Los límites estructurales de la tasa de ganancia. Ensayo

"Cada fuerza de trabajo individual es igual a cualquier otra, en la medida en que posee el carácter de una fuerza social promedio y funciona como tal, es decir, que en la producción de una mercancía sólo emplea la cantidad de trabajo necesario, término medio, o el tiempo de trabajo sociablemente necesario"[1].

Partamos de que toda mercancía representa dos (2) valores, el de uso, tangible, concreto y común para todas las mercancías que satisfagan la misma necesidad e independientemente de los múltiples productores que se hallen involucrados en su oferta. Y el valor de cambio o valor para el intercambio, intangible, abstracto mientras la mercancía no llegue al mercado y cuya cuantía es necesariamente determinada por todos los costes de producción de todos sus productores competidores y concurrentes en el mercado.

El valor de uso ofrece características visibles y su utilidad da cuenta de cuáles son los mejores en calidad. El valor de cambio no es una cualidad intrínseca de la mercancía. Valor de cambio significa valor cambiable por otro valor de cambio también. Su valor, pues, es relativo, necesita su cotejo con otros valores. De allí el trueque o la compra venta a través del dinero o de algunas de sus variantes con valor intrínseco o fiduciario.

Entonces, dado un precio de mercado para determinada oferta realizada, este representa el monto de las ventas, del cual se restará los costes correspondientes al volumen realizado. Esta deferencia será la ganancia que siempre garantizará una tasa media ya que de lo contrario, aquellos capitales o empresas que vean una menor rentabilidad que otras emigrarán a la fabricación de mercancías más rentables en términos de sus correspondientes precios de mercado.

Cuando un capital, o alguna empresa, empiece a obtener una mejor rentabilidad, porque el precio de mercado supere sus costos, con seguridad la verá reducirse más adelante porque otras empresas se dedicarán a producir en ese mercado, competirán, y así se va formando constantemente una tasa media de ganancia que constantemente sufrirá cambios hacia arriba o hacia abajo dependiendo de las condiciones generales de la economía nacional e internacional propias del comercio exterior. Tal es la naturaleza estructural de la tasa de ganancia.

19/03/2016 10:03:34 a.m.


 

[1] Tomado de Carlos Marx, El Capital, Libro Primero, Sección Primera, Cap. I. Por extensión, añadamos lo siguiente: Cada empresa cuenta con un valor de cambio asimilado aun costo de producción promedio, e igual al resto de las demás empresas del ramo. Así, los salarios de todas las empresas productoras de las diferentes mercancías suelen ser muy parecidos entre sí. Esta es una prueba de que a los asalariados se les reconoce sólo como fuerza de trabajo, unas más simples que otra, pero uniformes como fuerza de trabajo humano. Los costes por concepto de capital constante, si bien no crean valor alguno, agregan el de sus correspondientes valores de cambio presentes en cada compra que haga la empresa para que sus asalariados transformen materias primas con ayuda de los instrumentos de trabajo. Como los valores de cada insumo de las mercancías se adquieren a los precios de mercado, todos los componentes del costo son valores medios y, por consiguiente, el valor de cambio o precio de una mercancía viene dado por el valor del mercado que tienen todos los costes de producción de las mercancías afines. Es pues, en el mercado donde se concreta de valor de cambio y el precio de las mercancías; no hay otra forma de alcanzarlo sin entorpecimiento de las reglas de la Economía mercantil Es así cómo la plusvalía se concreta en ganancia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1088 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: