La administración pública

No soy quién tenga que dar opinión sobre los asuntos de lo que pasa internamente en el gobierno nacional, hay las personas preparadas, profesionales universitarios versados en investigación y ven el aspecto político, económico, social. Pero al ser una persona de avasanda edad, con suficiente experiencia, ciudadano con una moral que hasta el día de hoy no tiene tacha, ya que nadie me ha señalado en malos movimientos y espero que por el resto de mi vida, no pase nada anormal, y es más: me siento amparado por la Constitución Bolivariana de Venezuela en su artículo 57 para creer pertinente, dejar sentado inconveniencias de la burocracia administrativa gubernamental.

Pero antes de plasmar nuestra opinión, se quiere dejar claro: que no es que se quiera ir contra el proceso manifestado en nuestra querida patria. La experiencia nos ha demostrado que aun con todas las fallas y errores; y que es un ensayo netamente nacional y pasifico. Trae los imprevistos y razonamientos de complicadas coincidencias, al cual de cierta manera, hay que ser tolerantes y todos aportar ideas y esfuerzos para salir adelante y quitarnos de encima ese capitalismo voraz y ese intervencionismo imperialista; destructor de nuestro sentido patriótico, nacionalista y de raíces libertarias de paz y hermanado entre todos los pueblos del continente Latino-americano,

Se entiende que estamos en un modernismo técnico-científico cibernético y como país con un desarrollo futurista, nuestra tónica es estar metidos en esa influencia, pero no dejando por fuera nuestra idiosincrasia, nuestras costumbres de hablar y actuar. No se si se esta equibocado, pero el mucho tecnicismo del vocabulario en este proceso, confunde a la gran mayoría de la población,y se necesitan varios años para adaptarce a esas pósturas.

El cambio de época y el cambio de etapas, no es para crear un Estado-gobierno con una burocracia insoportable para el mismo Estado-gobierno, y que esa burocracia lo producido, no va acorde con la producción y la productividad; es ineficiente y todo por una acumulación de entes dispersados, alejados de una dirección firme en lo administrativo y organizativo.

Se va a tomar como ejemplo un organismo del gobierno, que hasta el centro de la década de los 70 del siglo pasado, fue eficiente y tenia varias direcciones a su cargo. Ese organismo era el fenecido Ministerio de Obras Públicas (MOP) Este Ministerio, tenía bajo su control: la dirección de edificaciones públicas, la dirección de construcción y mantenimiento de carreteras, la dirección de construcción y mantenimientos de todos los puentes nacionales, la dirección de puertos y aeropuertos nacionales, la dirección del ambiente con sus sub-direcciones de aguas, flora y fauna, y, en verdad, casi todo era perfecto; ahora para cada una de estas direcciones, han creado un ministerio con su carga de burocracia costosa e ineficiente.

Vamos a manifestar un ejemplo historia, para que se vea la realidad de las cosas: en la salida de mi pueblo: "Cordero, Edo. Táchira" vía la montaña, carretera trasandina; había un puente colgante, más pequeño que el puente Libertador que está en la entrada Norte de la ciudad de San Cristobal, capital del Edo. Táchira. Estos puentes fueron hechos en el gobierno dictador del G. Juan Vicente Gomes (1908 - 1935) Y el puente de la salida de Cordero, una fuerte creciente de una de las quebradas que pasan por debajo, se lo cargo allá por el año 1951, el nuevo puente fue inaugurado en 1960 a este puente le hacian mantenimiento y lo pintaban todos los años, hasta 1998 de ahí para acá lo ignoran, como han ignorado todos los puentes que se encuentran en la todas carreteras del país. Si se fuera o se construye un puente como el que estoy citando, su valor sería la vitocada de más de Bsf. De 300 a 400 millones.

La cantidad de ministerios que hay en el gobierno nacional, hay una carga burocrática incontratable y depravadora de los recursos monetarios. Dinero que podría ser utilizado en la producción de bienes y servicios; cuanto mejoraría nuestra agricultura e industria, para el progreso nacional y exportación de productos nuestros a otros países y nuestra moneda valorizada, sería el principio de la pretensión nuestra de ser potencia.

Al llegar al final de este trabajo y hacer mención de la peligrosa burocracía en todos los entes del Estado: nacionales, regionales, municipales y ahora comunitarios; consejos comunales, comunas, EPS Y cooperativas. Parece que estamos ciegos y no vemos. No es que todos los hombres y mujeres que trabajan en la administración pública del Estado-gobierno, sean malos; no, hay gente de la oposición que estan dentro del Estado cumpliendo su labor y son exelentes, tienen una entrega total en el cumplimiento de su deber; y también hay los sinvergüenzas oposicionistas, pero son pocos. Los del proceso revolucionario, los hay con una entrega total, de un compromiso a toda prueba, pero también disque los rojos. rojitos: y que dicen ser 100% mas chavistas que Chávez y nunca se quitan una franela roja; pero son unos verdaderos bandidos dentro la administración pública. Y tanto éstos, como los malos de la oposición, perjudican a los de ambos vandos, cumplidores de sus obligaciones y se ven afectados, por que éllos, los buenos y cumplidores; no van hacer un trabajo doble, cuando todos cobran por igual o martiguarle la pereza a unos mantenidos de la administración pública, y el gobierno para favoreser a los trabajadores del sector privado, se echo la soga al cuello con la inamovilidad laboral: por que el gobierno por esta misma razón, no puede botar a los vagabundos de la administración pública,

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 568 veces.



Leopoldo Hernández


Visite el perfil de Leopoldo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leopoldo Hernández

Leopoldo Hernández

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a209321.htmlCd0NV CAC = , co = US