Quinto malo

Mientras tanto Colombia no olvidar nuestro Esequibo

Son muchos frentes. Algunos de los más importantes en el asedio contra el pueblo de Venezuela y de nuestra Revolución Bolivariana y Chavista, los constituyen, la amplia frontera con Colombia y la estrecha, pero no menos significativa, con Guyana.

Los gobiernos de estos dos países se han confabulado, por órdenes imperiales, para intentar asfixiar al pueblo de Venezuela, desplegar confrontaciones armadas, desarrollar agitación y contrainformación, con el único objetivo de afectar a la Revolución Bolivariana y Chavista e impedir su avance en la consolidación de nuestra soberanía e independencia definitiva.

El objetivo mediático manejado por las transnacionales de la manipulación informativa, se ha dedicado a sembrar noticias, de las que acostumbran inventar, señalando supuestos sobrevuelos de naves militares venezolanas en territorio colombiano. Nada más falso e indemostrable. Ni una sola traza gráfica en los censores que supervisan los suelos fronterizos entre los dos países. Pero la canalla imperial siembra dudas, crea desconcierto y "sutilmente" atiza la confrontación bélica, a partir de sus invenciones. Es el mismo esquema aplicado en Afganistán, Iraq, Siria y otros países sobre los cuales han tenido interés por montar escenarios bélicos, basados en la manipulación y en el fuego artillado de las palabras y las imágenes trucadas.

Venezuela revolucionaria, bajo la voz de mando del Comandante en jefe de la Defensa integral de la Patria, el camarada presidente Nicolás Maduro, ha dado muestras de indudable firmeza en resguardo de nuestra soberanía e independencia, pero jamás ha dudado ni dudará en mantener izadas las banderas de la paz.

Lo que sí es cierto, es que el Gobierno de Colombia, en la figura de su presidente Juan Manuel Santos, quien se había mantenido aparentemente distante de su jefe y ductor, el paramilitar y narcotraficante Álvaro Uribe Vélez, ahora hace yunta visible y, en obediencia a sus amos imperiales, desatan provocaciones contra Venezuela, porque saben que la única posibilidad de sobrevivencia del imperio capitalista y de imponer su "razón" es mediante la guerra abierta.

El objetivo imperial es vencer al pueblo venezolano, hacerlo desistir de su camino libertario, Bolivariano y Chavista, mediante el cual construye su definitiva independencia y la Patria socialista. Las transnacionales del petróleo, del gran capital, sus estrategas y operadores políticos y militares, desde el Departamento de Estado, el Pentágono y la CIA, no soportan a un pueblo libre y soberano, sembrando de paz a Nuestramérica y al mundo.

Por eso el interés por coordinar acciones atenazadoras, aparentemente no relacionadas, pero de idénticos propósitos desestabilizadores. Es el caso de las bulliciosas y amenazantes declaraciones sucesivas del mandatario guyanes, David Granger, quien autorizó, como parte de su sumisión a las órdenes del imperio, concesiones de explotación petrolera en territorio venezolano del Esequibo, por parte de la más grande transnacional petrolera, la Exxon Mobil.

Se trata de toda una estrategia imperial de ataques múltiples contra Venezuela. Por eso, mientras tanto Colombia, no debemos distraer nuestra vigilancia sobre los movimientos desde Guyana. Estamos bajo asecho pero, sin dudas, perseveraremos y venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1225 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a214279.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO