Críticas, autocríticas: ¡Culpas que nadie quiere!; comentarios e hipótesis desde la teoría de lo absurdo

Cuando desde nuestra mente, cuerpo, corazón y alma nos decimos querer ser como Chávez, es necesario más que querer ser, practicar ser. No basta con querer; decimos que en lo colectivo seremos como Chávez, pero a la hora de las derrotas o de reconocer errores a lo interno, surgen las debilidades, la no colectivización, la individualidad, la contraposición al sentimiento e ideal de Hugo Chávez, donde la culpa es tuya y no mía. ¡Tú te equivocaste no yo!, ¡los errores son tuyos como jefe, no míos!...

De los partidos políticos y demás organizaciones afines al proyecto bolivariano; sin duda esta última campaña electoral marca y desmarca muchas posiciones, como decía antes, nuestra derrota estaba signada por un sentimiento de no identificación plena y absoluta con muchos de los candidatos escogidos democráticamente por las bases. Los aliados del PSUV, en el GPP, en su momento reclamaron más participación. Hoy dicen, como vi en declaraciones atribuidas a la gente de PPT, que la alianza perfecta no existió y que ellos fueron opacados, disminuidos en su discurso, aceptación y popularidad por el PSUV. La oposición, con su obligada Unidad, nos mostró cual importante y trascendente era y sigue siendo la idea de Chávez de una única y poderosa fuerza militante, más que política, para enfrentar la adversidad. Ninguno de los grandes partidos opositores tiene más diputados que el PSUV. Bien bueno hacer una revisión profunda, pues en mi mesa electoral observé con mucha preocupación que, el aporte de votos a nuestros candidatos por parte de otras organizaciones era realmente lamentable o inexistente; PCV 2 votos, TUPAMAROS 1 voto, los demás contado PPT, MAS, PODEMOS... 0 votos, entonces, ¿dieron libertad de conciencia política? O como mi hipótesis anterior, estaban bravos porque no eran sus candidatos, en el peor de los casos no tienen aceptación ni militancia política.

La comunicación y los comunicadores; ya es de uso común en nuestras fallas políticas señalar que los errores son o se deben a falta de una buena y coordinada comunicación. Si no era Chávez y hoy Nicolás, pareciera que nuestros periodistas y comunicadores no tienen un plan, una línea maestra. ¡No están claros en el quehacer colectivo, no individual! Que ninguno de nuestros ministros pega una, entonces, ¿dónde está el problema?. ¡Nos jactamos de ser primer lugar en etiquetas de tuiter y Facebook! ¡Nuestra, no, mi etiqueta está de primero en menos tiempo! Fue mi idea, yo soy el responsable…, ¿de qué sirve?; nuestros militantes en su gran mayoría son de estratos sociales muy pobres o de los obreros en las fábricas, los menos favorecidos tecnológica e informativamente, entonces, ¿quién ve, quien escucha, quien retuitea, …. nuestra comunicación?, en la fábrica, en el barrio, nuestros simpatizantes pasan su día en labores propias, no tienen tiempo, cuando mucho al pasar frente a un kiosko, ¿qué ven? En el metro, auto bus, o taxi, ¿qué oyen? Por la noche, en casa, la tv, ¿cuál o qué? En la calle, los chismes, las noticias y diretes anti gubernamentales. Un dia, a través de www.aprrea.org, el articulo Nicolás, Nicolás, Nicolás; ¡nos están derrotando! www.aporrea.org/ideologia/a210980.html, llegó a tener más de 5 mil visitas, cuando en promedio como mucho, "mis" artículos tienen 200 visitas. ¿Quién los está leyendo? En una radio FM de alcance nacional, "afecta al gobierno", pocos días antes del 6D escuché, nadie me dijo, como los locutores "descalificaban a nuestros candidatos", a los candidatos electos por las bases y los nombrados a dedo, según los "periodistas" no eran la mejor representación. ¿Por qué nuestros comunicadores y periodistas no van al barrio, a la comuna… a enseñan y hacer comunicación local en las bases?¡No me digan que faltan recursos!

La guerra económica; existe, si, no hay duda, dura y cruenta, más cruenta que una guerra convencional, nuestro enemigo es invisible, está aquí, entre, frente y enfrente de nosotros. En nuestro interior, oculto en lo más profundo de nuestro ser, "la ambición". Más allá de culpar al "pana" Lorenzo o al "compañero" Allup, ahora subordinado a "Lechuguinos y petimetres" mirémoslo así: Ellos convencieron a nuestros "camaradas" y simpatizantes de "a pie" y no tan, probablemente "jefes", "coordinadores" o "responsables de distribución" con la idea de "nuevo liderazgo", esa del "capitalismo popular", "nuevos empresarios", "emprendedores", que a la vuelta y fuerza del "bachaqueo" cambiarían su estatus social, por lo menos su ingreso familiar, entonces; si toda esta gente, en todos los estratos socio económicos y "productivos" fue convencida de las "bondades económicas de las colas, el acaparamiento…" y cómo el Socialismo era responsable, ¿por qué votar contra él o abstenerse? o a favor de la oposición que dijo querer acabar con las colas y corregir la "mala situación económica" ¿Cómo digerirlo?

Nuestros profesionales obreros y sindicatos; sin muchos comentarios, ¿dónde están? Su labor de "fiscalización" o contraloría social, en y por beneficio del pueblo todo. Sucre, es sin duda la "comiquita", donde sindicatos "revolucionarios" y "que chavistas", pero "no muy maduristas" acusan al gobierno, a Maduro y Diosdado, por "hacer negocios" con Polar y Lorenzo, saltan, brincan, patalean, como "carajitos malcriados" cuando su patrono, el "pana" Lorenzo no les para en sus reclamos. En Cumaná, donde se fabrica parte de la harina PAN, que se consume en Venezuela, no se ve, y esos mismos trabajadores, ¡callaítos!. Dicen luego que el gobierno está expropiando al pobre Lorenzo, ¿cómo entender esa vaina? ¡Vuelven cara! y ya no acusan al patrono, sino al gobierno, "responsable" por todos los males de las empresas POLAR, "por no entregar los dólares al pana, a nuestro productivo empresario y bien amado JEFE", "Maduro, Diosdado, desgraciados, están arruinando a nuestra empresa, porque TODOS SOMOS POLAR, y apoyamos a Lorenzo"

Gobiernos regionales y locales, o falta de gobierno; sin duda que la guerra económica nos afecta, a decir de muchos analistas, más a las clases "pobres" hoy convertidos en "fructíferos empresarios", contradictorio para mí, como profesional y clase media que vive de un sueldo, con préstamos bancarios y TDC, que poco o nunca visita mercados municipales, "por lo caro", ni la cadena de abastecimiento del gobierno, por la "chusmería y chismería". Me gustan los súper e hipermercados, bien, con aire acondicionado y mucha pulcritud. Dónde no sea necesario dinero en efectivo, pura tarjeta, tu sabes, para "eso estudiamos" y nada de andar con efectivo en el bolsillo. ¡La buena vida!, El buen vivir, decía Chávez, ¿por qué no? ¿Es privativo del o en socialismo?, no creo. En ese sentido, visitando esas comunidades "menos favorecidas por la economía y la inteligencia" encuentro que es bastante, probablemente no suficiente, pero bastante y en muy plausible medida el accionar del gobierno nacional en atención prioritaria, ¡comida y otros insumos!. Ellos, los habitantes en su "orfandad", desnudes, y sobretodo, "alma buena y noble", como la de Chávez, se sienten protegidos, atendidos, correspondidos en su amor y simpatía. ¿Dónde está el problema? Simple, en la dejadez u olvido, celos, envidia, posiciones contrapuestas de nuestros gobernantes locales, alcaldes o gobernadores, su accionar en y por la comunidad deja mucho, pero mucho que decir. ¿Cómo votar por ellos y sus candidatos?...

De Chávez; en la derrota para la reforma constitucional, propios y extraños enloquecieron, los más chavistas que Chávez, lanzados en feroz y mortífero ataque reclamaban, pedían explicaciones, cabezas, querían a toda costa la victoria. Para ellos era urgente un nuevo llamado a elecciones, casi que descubren, de nuevo, "lo oculto" por mucho tiempo en la Constitución, desbocados llamaban y querían obligar a un nuevo proceso. Chávez, en su estrategia y a veces inesperado accionar político, llamó a la calma. A la retirada, a la retaguardia, al reagrupamiento, reacomodo y reposicionamiento de las fuerzas políticas. En el tiempo histórico y constitucional previsto, llamaría y ganaría el referéndum por una primera enmienda constitucional.

Para él y para quienes hemos vivido a plenitud este proceso de cambios, la oposición, nuestra oposición fue, es y será siempre colonialista, divorciada del pueblo todo, mirará y buscará los favores del capitalismo, del neoliberalismo, hoy devenido en fascismo puro y simple. El pueblo venezolano es, como siempre, amante de la PAZ, la verdad, la justicia y sobre todo, del bien común, sin importar la ideología, contradictorio con los planes de gobierno de la MUD. Ellos, los dirigentes y financistas no quieren PAZ, no quieren Constitución ni ley, el debate y la "mejor" inversión que hacen en el mundo los gobiernos neoliberales no es para progreso y bienestar de los pueblos, es si para la guerra, la invasión y la muerte, para la neocolonización. La llegada a la AN de una mayoría parlamentaria de las fuerzas opositoras por la vía electoral, en paz, es sin duda nuestra mejor y más grande VICTORIA. Sepamos aprovechar el momento.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1564 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: