Iris, Jhonny Vargas tiene razón, una cosa es ser traidor y otra es ser tonto útil

A propósito del artículo de Jhonny Vargas, intitulado: "Iris, por eso el pueblo se aleja", donde el camarada Jhonny cuestiona expresiones de la camarada Iris Varela, en las cuales, según Jhonny, Iris llama traidores a los "Izquierdistas Críticos" como él. Yo apoyo la observación de Jhonny, cuando se trate de "Izquierdistas Críticos". No sería justo llamarlos traidores, ya que muchos de ellos, dentro de su imaginario, sienten que con su crítica salvan la revolución y combaten las "desviaciones" del proceso. En consecuencia, su accionar está "preñado de buenas intenciones". Eso no significa que no haya quinta columnas en el proceso, y Aporrea está plagado de ellos. Pero volviendo al punto de los Izquierdistas Críticos (algunos de ellos) a los que seguramente se refiere Iris, debo señalar que estos "camaradas" no tienen la más mínima idea de lo que significa la crítica, como método de rectificación e instrumento de avance. Eso ocurre en camaradas con poca o ninguna formación ideológica y caen en el infantilismo izquierdista del que hablaba Lenin, propio de la ultra izquierda, formada normalmente por pequeñoburgueses que han elegido la revolución como herramienta para superar problemas psicológicos personales: odios, envidias o complejos personales que disfrazan de retórica altruista y deseos de justicia social, por eso su ceguera táctica y su egolatría.

Sobre la crítica, se ha escrito mucho y a estas alturas, debería ser básico para cualquier "izquierdista", conocer por lo menos, las condiciones elementales de utilización de esa figura; a saber: la crítica debe hacerse en el lugar apropiado, en el momento oportuno y, sobre todo, de la manera correcta. Para saber si tu crítica cumplió con esas condiciones básicas, el criticado debe quedar con la sensación de que quién lo critica, desea ayudarlo.

En la crítica se debe excluir, en lo posible, las pasiones que enturbian la objetividad. Luego, la crítica debe ser propositiva. Esto es una consecuencia lógica del conocimiento que debe tener el que critica de la situación o acción a criticar.

La manera cómo se expresan muchos compatriotas, por un medio de comunicación masivo, como Aporrea, deja mucho que pensar sobre su compresión de la situación política actual. Al parecer, creen estos compatriotas, que lanzando gasolina al fuego, lo apagarán. En ocasiones no se encuentra mucha diferencia, en cuanto al contenido y la forma de artículos publicados en Aporrea y artículos publicados en La Patilla, Noticiero Digital o El Nacional.

La oposición quiere arrinconar al gobierno, asfixiando al pueblo, para así reducir al máximo el apoyo popular del gobierno y evitar el desarrollo de la revolución. Ellos están clarísimos (la oposición) que una de las herramientas más poderosa con la que cuenta la Revolución y los revolucionarios, es el gobierno central, para la materialización de la nueva sociedad que soñamos, pero eso como que no lo saben muchos de los que dicen estar del lado de la Revolución y terminan haciéndole el juego a la oposición, y sencillamente se convierten en "instrumento ciego de su propia destrucción", o dicho de otra forma, en tontos útiles.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2414 veces.



Juan Carlos Valdez


Visite el perfil de Juan Carlos Valdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: