencia será ganada por una minoría opositora, y la cosa se pondrá peor todavía, especialmente para todos los que votaron en algún momento por Chávez --- sacaran listas para perseguirnos --- somos alrededor de 67% de la población, mientras que el otro 33% de la población (ver más abajo), los que nunca votaron por nadie, o que votaron para la oposición venezolana, ellos sí podrán acceder a los tradicionales privilegios exclusivos del pasado, como la corrupción organizada, el robo al estado, y la distribución de las riquezas estadales y los servicios gratuitos entre ellos mismos y nadie más. ¿Entonces, qué hacemos nosotros los Revolucionarios?

3- Si Maduro se va, y por algún milagro nos quedamos con otro presidente chavista, también las cosas empeorarán, ya que el odio que viene desde todos los sectores antichavista es tan fuerte que los opositores buscarán como sabotear el país aun más, y empezarán a matarnos a todos los chavistas y Revolucionarios, así como la han prometido tantas veces en el pasado, y como lo hicieron en los años 2002-2003-2013-2014, intencionalmente, y de manera planificada. ¿Entonces, qué hacemos nosotros los Revolucionarios?

Básicamente, desde este punto de vista, nuestra Revolución está jodida, y nosotros los verdaderos chavistas Revolucionarios también estamos jodidos, y algunos de los opositores y aprovechadores que en algún momento votaron por Chávez pensando que al pasarse por chavistas podían sacarle provecho.

Esencialmente quedaríamos así, creo yo:

Jodidos: 33% de la población (verdaderos chavistas Revolucionarios)
Jodidos: 33% de la población (algunos falsos chavistas, algunos opositores, y los no interesados)
"Bendecidos": 33% de la población (algunos opositores, algunos falsos chavistas, y oportunistas)

Pero también hay otras consideraciones relacionadas con el hecho de que la Revolución ha reculado tanto en los últimos 3 años desde que Maduro está al mando, pero no es que sean relacionadas directamente con Maduro como tal.

Me explico.

Son costumbres, muy malas costumbres que tenemos, que Chávez no ayudó a superar o a tratar de controlar, pero que ahora al ver que ya no tenemos un líder Revolucionario honesto o ejemplar así como lo era Chávez, nos dejamos llevar por las olas de esas malas costumbres, las cuales van en contra de la misma Revolución de la cual formamos parte.


EJEMPLOS

Con Maduro, o sin Maduro, con otro líder chavista, o sin él o ella, o con cualquier tipo de gobierno que nos toque, chavista o no chavista, Revolucionario, o no, hay cosas que siempre podemos hacer de manera deliberada que sean congruentes con ser Revolucionario.

El problema es que --- principalmente a raíz de nuestras costumbres, tradiciones, y el lavado de cerebro de muchos años por el sistema capitalista occidental --- seguimos haciendo cosas, conscientemente, e inconscientemente, en detrimento de la Revolución.

Cuando Chávez vivía, por lo menos el nos recordaba, pero Chávez se fue, y nos toca a nosotros mismos, sin Chávez, sin líder, hacer ese trabajo de consciencia.

Estas son algunas de estas cosas, en general:

1- Comemos mucho más de lo que necesitamos.

2- Botamos muchísima comida.

3- Tomamos refrescos.

4- Compramos ropa y otros artículos de marca.

5- Compramos marcas gringas.

6- Malgastamos agua.

7- Botamos la basura en la calle.

8- No hacemos el mantenimiento de nada.

9- Nos hacemos los locos (lesos).

10- Si alguien nos da el vuelto equivocado (a nuestro favor) no decimos nada y aprovechamos.

11- No tenemos la cultura del buen servicio al público.

12- Gastamos dinerales en cumpleaños y navidad.

13- Gastamos en porquerías en vez de en herramientas de trabajo.

14- Queremos leyes, pero no queremos tener que obedecerlas.

15- Somos muy egoístas e individualistas.

16- Adulamos a los gringos.

17- Seguimos envidiando al vecino.

18- Seguimos haciendo la cola para artículos que no necesitamos.

19- Preferimos aparentar que enfrentar la verdad.

20- Seguimos viendo Miss Venezuela, películas violentas, y narconovelas.

21- Seguimos comprándoles juegos violentos a nuestros niños.

22- Etc.

Lo que quiero decir es que si todos los verdaderos Revolucionarios (un 33% de la población) no hiciéramos estas cosas, o si por lo menos hiciéramos el esfuerzo para no hacerlas, automáticamente estaríamos contribuyendo a la Revolución pero sin que nadie tenga que decirnos que o cómo hacerlo.

Podría pasar cualquier gobierno que sea, chavista, comunista, capitalista, socialdemócrata, una dictadura militar, cualquier cosa, pero nosotros, los Revolucionarios estaríamos viviendo la Revolución siempre, cada día.

También estaríamos dando el buen ejemplo.

Es más, estaríamos botando muchísimo menos dinero a la basura, y la gente en nuestro alrededor tal vez decidiría unirse a nuestra manera de vivir porque siempre nos va bien, no nos enfermamos tanto de diabetes, obesidad, o de infecciones, o de cáncer, no fumaríamos tanto, no andaríamos borrachos, o comiendo como cochinos, tendríamos tanques de agua, herramientas, y otras cosas necesarias para el bienestar de la familia y de la comunidad, y no necesitaríamos extravagancias para ser felices.

¿No se han preguntado a veces por qué los "cristianos" y "evangélicos" parecen siempre tener dinero, o por lo menos más dinero que nosotros, están bien vestidos, y casi nunca son obesos?

Bueno, es que ellos no fuman, no tomar, y no juegan caballos.

Es más, pasan su tiempo leyendo y aprendiendo cosas, y caminando las calles predicando la palabra de Dios en vez de pasársela viendo porquerías en la televisión, engordándose cada día más con comida chatarra que les causaría enfermedades.

¿No se han dado cuenta que cada día hay más y más "cristianos" y "evangélicos?"

¿No podríamos hacer lo mismo?

La Revolución no es una religión, pero sí es una manera de vivir, sencilla pero sana.

oscarheck111@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1381 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a227228.htmlCd0NV CAC = Y co = US