Propuestas y no búsqueda de culpables construirán una patria con espíritu social y humano

POR QUE FRACASAN MUCHOS EMPRENDEDORES.

Muchas son las ganas y el coraje que ponen miles de venezolanos con ganas de echar para adelante a este país, muchos optan por la apertura de pequeños y medianos negocios dedicados al área comercial; otros y hay que decirlo en minoría deciden irse a la fabricación o producción de productos ya sea para el sector industrial o consumo masivo. Un gran porcentaje de estos emprendedores deciden apostar a sus negocios tomando como primicia que la suerte está de su lado sin haber realizado un estudio de mercado y los resultados a veces no son los esperados, muchos de ellos terminan perdiendo grandes cantidades de dinero y el estado miles de bolívares en financiamientos que nunca son cancelados. En el caso de aquellos emprendedores que optan por lanzar nuevos productos al mercado el fracaso se acentúa mucho más debido a lo complejo y costoso de realizar una investigación de mercado que nos indique la probabilidad de ser aceptado en el mercado, optando en muchos casos por contratar los servicios de piratas académicos que bajo engaños y bajos honorarios estafan a estos soñadores con muchas ganas de construir patria. Los resultados de estas investigaciones realizadas de manera improvisada constituyen fracasos y frustraciones para quienes se inician en el mundo empresarial.

Sin embargo a pesar de que la investigación de mercados nos brinda una clara oportunidad de éxito y una alta probabilidad de que podamos alcanzar nuestros objetivos, todavía sigue presente la posibilidad de fracasar al no contar con un plan de mercado que nos permita ofrecer el producto en las condiciones que espera el mercado meta (empaque, diseño, marca, contenido, cantidad), en el tiempo y lugar establecido, a un precio acordado entre las partes y bajo un plan comunicacional persuasivo que le permita al mercado conocer su existencia y provocar la acción de adquirirlo. ¿Muchos se preguntarán y esto como se aplica en el sector comercio? En el caso de querer aperturar una tienda o punto de venta para la venta de productos se debe diseñar un plan de mercadeo considerando las mismas variables pero variando las condiciones en su aplicación; por ejemplo en el caso del producto se consideraran aspectos relativos a la tienda (diseño, productos a ofrecer, mobiliario, nombre, colores, colocación de los productos, uniformes de los empleados, entre otros). Aquí también suele suceder lo mismo cuando se aplican investigaciones de mercado improvisadas o un plan de mercadeo mal diseñado, las consecuencias ya las conocemos.

El tercer elemento y no menos importante es contar con el recurso apropiado para ejecutar dicho plan, de nada vale contar con un excelente plan de mercado si no contamos con un personal con un amplio conocimiento de la materia y la capacidad de aplicarlos en su momento e implementar los correctivos necesarios. En esta etapa tienden a ocurrir muchos fracasos y es común establecer como culpables fallas en el diseño de las etapas anteriores.

Son muchos los emprendedores con excelentes ideas que solo requieren ser canalizadas, a veces un poco modificadas, pero que tienen una alta probabilidad de éxito si entre muchos factores se cuenta con un excelente proceso de investigación de mercados, un diseño de un plan de mercadeo bien concebido y un personal calificado para su aplicación.

En los actuales momentos existen factores que inciden favorablemente en el éxito relativo de algunos emprendedores, en especial aquellos dedicados a la producción de bienes tangibles, tomo la palabra "relativo" ya que muchos de estos productos alcanzan altos volúmenes de ventas, pese a no llenar las expectativas de los mercados, pero producto de variables como: escasez y esto es lo que hay, nuestros consumidores se ven obligados a comprarlos, lo que erróneamente hace creer a muchos emprendedores que el éxito es una variable de intuición y no un proceso de investigación, de diseños de planes y de contar con el personal indicado. En estos casos la alegría puede durar muy poco, tarde o temprano la apertura de los mercados es eminente y los que pensaban que eran una especie de superman y que su poder de intuición era la clave de su éxito, terminan en un derrumbe de sus ventas y por lo general desaparecen del mercado, quedando un recuerdo efímero de sus marcas, bajo una premisa de posicionamiento que nos recuerda que el uso de esa marca en un futuro no es lo más recomendado.

Muchos son los venezolanos con vocación de emprendedores e ideas para desarrollar y transformarlas en productos o servicios, pero muy pocos con capacidad financiera para llevar a cabo sus proyectos y otros grupos que cuentan con una capacidad financiera limitada lo cual se convierte en el principal obstáculos para el desarrollo de sus ideas, partiendo de la premisa de que son factibles de ser implementadas.

Desde hace años he planteado a través de aporrea.org la necesidad de que el Estado cree una unidad que apoye a estos emprendedores no solo desde un punto de vista financiero y legal, sino desde un punto de vista de diseño, producción y mercadeo. En tal sentido como lo he venido pregonando en artículos anteriores, propongo la creación de la unidad de desarrollo de nuevos productos o unidad de apoyo a emprendedores; ente que asesorará e ira de la mano con los emprendedores en el diseño, producción y comercialización de sus productos (tangibles e intangibles) hasta lograr un posicionamiento aceptable en el mercado y puedan por si solos ir creciendo y fortaleciéndose año tras año hasta su consolidación como empresarios con sentido social y proveedores de productos de calidad capaces de abastecer el mercado nacional e internacional.

Cuantos emprendedores tienen ideas innovadoras que solo se quedan en el papel o a pesar del empeño de estos potenciales empresarios mueren a los pocos días de nacer; siendo lo más grave que son copiadas y perfeccionadas por transnacionales o grandes empresas, son patentadas por estas como innovación propia y se convierten en productos exitosos; todo esto porque nuestros emprendedores no cuentan con un acompañamiento gerencial y técnico de primera línea que junto a ellos conviertan sus ideas en proyectos exitosos. Hace unos días hable con una emprendedora que estaba solicitando un crédito a un banco u organismo del estado, esta compatriota quería un presupuesto de los insumos requeridos ya que era uno de los requisitos exigidos, uno de esos requisitos era el costo del saco de harina de trigo, le pregunte qué productos vas a fabricar o producir, ella me dijo tortas, le pregunté: ¿Qué tipo de tortas vas hacer? Me respondió tortas (existe en el mercado diferentes segmentos con infinidad de necesidades o deseos que difieren entre ellos y para los cuales existen diferentes tipos de tortas); le dije ya tienes código SADA (requisito indispensable para poder obtener un cupo por parte del Gobierno para poder acceder a la compra de harina de trigo), me dijo: que es eso. Cuanto financiamiento se dio a través de la banca pública a cooperativas y préstamos a pequeños emprendedores y los resultados los tenemos a la vista, se pensaba que con un cursito ya todo estaba arreglado. Los resultados de estos paños calientes solo fomentaron la corrupción y el fracaso de lograr una economía sana, sustentable en el tiempo, con espíritu social y en especial competitiva, ofreciendo productos de calidad a precios accesibles.

A veces me preguntó: si hay espacios para grandes cadenas televisivas y de radio por parte del Gobierno que muchas veces no dejan nada y para desfiles militares (cosa que no critico) por qué no hay espacios para que los emprendedores? Muchas de estas horas de cadenas pueden ser usadas para que estos nacientes empresarios puedan difundir sus estrategias comunicacionales de manera de informar y persuadir al mercado en la compra de sus productos; existen muchos peloteros, artistas, locutores que pueden poner su grano de arena para ayudar de manera voluntaria en el alcance de este objetivo.

La unidad de desarrollo de nuevos productos estará constituida por un equipo interdisciplinario donde encontraremos desde ingenieros en producción, en el área industrial, TSU en alimentos, Licenciados en mercadeo, abogados, diseñadores gráficos, entre otros; y su objetivo será contribuir al desarrollo de aquellas ideas que previo estudio tengan una alta posibilidad de ser exitosas, acompañando a los emprendedores desde el desarrollo de los productos hasta la consolidación de los mismos. Se debe contar con una infraestructura de primera línea en la cual estas ideas puedan desarrollarse desde un punto de vista virtual hasta en el diseños de los prototipos.

Son los emprendedores los que en un mediano plazo constituirán los empresarios que darán musculo al aparato productivo nacional, la tardanza en darles un verdadero apoyo bajo un precio del petróleo que se tambalea, constituye un llamado a la imperante necesidad de dar un cambio de rumbo en lo que hasta ahora se ha venido haciendo, de lo contrario nuestra patria transitará hacia un camino que todos sabemos no traerá nada bueno en un futuro a los venezolanos; las alarmas desde hace tiempo están encendidas y las consecuencias estarán a la vista en las próximas elecciones.

Henry Carrero

Profesor de postgrado y asesor en temas de mercadeo

Profesor Jubilado UNEG.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1276 veces.



Henry Carrero

Asesor y docente universitario en la Universidad Nacional Experimental de Guayana - UNEG. Especialista en temas de mercadeo.

 henryantonioc@gmail.com      @HENRYACARRERO

Visite el perfil de Henry Carrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: