Entradas de tormentas

Los inviernos siempre son buenos, especialmente luego de tanta sequedad y aridez, las lluvias no solo refresca la tierra para reverdecer sino también las mentes para pensar. Vientos de tempestades se asoman y hay que prepararse para recibirlos, tenemos la guerra avisada, la conocemos, pero ¿la conocen e interpreta la mayoría de la población?.

Más que la guerra económica, que es un hecho, en Venezuela se ha insertado una economía de guerra, con sus respectivas secuelas hiperinflacionarias, contrabando, mercado negro, parálisis de la distribución total o parcial de los grandes consorcios de alimentos, sin dudas afectan a la población cándida que puede o no asociar estas medidas con un Plan de Contrainsurgencia predeterminado de gran escala y todavía más con directrices políticas asociadas al terror con la intención de disgregar el tejido social y romper el sistema de valores con lo que algunos especialistas han llamado la terrortimia.

En tiempos de acoso paramilitar, guarimbas o barricadas criminales, de asesinatos selectivos, primero de escoltas de altos funcionarios del gobierno venezolano, luego de militares, dirigentes del Chavismo a todos los niveles, muchos de estos crímenes realizados de manera despiadada copiando los métodos paramilitares colombianos, el uso de la delincuencia común para fines inconfesables, toda clase de desmanes que tienen en algunos medios caldo de cultivo para el terror, el miedo y la incertidumbre.

Quizás las entradas de agua vienen a cambiar las cosas en el ambiente, aunque parece que los planes siniestros continuarán durante el invierno cuando la situación social producto de las lluvias pueda agudizarse especialmente en zonas populares de alto riesgo.

La reciente publicación de Carlos Lanz titulada Dossier de la Operación Freedom 2",(http://www.aporrea.org/actualidad/a225615.html) nos convoca a reflexionar sobre los nuevos métodos contrainsurgentes que están aplicando en Venezuela desde hace algún tiempo y que se intensificaran en los próximos meses en la medida que el invierno incremente las tormentas, especialmente en julio y agosto, que son los dos tiempos previstos, según esta información, para que se produzcan eventos de desenlace en Venezuela, violencia generalizada, más inflación inducida y toda clase de dificultades que deberemos confrontar en acto de resistencia

Un ejercicio de análisis situacional nos ayuda a comprender, porque el dirigente de derecha y presidente de la Asamblea Nacional anunció en febrero de 2016 que la caída del Presidente Nicolás Maduro sería en julio. No parece mera coincidencia. Por lo que es previsible que los manuales del Comando Sur del Ejército de los EEUU, conocido como FM.3-24 y 3.-25 entren en fase de aplicación operativa de alta intensidad para julio-agosto.

Ante ello es importante los aportes que hace Lanz en términos de reconocer lo que los enemigos de la Patria hacen, pero además debemos sumar esfuerzos colectivos apoyar el reconocimiento y comprensión de lo que están haciendo los apátridas, ahora cada quien desde su trinchera de lucha debe aportar para la defensa de Venezuela.

Bienvenida las entradas de agua, preparemos al pueblo para entender lo que pasa y podría pasar, que también podría ser el fin de una coyuntura y la entrada a una nueva etapa revolucionaria, un salto de avance revolucionario, eso también puede ocurrir y eso es lo que debe ocurrir. La batalla esta cantada.

Por ello las vacilaciones que ahora pueden estar analizando en el Comando Sur a cuyo frente está el Almirante Kurt W. Tidd tienen que ver con un riesgo que cualquier acción sin previsión pueda tener para la derecha nacional y la injerencia del gobierno de EEUU. El mencionado alto oficial del Pentágono quien recientemente visitó las bases militares norteamericanas en Colombia, luego de que hace más de un año recibiera el mando por parte de su antecesor el General John Kelly, entonces recibe no solo el mando sino una orden en la que se inscribe el Decreto del Presidente Obama sobre Venezuela como amenaza para la seguridad de los EEUU ratificado este año 2016.

En el acto de transmisión de mando el Secretario de Defensa de EE.UU. Ashton B. Carter le señaló una directriz política clara: "A pesar de que nos mantenemos enfocados en lo que un mayor progreso requiere, simplemente no podemos tolerar las actividades de organizaciones criminales que envenenan tantas comunidades de todo el continente americano, ya sea que se trate del tráfico de estupefacientes, de vidas humanas, o ideologías extremistas, estas redes criminales son amenazas para todos nosotros", esta afirmación ha sido la directriz más precisa sobre lo que puede significar Venezuela para el resto de América Latina como ejemplo a seguir especialmente cuando se califica la Revolución Bolivariana como extremista. Lo que es cierto es que Venezuela y la Revolución Bolivariana siguen siendo un "mal ejemplo" para la gestión imperial del gobierno norteamericano en la región.

La derecha venezolana, entregada a los designios y mandatos del Comando Sur, solo espera órdenes y dinero para montar sus aparatos de violencia, picando adelanta ya están anunciando, que se la "situación de país generará más violencia", otro indicador que a través del análisis nos permite valorar los aprestos propagandísticos de una oposición que no tiene liderazgo, fuerza y que espera las señas y contraseñas del Pentágono para actuar.

Sin embargo es la oposición quien hoy controla la Asamblea Nacional por vía de una elección fraguada en la decepción de un pueblo golpeado y presionado por el desaliento y la incertidumbre. Una primera batalla simbólica que perdimos, pero hemos recuperado el aliento y debemos seguir tomando fuerzas desde el poder comunal desde cada trinchera de lucha con claridad conceptual.

La hora de la contraofensiva se inició y apenas quedan dos meses para la siguiente batalla, es ahora cuando la cohesión y unidad de todos los patriotas se afirme para darle fortaleza a la resistencia, los chavistas son muy buenos en contraofensiva, pero no debemos olvidar que la burocratización, la corrupción y el pragmatismo son enemigos de la ofensiva revolucionaria, no olvidemos el pensamiento, el concepto y el análisis de lo que queremos ser después de agosto cuando superemos las tormentas del invierno.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1120 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor