La invasión y el invasor

Venezuela nuestra nación, mi país es un espacio donde desde hace mucho se viene recibiendo a los que llegan de otros territorios, se llega por guerras de la que escapan poblaciones enteras y en Venezuela hicieron su vida, se llega por amor alguien encontró su pareja y en luego se “amaño” a nuestra tierra, se llega con capacidades técnicas y aprendemos de ellos, se llega a aprender de nosotros en fin se llega.

Pero lo cierto es que también llegan ajenos que de repente pretenden apropiarse de la tierra que pisas y amenazar al paisano y cobrarle derecho de piso al que es dueño por derecho de la tierra que ocupa y vivienda que habita es otra cosa.

Lo ocurrido en la Cota 905 en Caracas fue un combate con todas las de la ley sujetos armados, parapetados, con armamento de alto poder, que imponían su ”ley” fueron abatidos y por lo que tengo de información hasta ahora combatieron y fueron derrotados por suerte. ¿Qué hacían decenas de personas armadas, muchos extranjeros en los cerros de Caracas?

La seguridad y la vida en paz de sus habitantes es y debe ser una prioridad de cualquier estado se actuó al fin, creo que se debe recuperar el tiempo perdido y desarrollar un plan integral de lucha contra el flagelo de los delincuentes, conocer sus espacios de vida, buscar sus cómplices, enjuiciarlos y detenerlos y de ser posible rehabilitarlos, Tarea ardua, difícil que quizás nos impaciente pero es necesaria.

Los métodos usados para combatir la delincuencia que hoy son sicarios, asesinos, bandas armadas, carteles que cobran peaje, extorsionadores se deberá hacer aplicando viejos y nuevos métodos, se deberá desarrollar trabajos de inteligencia, seguir las rutas del dinero y que los recursos recuperados se apliquen para el mejoramiento de la zona donde actuaron por mucho tiempo, publicar las fotografías de los detenidos en la prensa nacional para que sean sometidos al escrutinio público y que otras víctimas al reconocerlos puedan realizar la denuncia correspondiente, construcción de verdaderos centros de rehabilitación, desmembramiento o aislamiento de los conocidos “pranes” de la población carcelaria, confidencialidad de los denunciantes y vigilancia permanente en los puntos de mayor conflictividad y presencia delincuencial.

Premios a los policías, garantía de vivienda digna para los funcionarios con cierto tiempo en la institución y castigo contra los “funcionarios” que colaboren, participen, activen con los delincuentes, corredores seguros dentro de ciudades, pueblos y caseríos.

Un 0800 que funcione las 24 horas y alarmas vecinales y apertura de espacios de recreación deportivos, culturales, educativos, la delincuencia se desarrolló, creció, se modernizo y aumento su poder económico y armamentístico y es debería ser una prioridad combatirla ¿ Por cierto los bachaqueros no tendrán que ver con el financiamiento a estos grupos paramilitares?

Seguimiento constante de la actuaciones de los agentes policiales, cuerpos de inteligencia en los cuerpos policiales, espacios de denuncia ciudadana.

La batalla contra la delincuencia parece haber comenzado ojala y sea … Y una esperanza de que la impunidad llegue a su fin.... Ojala y sea cierto aquello de "Caiga quien caiga"...

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1302 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a210875.htmlCd0NV CAC = Y co = US