Turismo Parlamentario

Ni U.S.A. se da esa bomba, mucho menos la vieja Europa y Japón. Cada semana, varios diputados venezolanos, de la oposición por supuesto, viajan a algún lugar del ancho y ajeno mundo. Desde allá lo divulgan a través de las redes, con despliegue de selfies con lentes oscuros, bufandas y gabardinas. El motivo del tour no importa, siempre andan en "comisión oficial", sin ser "oficialistas". Se los ve por Central Park y Disneyworld en su madre patria, en el Corte Inglés de Madrid o en la Torre Eiffel de París, "luchando por los presos políticos", aunque no se sabe por qué escogen esos sitios.

Nadie los fisgonea, les sigue los pasos (o los vuelos) y luego denuncia sus itinerarios, lujos y derroches. En la revolución carecemos de un diputado como aquel que le llevaba la cuenta al Comandante Eterno Hugo Chávez -y ahora al Presidente Constitucional Nicolás Maduro- de sus viajes, compras y hasta del mínimo gasto, incluidos buñuelos y pañuelos. No es necesario, los alegres parla turistas de la Mesa de la Ultra Derecha (MUD), ya extintas las primorosas tarjetas postales, despliegan su ostentación por las redes como si fueran unos Marcos Polos digitales.

Antes de caer el Muro de Berlín, comunistas hoy conversos y semanalmente arrepentidos -ya abruma su llantén- inventaron lo que denominé "turismo-leninismo". Ese hallazgo lingüístico dicen ellos que me lo inspiró mi envidia provinciana y quién sabe si es verdad. Con el "oro de Moscú" disfrutaron todas las ciudades detrás de la Cortina de Hierro y llevaron su ideología viajera hasta la Corea de Kim Il Sung y la Muralla China de nuestro gran timonel, en olorosos tiempos de los cerezos en flor.

Volviendo a la derecha, no se sabe de dónde saca la Asamblea Nacional las divisas para cubrir los viajes trasatlánticos del glamoroso turismo parlamentario. No me refiero a los compromisos en el Parlatino o Parlasur, que son como caminatas en el mismo vecindario. No, el parlaturismo suspira más alto y más lejos. La otra vez una nueva diputada opositora, de la provincia adentro ella, le confidenciaba a su colega que ya estaba sufriendo de una cosa que llaman jet-lag, ¡Ave Maria Purísima! El pobre payaso" Henry Ramos Allup presidente de la Asamblea Nacional quejándose de que no tiene para pagar la nómina de este mes. ¡Oh my God!, mandibuleó Monona Granier de Ravell otra, recién llegadita de Coral Gables.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2607 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor