A este ritmo vamos a un Revocatorio Presidencial y a una guerra civil: ¡evitemos el desastre!

El trabajo de "hormiguita" del Imperio está rindiendo sus frutos y ha ocurrido lo impensable: la reacción nos ha arrebatado la Asamblea Nacional. El voto de conciencias débiles entregó en charola de plata una rama esencial de los poderes del Estado y entramos en un mar de borrascas. Sin duda, es un contexto que da oxígeno a la dirigencia apátrida de la derecha vernácula y coadyuva a una deriva institucional sin precedentes en nuestro país. Aquellos que sufragaron desde la rabia, el revanchismo y apostando a una promesa de cambio tramposa, nos han empujado al borde del abismo; estamos en peligro de perder lo conquistado.

Desde la derrota de la Reforma Constitucional, en 2007, el enemigo ha estado ganando terreno con base en nuestras debilidades y contradicciones; el fenómeno del chavismo "light", del cual platicamos en aquella oportunidad, tuvo como primer evento de quiebre la consulta popular de ese año. La puñalada artera de estos "chavistas" provocó aquel pírrico revés y ha causado –desde entonces- el continuo deterioro en guarismos electorales de las filas bolivarianas. La ajustada victoria de Nicolás Maduro en abril de 2013 y el descalabro de este 6D, también han sido –en parte- obras del chavismo "light" que nunca estuvo comprometido de verdad con el proceso, más allá de nuestras deficiencias en el campo ideológico. El chavista "light" es un escuálido a quien Chávez le parecía simpático y que saltó la talanquera apenas percibió que su estatus de "clase media" estaba supuestamente amenazado. El chavista "light", tan pronto como feneció el Comandante Eterno, no dudó en brindar su apoyo a la MUD y estuvimos a punto de caer en las garras de los halcones ese 14 de abril de 2013. El chavista "light", el 6D, creyó de manera "naïve" las ofertas de la burguesía de un porvenir mejor y echó al cesto de basura 17 años de logros incuestionables. ¿Que debemos hacer un severo acto de autocrítica? No lo negamos. ¿Que tenemos graves carencias en la lucha ideológica? Desde luego que sí. ¿Que hemos cometido yerros al encarar la guerra económica? Por supuesto. Pero ello no exime de responsabilidad a quienes han utilizado el sufragio como elemento de "castigo" sólo para autoflagelarse ellos mismos y colocar el cuello debajo de la guillotina de la plutocracia global. No tienen ni idea de lo que hicieron y tampoco la más remota ilusión de lo que vendrá con una Asamblea controlada por el fascismo.

Con la mayoría cualificada en el Hemiciclo (más de 100 curules), la derecha criolla podrá hacer de las suyas en el legislativo y cubrirse con el manto de la "institucionalidad"; la ruta infame del obstruccionismo se perfila en el horizonte y el trofeo es la cabeza de Nicolás Maduro. Los resultados comiciales del 6D ofrecen al Imperio un vasto abanico de opciones con el fin de dar la estocada final al Presidente y convocar a nuevas elecciones: desde el golpe parlamentario hasta el referéndum revocatorio, todos los naipes yacen sobre el tablero. Washington escogerá el más efectivo y humillante.

El cataclismo que se iniciaría en enero de 2016 podría tener como desenlace el retorno de los puntofijistas a Miraflores y la posterior persecución a muerte de los factores revolucionarios; hay que establecer medidas drásticas para evitar la defenestración de la Quinta República y el retroceso al Ancien Régime de "la guanábana". Desde luego, el imperialismo usará a paramilitares y mercenarios con el objetivo de convertirnos en una novel Siria; lo pretérito sería la codiciada justificación para una invasión de Estados Unidos y el expolio de nuestro petróleo, nuestro oro. Si la criminal reacción se hiciese del poder nacional, un nuevo movimiento cívico-militar, que retomara el espíritu de la Revolución de los Claveles y el 4F, deberá detener la destrucción de la Patria. De este lado de la trinchera… ¡seguimos en el combate!

P.D. Según la MUD, ahora el Consejo Nacional Electoral sí es confiable y transparente. Claro, eso sólo lo afirma cuando el chavismo pierde. Otro elemento: ¿cómo vamos a edificar el socialismo con medios de comunicación corporativos que nos atacan por todos los flancos y machacan, jornada tras jornada, los antivalores del capitalismo? Es como si Radio Martí estuviese dentro de Cuba y transmitiera con total impunidad sus mensajes sediciosos a la población, sin restricción alguna.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1889 veces.



Adán González Liendo

Traductor, corrector de estilo y locutor

 elinodoro@yahoo.com      @rpkampuchea

Visite el perfil de Adán González Liendo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a218929.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO