Cuando la devaluación es especulativa ¿Control de cambio, para qué?

Creemos que llegó la hora de la congelación general de precios para, por lo menos, darle un respiro al bolsillo de los trabajadores.

Se echó manos al Control de Cambio para evitar la fuga de nuestras divisas. Ok, lo hicimos, pero a estas alturas, con esta especulación desenfrenada, estamos viendo que esa fuga, más bien, se ha visto reforzada, sólo que opera bajo la forma de bolívares que la burguesía está sustrayendo para sí.

Esos bolívares sustraídos al pueblo, producto de la especulación derivada de una paridad ilegal y contra la cual el Banco Central de Venezuela (BCV) debe tomar severas medidas, son bolívares que no son sustraídos de la circulación porque con ellos la burguesía no está comprando los dólares cuantitativamente correspondientes, única manera, esa, que garantizaría una paridad invariable.

El caso es que los especuladores no están comprando dólares con las ganancias que en bolívares sustraen a diario de los bolsillos de los consumidores, consumidores que incluyen, por cierto, a comerciantes menores y a trabajadores-burócratas y particulares-con altos ingresos a quienes también se les ha encarecido su vida.

Indudablemente que con tales bolívares la burguesía compra dólares, pero a paridades muy inferiores a la que arbitrariamente usan para fijar sobrecostos permisivos de los precios especulativos que nos ocupan, y de allí que la paridad oficial se haya visto erosionada. Por ejemplo, el especulador fija costos basados en una paridad ilegal = Bs.F 600. Luego compra dólares a Bs.F 200, o mucho menos.

Esa truculencia financiera le permite sacarle al BCV más dólares con menos bolívares, lo que obviamente baja la existencia de divisas en el BCV y sigue abultada la circulación en bolívares; esto traduce una devaluación especulativa de la moneda.

De resultas, nos preguntamos: ¿de y para qué es el Control de Cambio?, ya que entre su aplicación no debe soslayar el control de precios. Creemos que llegó la hora de la congelación general de precios para, por lo menos, darle un respiro al bolsillo de los trabajadores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1347 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas