¡Soñando con Santos!

Tengo el juego trancado, no tengo con que atender la "gentará" que tengo en la frontera, a esos millones de seres humanos que nunca he atendido. La frontera no puede continuar trancada. Ahora, como hago, sí todo lo tengo que hacer yo. Ve:

  1. Quitarle la legalidad, "ilegal" al contrabando de extracción (De gasolina, alimentos y muchos otros bienes). Eso no lo puede hacer Maduro, esa parte me toca a mí, pues, él no puede derogar nuestras leyes. De plano, debo hacerlo, y lo voy a hacer, solo que para no quedar mal y, al contrario, ganar simpatías, imagen, le pediré perdón a Venezuela y al mundo. Porque, te voy a decir, ya todo el mundo saca las cuentas y en verdad era, un descomunal atraco a nuestra "hermana" Venezuela.

  2. Quitarle la legalidad, "ilegal" a las Casas de Cambios, esas que lavando dólares del narcotráfico, devalúan el bolívar con relación al peso hasta 50 veces y se prestan para el marcaje del dólar today. Eso, tampoco es facultad de Maduro, es solo mía.

  3. Eliminar el Paramilitarismo, eso me toca a mí; pues es en nuestro territorio donde está su vivero, aquí está su escuela, de aquí se exporta para allá a hacer trabajos concretos, procurando sembrarse para siempre. Toca a mi gobierno someterlo, las fosas hablan por sí solas de nuestro innegable producto.

  4. Contener las Emigraciones de Colombianos hacia Venezuela, eso no lo puede hacer Maduro. Yo debo habilitar varios puestos de Vigilancia y Control en la frontera, para que no se me vayan mis coterráneos, da pena que ya vayan 10 millones de Colombianos que se han ido de mí País y que, seis millones hayan ido a parar a Venezuela, el 60% de los que se han ido los ha albergado Venezuela, al punto de que el 20% de su población es Colombiana, uno de cada cinco habitantes de Venezuela es Colombiano. Así mismo, debo habilitar políticas públicas que atiendan a los Colombianos, fundamentalmente a los de la frontera con Venezuela, donde el margen de pobreza es inmenso y solo viven del contrabando y demás flagelos que son una vergüenza para nuestra Patria y establecen una cultura miserable, indeseable para un pueblo que ha de ser culto y digno, alejado de toda cultura forajida. Por todas estas cosas y muchas otras, debo pedir perdón y abocarme a enmendar los errores del pasado.

Oídas sus reflexiones, le interrumpo: Y Maduro, ¿qué debe hacer?. Lo que está haciendo, reclamando lo suyo. Como vez, todo, todo lo tengo que hacer yo.

Ah, pero se me olvidaba algo: ¿ Para qué están esas 7 Bases Militares Norteamericanas y una Israelita en mi País?, ¿ Para qué están esas Casas de Cambio en la Frontera con todo su tinglado "legal"?, ¿ Para qué están los Carteles del Narcotráfico?, ¿Para qué está nuestro Gobierno Oligárquico y excluyente en el poder?, ¿ Para qué están los Sicarios, debidamente organizados y entrenados en su bestial arte?, ¿Pará que está el Imperio Norteamericano con su Corte Penal Internacional sumisa?, ¿ Para qué está la gente del Petróleo, instalada en Ecopetrol y otras Empresas montadas en el negocio de la gasolina y otros derivados del Petróleo?. Lógicamente están, para trabajar en conjunto haciendo que chille la Economía Venezolana, que explote la ira, el descontento y la antipatía con el proceso revolucionario, Venezolano, a objeto de viabilizar el asalto de sus recursos por parte del Imperio Norteamericano.

Se me olvidaba, que más allá de lo que la lógica supone que debo hacer con relación al problema de la frontera, yo debo cumplir un rol en mi gestión, pues, para eso se me puso allí.

Ahora, ¿qué hago?, se preguntó Santos. A esa altura, solo alcancé a decirle que sí no hacía nada, la frontera continuaba cerrada y por tanto, Venezuela dejaba de perder, dejaba de ser estafada por montos inmensos y mientras más pasaba el tiempo, más cuentas claras iba sacando el pueblo, graficando, palmariamente, el tremendo robo de que venía siendo objeto y jurándose que eso no debería pasar más nunca, que ningún Presidente, ni equipo de Gobierno podía aceptar semejante afrenta ni a nivel internacional ni de cara a sus ciudadanos.

Aunque no lo crean, a esa altura desperté de este sueño que tuve, teniendo como protagonista al Santos. Desde esa hora, no sé que pueda resultar de la conversación que este lunes sostendrán Nicolás Maduro y Santos. Lo cierto es que mientras siga cerrada la frontera, Venezuela fortalece su Patria, esa que el Imperio al lado de las Oligarquías parásitas de Colombia y Venezuela´, quieren arrebatarnos. Sí no actúan en correspondencia con la lógica natural, ¿con qué zarpazo nos vendrán? ¿Pondrán a prueba los avances extraordinarios y el Poder del Bloque Emergente en el nuevo mundo que ya es multipolar y multicéntrico? ¿ Se contendrán, por ahora, y atenderán por primera vez a su población fronteriza que ha venido parasitando de Venezuela?.

Amanecerá y veremos.

¡ VIVA CHÁVEZ, VIVA MADURO Y SU LEALTAD Y EL PLAN DE LA PATRIA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1597 veces.



Freddy Gil


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a214270.htmlCd0NV CAC = Y co = US