La Columna del Guerrillero

Despolitización o impugnación de las bases

El presidente Nicolás Maduro utilizo recientemente el término de DESPOLITIZACION, para reflejar un fenómeno político que se está produciendo en un sector importante de la población.

Ese desprendimiento de gente ligada a los partidos políticos, tanto del gobierno como de la oposición, significa que algo no anda bien en la conducta de la dirigencia de esos partidos, por lo tanto es necesario ahondar en las razones que motivan tal desinterés de permanecer en la militancia activa.

Tal afirmación en boca del líder del proceso bolivariano, es en cierta forma una buena señal en cuanto al comportamiento de un presidente, que sin estarlo obligando, alerta a sus parciales de lo que está ocurriendo en el campo político, partidista que se viene produciendo en las bases de los partidos políticos de ambos sectores.

Haciendo un poco de historia para diferenciar el concepto del término despolitización nos trasladamos a las causas que erosionaron las bases de apoyo de los partidos de ADE Y COPEY cuando ejercían funciones de gobierno.

Las bases de esos partidos comenzaron a oler un tufito mal oliente que salía de las dependencias públicas así como del comportamiento público de sus dirigentes que ejercían funciones de gobierno. Alguien dijo por aquellos tiempos "LA FORTUNA ES COMO LA TOZ NO SE PUEDE OCULTAR", así será la cosa, que muchos adecos que se sentían retratados con la honestidad de un Andrés Eloy Blanco, comenzaron a marcar distancias de esa dirigencias que ya daba señales de corrupción.

Al respecto quiero hacer pública una conversación que sostuve en los tiempos de la causa R con Pablo Medina y Alí Rodríguez Araque...

Que tuvo su origen en un encuentro que produjo en la agencia de un banco que funcionaba en el edificio LINCOLN, frente a la previsora de Sabana Grande, estando allí se me acerco una señora un tanto joven, pidiéndome que le prestara mi agenda para firmar un cheque, cuando ella vio que mi agenda tenía en la portada una calcomanía de la causa R, me dijo, mi familia toda es adeca, mi padre es guasinero y le voy a decir un secreto, mi padre nos ha dicho que el esta hastiado de tanta corruptela y que si decidíamos votar por alguien, lo hagamos por esa gente de la causa R, porque se parecen nosotros, tu los vez en todas partes como lo hacíamos los adecos, cuando éramos el partido del pueblo..

Esa confesión me puso a reflexionar e hice contacto con los mencionados dirigentes de la causa R, a tal efecto nos pusimos de acuerdo y nos fuimos de viaje a Barquisimeto, durante el recorrido examinamos la apreciación que tenia de ese fenómeno que se estaba produciendo en las filas de los adecos y copeyanos y cual debía ser la estrategia para aprovechar ese deslinde que se estaba produciendo en la gente decente que todavía quedaba en ese partido.

A tal efecto, se tendieron los puentes de acercamiento con las bases que ya mostraron cansancio de tantos politiqueros, que habían asaltado la conducción política de ese partido.

La estrategia se desarrollo exitosamente, comenzamos a marcar la diferencia entre la conducta de la cúpula burguesa que se había adueñado del gobierno adeco con la idiosincrasia de la base adeca que todavía olía a pueblo.

Lamentablemente Andrés Velásquez vendió este esfuerzo y el resultado electoral de esta estrategia. Su actitud traidora fue un toque desmoralizante para las bases populares que buscaron en la causa R el espacio para sacudirse de las viejas estructuras partidistas.

Hoy esos partidos menguados de militancia activa, forman arte de la llamada federación de franquicias políticas llamada la MUD.

Este deslinde de las bases adecas y copeyanas fue el comienzo de la despartidización que cerró su ciclo con las aparición del comandante Chávez el 4 de Febrero del 92.

Han transcurrido 23 años de la ruptura entre ese modelo partidista oprobioso y el nacimiento de una nueva cultura política, donde las bases partidistas, ya no son un bastión cautivo de la voluntad absoluta de las cúpulas que dirigen a los partidos de hoy. En consecuencia la llamada despolitización que aprecia el presidente Nicolás Maduro y la despartidización que observan otros respetado columnistas de aporrea, difiere de la conducta que están asumiendo importantes segmentos de la población venezolana.

Mi apreciación al respecto es que se está dando un comportamiento en las bases partidista de los partidos en general, que sin dejar de ser militantes de dichas organizaciones, sean social demócrata o de derecha, actúan con una buena dosis de irreverencia antes los dictámenes de las cúpulas partidistas, llevándola al grado de impugnar sus actuaciones, bien sean parciales del PSUV o de otros partidos del polo, o de la derecha, particularmente esta última ,se ve cada días más ausente de las convocatorias, demostrando su desacuerdo con el comportamiento esquizofrénico y violento de los dirigentes de la derecha golpista.

En ese sentido en Venezuela estamos viviendo uno de esos momentos en los cuales están enfrentados dos modelos de hacer política, por un lado el gobierno tratando de imponer su modelo que no le gusta a todo el mundo y por el otro la derecha montada en un proceso desestabilizador en el cual con sus acciones afectan a Raimundo y todo el mundo...

No se puede negar que su estrategia le ha funcionado, al menos tienen arrecho a un monton de gente, que por su culpa tienen que calarse infernales colas, buscando los productos que intencionalmente tienen escondidos o han sacado de contrabando, entre los cuales hay chavistas y opositores, que se sienten burlados tanto por el gobierno, que no termina de ponerle un parao al relajo que tienen los empresarios y comerciantes conspiradores con el tema de los precios que se está tragando groseramente el sueldo de los trabajadores y los escuálidos que de igual forma son perjudicados, pero que tampoco ven en sus dirigentes acciones que le ofrezcan a su clase política alternativas distintas, Cada día la clase dirigente de ese sector los llena de mas incertidumbres ,angustias y terror,

Finalmente lo que hay en el país es una reacción de sectores de la población que con mayor nivel de conciencia política gracias al Comandante Chávez, están impugnando las actuaciones deficientes de muchos colaboradores del Presidente Nicolás Maduro, que no están al ritmo de la eficiencia que él viene reclamando y en la oposición un sector importante impugna la gestión política de LOPEZ, CAPRILES, MENDOZA Y LEDEZMA, En fin hay gente que muestra cansancio y desaliento ,por que siente que fue utilizada, lo cual se traduce en una frustración, que la está llevando a deslindarse de responsabilidad política partidista.

Asunto que no deja de preocupar al presidente, toda vez que él como jefe de estado, sabe que la democracia se fortalece y se estabiliza cuando la población de manera entusiasta se involucra en el quehacer político del país, así sea para apoyar al gobierno o para hacerle oposición dentro del marco constitucional.

 


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1295 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a209467.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO