El silencio de la CEV… ¡El que calla otorga!

Hemos insistido en varias oportunidades sobre el papel que juega la iglesia católica venezolana en toda Latinoamérica y en el mundo, en especial la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) hoy a espaldas del Papa Francisco.

Íbamos a decir a espaldas del Vaticano pero en honor a la verdad debemos admitir que también en la curia romana hay muchos presbíteros, obispos y cardenales quienes también guardan silencio junto a los jerarcas de la iglesia católica venezolana, porque le han dado la espalda al Papa quizá por razones diferentes.

En la Iglesia católica, apostólica y romana en manos del sucesor de Pedro, luego de que Jesús cumpliera su misión en la tierra de redimirnos ante el Padre y transmitirnos su mensaje a través del Espíritu Santo, quedaron muchos discípulos quienes desde un primer momento, entendieron el mensaje dirigido - en especial - a los pobres y excluidos de la tierra.

Este aspecto, reflejado en las Bienaventuranzas del Evangelio, resume el principio y el fin a través del cual se manifestaron las primeras diferencias al correr de los siglos, entre quienes enarbolaron la bandera del cristianismo y el mandato del hijo de Nazaret, la de "amaos los unos a los otros como yo os he amado".

No es la primera vez en la historia de la Iglesia que con sobrada razón o sin razón, han surgido posiciones encontradas entre los jerarcas o apóstoles de Jesús.

Muchos son los ejemplos que están escritos y registrados en la historia, desde sismos, divisiones, separaciones, nuevas iglesias y excomulgados y excomulgadas, quienes han quedado a la orilla del camino.

El papel de la Iglesia a través de los siglos y de allí su fortaleza, ha estado caracterizado por posiciones críticas y humanas, otras signadas por el perdón, como la esencia divina que la caracteriza.

Las contradicciones, por citar una frase del escritor colombiano Gabriel García Márquez, se expresan en la sentencia "la procesión va por dentro".

Sería interminable citar el número de malos ejemplos en la historia de la iglesia los cuales se le endosan a la cúpula de San Pedro como la Santa Inquisición, las Cruzadas, la bendición de los tanques de Hitler, en la Segunda Guerra Mundial y una serie de hechos de pedofilia, corrupción y accionar de logias financieras por parte de "los cuervos del Vaticano". (Los Cuervos del Vaticano, Eric Frakttini)

Es por ello que en los últimos tiempos la actuación de los Papas ha sido más dinámica y los ha convertido en "viajeros errantes" por el mundo, impactando en importantes decisiones las cuales han trascendido el Concilio Vaticano II, las célebres Conferencias Episcopales como la CELAM de Medellín y Puebla y las encíclicas que han revolucionado al mundo, por citar sólo algunos ejemplos.

Sumos pontífices como Juan XXII, Pablo VI, Juan Pablo I ("Las Sandalias del Pescador"- una incógnita su muerte -), Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco - por citar los más recientes - han representado cambios significativos en la liturgia y en la manera de predicar el Evangelio a los hombres, basados en el ecumenismo y en el acercamiento a otros credos o filosofías religiosas del mundo como (judaísmo, budismo, islamismo, sincretismo africano y la santería latinoamericana, entre otros)

No es para nadie un secreto que la llegada del Papa Francisco al Vaticano es el resultado de la retirada estratégica del pontífice Benedicto XVI (ahora Obispo emérito de Roma, después de su renuncia) y la cual dejó muchas incógnitas a los "vaticanólogos" o "vaticanistas" (http://es.aleteia.org/2015/01/10/el-papa-francisco-criticado-por-viejos-vaticanistas-y-vaticanologos/)

La llegada del Papa Francisco ha tocado muchos intereses y la base del Vaticano respaldada por muchos jerarcas en el mundo, así como la CEV han sentido estremecer sus cimientos por sus ataduras a anteriores formas de gobierno y al sistema capitalista mundial.

No es casual la actual guerra interna que se ha desatado en El Vaticano contra el Papa Francisco y contra la tradicional organización de los Jesuitas, orquestada por otras organizaciones ortodoxas como el Opus Dei y otras legiones, no precisamente de ángeles o arcángeles.

La identificación del Papa Francisco - a pesar de sus cuestionamientos a la ideología - ha dejado marcada su huella con los pobres, sobre todo en los últimos encuentros con pueblos latinoamericanos y del Norte como Ecuador, Bolivia, Paraguay, Cuba y los Estados Unidos.

Su mensaje ha sido explícito contra el capitalismo y los explotadores de los humildes y también contra los destructores del medio ambiente en el mundo (a pesar de ello Obama dice que lo ama).

Esperamos que el silencio de la CEV no sea para esperar que los "cuervos del Vaticano" den un golpe de Estado al Papa Francisco; sino más bien - deseamos de todo corazón - sea el resultado de una profunda reflexión de sus homilías y encíclicas para así bajar de los altares de mármol y de sus palacios, al encuentro con los humildes y los pobres de Venezuela.

Desde hace mucho tiempo los venezolanos deseamos y aspiramos que exista una verdadera identificación de los jerarcas y de la cúpula de la iglesia venezolana (CEV) con los oprimidos y excluidos de la tierra de quienes Jesús dijera: "Bienaventurados los pobres de la tierra, porque de ellos es el reino de Dios".

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1639 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: