Principio inevitable

No sabemos después de haber permitido tanto, cual será el método a seguir para subsanar este desastre que ocasionó el capitalismo en las bases de la revolución.

El bachaqueo hijo de la oligarquía, agrupado en la cámara de comercio; penetró la revolución y no tenemos suficiente colectivo organizado, para parar estafadores y decirles ¡NO PERMITIRÉ LA ESTAFA, PAGARÉ LO QUE CUESTA! y asumir la responsabilidad de conciencia que se necesita para defender derechos y respaldarse con planes de apoyo comunitario, que hagan respetar valores humanos y no dejemos que atraquen al PUEBLO en una necesidad tan vital como la alimentación.

La red que armó el imperio para desestabilizar el Gobierno revolucionario, se le fue de las manos y probablemente no podrán enderezar en esta etapa, aún en el supuesto negado que tomen la riendas del proyecto: se le revertirá y la explosión que están incitando no podrán detenerla.

El plan fue tan macabro, que hasta el mismo diseñador local se extrañó de la capacidad de traición que mostraron los confundidos para auto flagelarse: por nuestro lado no prevenimos para detener a tiempo el desastre; ahora nos toca como PUEBLO enfrentar la debacle permitida.

Una parte de la base por falta de formación quiso aprovecharse de sus hermanos y sumó creando un hueco tan profundo, que los responsables directos en el desastre no están preparados para evitar y tardaremos para volver a encontrar el camino de la revolución; tenemos que volver al principio y enfrentar todo el mal que es capaz de generar el capitalismo para engañar y que lo entendamos todos en unidad, para enfrentar el combate.

Al capitalismo no se le puede dar ni un tantico así; decía el Che: no piensa con el alma; tiene una caja registradora en vez de corazón y nunca podrá entender lo que significa la igualdad en Socialismo.

La solución a este flagelo no puede estar tratado desde lo comercial; es necesario entrarle desde la organización de las comunidades, para solucionar lo que penetró como un cáncer y la única manera para que no siga, es amputando la cabeza (el mal del capitalismo puede andar sin ella) de todas formas seguirá destruyendo; nosotros tenemos que usarla hasta que podamos establecer el sistema, que sabemos nos conducirá por nuevos caminos.

Si no entendemos, que estamos en guerra y que el bachaqueo es una herramienta utilizada por el enemigo, jamás podremos encaminarnos por una solución en tiempo que permita seguir construyendo PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.

HAZTE CONCIENCIA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1235 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a225571.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO