Primarias, Hiperinflación y Cerveza

Seguimos analizando los efectos que tuvieron, tanto las primarias del oposicionismo como del chavismo, pues, pareciera que, para la burguesía apátrida y sus agentes políticos, tanto internamente como algunos, en el exterior, no hubiese pasado nada y todo sigue, como dirían a "pedir de boca". Si factores del chavismo han encumbrado su triunfalismo, nada distinta ha sido la postura de sectores de la burguesía, muy en particular, la comercial importadora; quienes aún creen posible, que profundizando la guerra económica, pudieran revertir los resultados previsibles de las parlamentarias del venidero 6 de diciembre. Apenas, dentro de cuatro meses con unos pocos días.

Esa premisa, lleva a ese sector de la burguesía, en extremo empoderada con la idea de derrocar al Presidente Maduro, a no considerar la sola posibilidad de diálogo o búsqueda de acuerdos con el Gobierno Revolucionario e ir, a la profundización de la guerra, como bien lo expresara el presidente saliente de Fedecámaras Jorge Roig, en reciente entrevista: "Soy muy optimista con la reconstrucción económica. Menos optimista con la reconstrucción política y social. La parte económica consta de una receta relativamente sencilla, donde será necesario apretarse el cinturón un par de años, y nos pueden luego sonreír las circunstancias. Reencontrarnos todos como país, superar las diferencias, normalizar las cosas totalmente si nos puede llevar un poco más de tiempo… 15 años en la vida de un país es poco, esto se agotó, va a pasar, a mis nietos no les importará quién fue Hugo Chávez. Tenemos un país por hacerse completo que está a la vuelta de la esquina, y despertaremos pronto de esta pesadilla, con todo nuestro potencial. No tengo dudas. No es retórica…" (Roig: "Despertaremos pronto de esta pesadilla", entrevista para Tal Cual, 10-07-2015). En sus palabras, apreciamos un Roig optimista, en su intención de salir del Presidente Maduro. Una vez derrocado, proclama Roig, vendrían "un par de años" para apretarse el cinturón, lo que bien nos lo pudiera explicar un ciudadano o ciudadana española o griega; dos años de duro sometimiento a las políticas de shock económico, dirigidas por el FMI, quien retomaría el control sobre nuestra economía, ese es, el anhelado gran sueño de la burguesía parasitaria venezolana, poder volver entregar nuestro país a los dictámenes de su amo, los EEUU.

El balance, a dos años de intensificación de la guerra económica, no es nada alentador para quienes propiciaron e impulsaron esa forma de actuar políticamente que, como bien expuso en alguna oportunidad –públicamente- el Presidente Maduro, fue diseñada en la oficina oval de la Casa Blanca; tal cual, si hubieran renacido el Presidente Richard Nixon y su Consejero de Seguridad Nacional, Henry Kissinger. Fue un 15 de septiembre de 1970, durante una reunión de apenas quince minutos, en la Casa Blanca, la oficina oval, a la que asistió Kissinger, siendo testigo de la instrucción que giró el Presidente Nixon al director de la CIA, Richard Helms, manifestándole que la elección de Allende era inaceptable a los intereses de EEUU, ordenándole en consecuencia a la Agencia actuar, expresándole su desafortunada frase para la historia: "hay que hacer gritar a la economía para salvar a Chile", como lo registró Helms en sus apuntes. Cuarenta y tres años después, esa misma oficina oval sería testigo de una reunión que buscaba los mismos fines solo que, a un Presidente distinto, Nicolás Maduro, quien nos cuenta de su planificación en entrevista para Roberto Malaver: "Nosotros nos concentramos en la guerra económica, verdaderamente, porque esta guerra económica se decidió en la Casa Blanca. Eso formó parte de los factores de poder en Estados Unidos creyendo que había llegado el momento de destruir a la revolución bolivariana. ¿Hasta dónde lo sabía Obama? No sé; si lo sabía, muy mal; si no lo sabía, también mal, porque todo lo hicieron en la Casa Blanca, yo lo denuncié en junio y tengo los nombres. Fue gente del Departamento del Tesoro y el Departamento de Estado, y hubo una persona que estuvo en la reunión que alertó a Venezuela, con tiempo…" (Últimas Noticias, 22-12-2013). A diferencia de Allende, el Presidente Maduro pudo con el apoyo del pueblo venezolano y la FANB, derrotar las distintas intentonas que buscaban derrocarlo por la vía de la desestabilización y la violencia (güarimbas de 2014), posteriormente en 2015, mediante el abortado intento de golpe de Estado, en el cual, comprometieron a un grupo reducido de militares de la Aviación Militar Bolivariana, la mayoría procesados y encarcelados, complotados con un grupo de civiles entre los cuales destaca el ex alcalde Antonio Ledezma, actualmente en prisión y, quien, según las investigaciones, sería el Presidente provisional de la junta militar derechista. Hasta la fecha, todas las intentonas golpistas que ha emprendido la derecha fascista, han sido derrotadas por un pueblo y un gobierno, decididos a vivir en Democracia y en sana Paz, libres de fascismo.

No nos queda la menor duda, que las políticas de caos económico, en las cuales la CIA tiene acumulada amplia experiencia, y que pueden pasar desapercibida para un importante sector de nuestra población, si no se denuncian y develan sus métodos de actuación; han pasado a la primera línea de actuación en los planes desestabilizadores de la derecha apátrida y el imperialismo de los EEUU, en nuestra República Bolivariana de Venezuela. No le ha resultado nada fácil al gobierno del Presidente Maduro, encarar y derrotar esa política criminal de la derecha apátrida contra el pueblo venezolano. Colas; desabastecimiento o más bien, ocultamiento de productos de primera necesidad y de aseo y limpieza de la población, medicamentos; alta inflación (hiperinflación), que ha paralizado la actuación del BCV, organismo que no ha dado cifras del IPC en lo que va de este año 2015. Medidas todas, acompañadas de intensas campañas, impulsadas desde los medios de comunicación de la burguesía, de guerra psicológica, cuyo fin no ha sido otro sino intentar revertir el sentimiento mayoritario del pueblo venezolano, de respaldo pleno a la Revolución Bolivariana y sus grandes logros en lo educativo, cultural, social y político.

Desde el Gobierno se han podido paliar, los problemas de desabastecimiento en alimentos y medicinas, importante papel han jugado en ello, los mercales, Pdvales y bicentenarios, en fin: la Misión Alimentación, una de las obras fundamentales creadas por el Comandante Hugo Chávez, en beneficio del pueblo venezolano. En cuanto a la inflación, le ha resultado cuesta arriba al Presidente Maduro, al menos, apaciguarla. Ella, sin duda, comprende uno de los problemas estructurales de nuestra economía, el Comandante Chávez, en vida, supo caracterizarla acertadamente: "Tenemos que...hacer una tabla comparativa...de los costos de producción! ¡Para demostrar cómo la burguesía...infla todo! Si a ellos les cuesta producir una mata de palma...1 Bs...Ellos le ponen 2 Bs. Y le ponen 3 Bs. Y después traen para acá...y a lo largo de la cadena productiva...van inflando, inflando...y cuando llega el producto al consumidor final...Bueno, tiene un precio, tres, cuatro, y cinco veces por encima de lo que debería tener como precio... ¡Está el caso de la arepa! Siete Bs. nosotros…Vendiéndola con un margen de beneficio! Ellos la venden en 20 y en 30 Bs...Una arepa! Un kilo de carne! Y también pasa con la margarina...con el aceite…con el jabón! Con todo! El capitalismo tiene una lógica. Es como tú decías, el metabolismo, ves? El capitalismo no puede ser de otra manera...Ni que quiera! Es como el caimán...Un caimán que no quiera comer peces...porque él es bueno... va a terminar comiendo peces...¡Porque esa es su naturaleza! O un río que en invierno que no quiera desbordarse...aunque él no quiera...es su naturaleza...llenarse de agua...El capitalismo siempre busca la mayor tasa de ganancia...Y para ello explota a los trabajadores, les paga mínimo a los trabajadores...les desconoce sus derechos...¡Y lo carga de trabajo para explotar la plusvalía! ¡Léanse a Carlos Marx, Fedecámaras y compañía...! (Aló Presidente desde Planta Industrial Diana C.A., 02-05-2010). Y cuando hablamos de estructural, como bien señaló en su oportunidad nuestro Comandante Chávez, es un problema intrínseco al capitalismo y a los capitalistas, su ansiedad de máxima ganancia, máximos beneficios. Importan a Bs 6,30 ó 12 por dólar que les aporta el Estado, y quieren venderlo luego al dólar que les fijan desde Miami o Cúcuta; a Bs 600, está por estos días en que arrecian su campaña contra el pueblo y se acercan las elecciones parlamentarias, nada extraño que lo ubiquen a Bs 1.000,00 hacia comienzos de diciembre, como expresión acabada de sus finalidades político-electorales. Comprender la naturaleza de la inflación, en nuestro país, nos indica hacia dónde debemos apuntar los tiros que la desinflarán. La burguesía, la clase de los capitalistas, depredadores del tesoro público, quienes hicieron sus fortunas a costillas del Patrimonio Público, propiciando la corrupción de las y los funcionarios del Estado; ahora inducen, la corrupción del pueblo pobre, de los buhoneros, mediante esa forma de desviar los productos básicos y no tan básicos del comercio formal, el bachaqueo.

Se trata, de una burguesía parasitaria al extremo, improductiva y poca dada a lo creativo, a emprender retos que conlleven incidir en el proceso productivo nacional. Motivada solo, a la obtención de los dólares del pueblo venezolano, para reinvertirlos en el exterior, en paraísos fiscales tipo Panamá. En esa burguesía, entiéndalo bien, Presidente Maduro, no encontrará esa solución que nos recomendaba Arquímedes: "Denme un punto de apoyo y moveré la tierra". La burguesía venezolana, está consustanciada con un solo objetivo: derrotar y desaparecer todo vestigio de Revolución Bolivariana, como lo manifiesta sin tapujos Jorge Roig, ex presidente de Fedecámaras: "En cualquier caso, creo que después de las elecciones parlamentarias aquí viene un ajuste económico, con medidas cambiarias y una apertura. No habrá espacio para radicalizar. Ya hemos tenido varios "revolcones económicos". Ya no pasaría absolutamente nada. El gobierno está contra la pared...", así resume Roig lo que, según él, ocurrirá en la Venezuela Bolivariana pasadas las parlamentarias de diciembre próximo, panorama sombrío para el pueblo venezolano de cumplirse sus aspiraciones.

Esto, aún cuando, pareciera una perogrullada, es justo reconocerlo, que nuestro Comandante Chávez, lo tenía bien claro, como lo manifiesta en la Presentación que hiciera al pueblo venezolano de su propuesta de Gestión Bolivariana y Socialista, entregada al CNE el 12 de junio de 2012, el llamado posteriormente: Plan de la Patria, allí expresó: "No nos llamemos a engaño: la formación socioeconómica que todavía prevalece en Venezuela es de carácter capitalista y rentista. Ciertamente, el socialismo apenas ha comenzado a implantar su propio dinamismo entre nosotros" […] "Para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un poder popular capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana…Esto pasa, por pulverizar completamente la forma de Estado burguesa que heredamos, la que aún se reproduce a través de sus viejas y nefastas practicas, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión política…"

Uno de los factores generadores de la inflación en nuestro país, sin duda, lo constituye la naturaleza de clase de la burguesía nacional, su carácter dependiente del financiamiento del Estado. Se trata de una burguesía que no despegó autónomamente, no se independizó, sus ingresos no provienen del desarrollo de las fuerzas productivas, sino fundamentalmente, de las importaciones que realiza producto de los dólares que les otorga el Estado a precios subsidiados, lo cual explica, su definición como clase parasitaria del Estado venezolano. Quién pudiera negar, el papel revolucionario que le tocó jugar a la burguesía como clase en determinada etapa del desarrollo de la humanidad, tal como, lo reflejaron en su eminente obra, Marx y Engels: "La burguesía, con su dominio de clase, que cuenta apenas con un siglo de existencia, ha creado fuerzas productivas más abundantes y más grandiosas que todas las generaciones pasadas juntas…" (El Manifiesto del Partido Comunista, Marx y Engels). No podemos decir lo mismo de la burguesía venezolana, pues, cuando analizamos sus aportes al desarrollo del país, el resultado no puede ser más deprimente. El 18 de febrero de 1983, fecha memorable en nuestra historia contemporánea, nos indica que el llamado capitalismo rentista como propuesta de sociedad, ofertada por la burguesía parasitaria, en la acumulación privada de la abundante renta petrolera que, desde los años veinte del siglo XX, caía sobre el país, había tocado su techo; dejándonos, una nación colapsada económicamente, con altísimos niveles de miseria social y altamente corrompida en lo político, que explotó a finales de esa década de los ochenta, con el llamado "caracazo". Esos años, finales de la cuarta república, evidenciaron el más grande fracaso histórico de burguesía alguna, pues, teniendo a su favor inimaginables ventajas económicas, políticas y sociales, no fue capaz de enrumbar al país por los senderos del desarrollo económico y social.

No fue productiva nunca esa burguesía, pero eso sí, brutalmente rapaz. Tan solo llegar a pensar, que esa burguesía pudiera ser compañera de ruta en la construcción del socialismo bolivariano, no pasa de ser un sueño fatídico, loca idea esa. Eso, lo tenía bien claro nuestro Comandante Chávez, y así lo expresaba: "Si la burguesía ganara elecciones, perderíamos la independencia nacional y se cerrarían los portones del futuro, y se acabaría de nuevo la patria, la independencia, la libertad, la dignidad de Venezuela; ¡y eso no va ocurrir más nunca jamás! (Palabras del Comandante Chávez durante la caravana y concentración en apoyo al candidato de la patria Hugo Chávez Frías, San Félix, Estado Bolívar, 18-08.2012). Inmensa tarea, Comandante, que le has dejado por desarrollar al Presidente Maduro, nada fácil…

La nueva etapa de la guerra económica en curso, devuelve el protagonismo a Lorenzo Mendoza. Si en sus inicios, la harina de maíz producida por sus empresas de alimentos cobró protagonismo, al desaparecer de los anaqueles y del plato de las y los venezolanos; hoy le toca a la cerveza, jugar ese rol, incrementando –escandalosamente- sus precios exentos de regulación por la SUNDDE y, desapareciendo de las neveras de las licorerías, propiciando su desabastecimiento como recientemente lo anunciara la cámara licorera del Estado Zulia, quien vaticinaba, cual adivino, "un fuerte racionamiento de la cerveza (una caja por persona)" y, con ello, seguramente, y anótenlo, dispararán los precios. Se trata, en esta fase de la guerra económica, de afectar el esparcimiento del venezolano de a pie, ese, que los viernes aprovecha para echarse sus "frías" con amigos y distraerse un rato de la jornada laboral. Por supuesto, el responsable será el Gobierno del Presidente Maduro; la excusa será la misma de siempre: la falta de dólares para importar la materia prima. Ocultará Mendoza, al pueblo venezolano, que empresas Polar y Regional, entre 2004 y 2012, vía otorgamiento por CADIVI, al sector cervecero, recibió millones de dólares preferenciales a la tasa 4,30 Bs/dólar. Siendo las cifras: Cervecería Polar C.A. Bs 595.215.302,00 y C.A. Cervecería Regional Bs 363.914.261,00 (http://www.informeonline.com/2013/11/17/lista-de-las-71-empresas-que-mas-dolares-han-recibido-de-cadivi-desde-2004-al-2012/).

Igualmente, mientras Mendoza le arruinará sus ratos de esparcimientos, ocultándole sus "frías", se da el tupé de gastar miles de millones de bolívares para lavar su imagen, como lo denunciara el camarada Mario Silva, en La Hojilla del pasado sábado 20 de junio: "Señor Lorenzo Mendoza usted está haciendo un trabajo en las redes y por eso es el gasto terrible de 7.200 millones, que de seguir este gasto usted debe gastar este año 14 mil millones de bolívares, es decir 30 mil viviendas para el pueblo venezolano, usted puede regalar la Harina Pan, pero usted quiere dólares, y usted saca los dólares los mete por otro lado y los mete en el mercado negro porque usted está de acuerdo con toda la conspiración que hay"[…] "Mendoza "produzca maíz, produzca harina para todo el pueblo y distribúyala como debe ser, no esté pidiendo más subsidios, que usted gasta la bicoca en un año, según estos gastos como van, en un año de 54 mil viviendas. Usted puede subsidiar la harina con todos los reales que se mete a punta de (la venta de) alcohol". Saldrán derrotados nuevamente, en esta nueva ofensiva para dañar la paz de la República y la tranquilidad ciudadana. ¡No pasarán!...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1670 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a210721.htmlCd0NV CAC = Y co = US