El congresod e la patria es un fraude

Sin teoría revolucionaria toda práctica es reaccionaria

Este gobierno abandonó la teoría revolucionaria y abrazó la socialdemócrata, es su guía, su meta es el capitalismo y su discurso lastimero es nostalgia de un Chávez que lo condena. En estas condiciones no puede dar respuesta válida ni al capitalismo que lo avergüenza ni al Socialismo que le incomoda. Veamos.

Vivimos una encrucijada: el "Golpe de timón", que era la superación de la fase socialdemócrata, asistencial, de la Revolución y la entrada en la fase de consolidación de la propiedad social y la conciencia del deber social, se truncó con la muerte del Comandante. Este gobierno escogió el camino de congelar la Revolución, al hacerlo se debilitó; los desposeídos (su base natural) se confundieron, fueron captados por la derecha externa, así permitió el avance hasta el punto de hoy tener el parlamento en su poder.

El cuadro está bien definido, la derecha externa consolidó un poder paralelo al poder del gobierno. Ahora bien, al gobierno la ambigüedad lo paraliza, al abandonar la teoría revolucionaria es incapaz de enfrentar al otro polo capitalista, no se diferencia, al contrario, es su mala versión.

El llamado Congreso de la Patria era una extraordinaria iniciativa para fortalecer el polo de poder del gobierno, debía ser un parlamento paralelo, el nacimiento firme de un nuevo Estado, el Estado revolucionario. El Congreso debía ser la oportunidad para formar los Comité de lealtad con el Socialismo y con Chávez, y que estos eligieran sus representantes regionales, nacionales, estos delegados más los representantes de los obreros, de los campesinos, estudiantes, culturales, etc. formarían un parlamento vigoroso sustentado en un tejido social, un verdadero poder popular que se enfrentaría a los planes de la derecha externa y a su parlamento. Lamentablemente, pero como era de esperar, la burguesía que hoy conduce al gobierno consiguió deformar la intención y el Congreso de la Patria se redujo a una operación burocrática, mediática, una burbuja de aire inocua; no organiza a nadie, no traspasa el palabrerío vacío.

La oportunidad de fortalecer el polo del gobierno se perdió, y se evidencia que cualquier iniciativa que tome en estas condiciones será alimento para la opción capitalista de la derecha externa; y el gobierno, como en una arena movediza, mientras más se mueva más se hunde.

No tiene el Chavismo otra opción que volver a Chávez, al Plan de la Patria, recuperar la pasión, las razones que dieron la victoria en Abril y contra el sabotaje petrolero; retomar la teoría revolucionaria. En caso contrario seguiremos destrozando el legado de Chávez, abriendo las puertas a la restauración.

Es hora, es propicio el momento para que aparezca la opción socialista. Ya las excusas, los atajos, el maridaje con el capitalismo demostraron su inutilidad. La realidad nos señala con claridad que la Revolución se pierde ante los ojos de un Chavismo paralizado, estupefacto, que se deja arrebatar el futuro de sus manos sin ni siquiera pestañear. Quizá no todo aún esté perdido.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1845 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a225882.htmlCd0NV CAC = Y co = US