Las leyes no funcionan en Venezuela, pero hay una solución

Este artículo es muy largo. No pude encontrar la manera de recortarlo ya que se trata de un tema que requiere bastante detalle para poder ponerlo en una perspectiva real.

Se trata del desequilibrio de las economías de los países vecinos, en particular entre Venezuela, Colombia, Trinidad, Aruba, y Guyana, y de cómo este desequilibrio afecta de manera muy negativa la economía de Venezuela (la guerra económica) y la vida de sus habitantes, nosotros.

Pero más específicamente, utilizo este ejemplo del desequilibrio económico (guerra económica), y un simple análisis de este, para demostrar que a mi parecer el ejecutivo no ha establecido ningún sistema central de resolución de problemas que sea efectivo, es decir, que sea basado en la realidad. Hasta hoy, lo que he podido ver es que las soluciones del gobierno con respecto a la guerra económica (las cuales no han sido muy exitosas) han sido basadas casi exclusivamente en teoría, academia, y fantasía.

Digo yo, cualquier real solución debe basarse en la realidad.

COMPARACIÓN

Empiezo al hacer una pequeña comparación del precio de la gasolina versus el salario mínimo en los países vecinos, y Venezuela.

Salario mínimo diario en $US:

Venezuela, 1 $
Aruba, 30 $ (30X salario mínimo de Venezuela)
Colombia, 10 $ (10X salario mínimo de Venezuela)
Trinidad, 10 $ (10X salario mínimo de Venezuela)
Guyana, 5.60 $ (6X salario mínimo de Venezuela)

Precio de gasolina por litro:

Venezuela , 0.01 $US
Aruba, 1.10 $US (110X precio de la gasolina en Venezuela)
Colombia, 1.10 $US (110X precio de la gasolina en Venezuela)
Trinidad, 0.65 $US (65X precio de la gasolina en Venezuela)
Guyana, 1.10 $US (110X precio de la gasolina en Venezuela)

Capacidad de compra de gasolina por día en cada país en base al salario mínimo de ese país:

Venezuela, 100 litros/día
Aruba, 27 litros/día
Colombia, 9 litros/día
Trinidad, 15 litros/día
Guyana, 5 litros/día

Capacidad de compra de gasolina por día, pero en Venezuela, con salario mínimo de ese país

Aruba, 30$/día = 3000 litros/día
Colombia, 10$/día = 1000 litros/día
Trinidad, 10$/día = 1000 litros/día
Guyana, 5.60$/día = 560 litros/día

Ver: http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_minimum_wages_by_country
Ver: http://www.xe.com/es/currencyconverter/#
Ver: http://en.wikipedia.org/wiki/Gasoline_and_diesel_usage_and_pricing

UN ANÁLISIS PRÁCTICO

Basado en la información arriba imagínense una persona colombiana que vive en Venezuela pero trabaja en el pueblito de La Parada, Colombia, el cual se encuentra a 500 metros de San Antonio del Táchira, Venezuela, del otro lado del rio.

Cada día sale de su casa en Venezuela y cruza el puente para trabajar en La Parada donde se gana 10 $US (300 $US mensual). Al final de cada día cruza el puente a Venezuela donde con esos 10 $US compra 1000 litros de gasolina a 0.01 $US el litro. Después cruza el puente otra vez hacia Colombia con los 1000 litros, y los vende por 1100 $US (1.10 $US el litro), lo cual cambia a bolívares, dándole 220,000 Bs (a 200 Bs/dólar), y regresa a su casa en Venezuela con eso en el bolsillo. Trabajando a salario mínimo en Colombia, contrabandeando en gasolina, y viviendo en Venezuela, esta persona pudiera comprarse una nueva parcelita todos los días.

NOTA IMPORTANTE: 220,000 Bs es equivalente a 36 meses de trabajo en Venezuela al salario mínimo, es decir, tres años de trabajo.

Esto ocurre todos los días, tal vez no exactamente igual, pero algo muy parecido.

¿Cómo les parece?

REPERCUCIONES NEFASTAS

Es algo verdaderamente increíble, y esto está ocurriendo no solamente con el contrabando de la gasolina, pero con todos tipos de productos, incluso los medicamentos, y está ocurriendo en absolutamente todos los estados venezolanos fronterizos con los países mencionados arriba, y con Brasil.

Esto ocurre porque el precio de los productos en Venezuela son muchísimo más bajos que en los países vecinos, tanto que con las ganancias del contrabando muchos colombianos ahora están comprando propiedades y bienes en Venezuela, los cuales son muy baratos para los colombianos.

Si alguien no me cree, vayan a visitar el sector llamado Las Minas, cerca de San Pedro del Rio en la frontera con Colombia en el estado Táchira.

Este es un sector de minas de carbón, y era bastante pobre hasta hace poco cuando más y más familias colombianas empezaron a instalarse en estos terrenos venezolanos que para ellos casi no les cuesta nada en comparación con Colombia.

En esa frontera, tradicionalmente, la población ha sido alrededor de 50% colombiana, pero ahora ha aumentado significativamente ya que con los salarios colombianos una persona que sería pobre en Colombia ahora puede vivir como un rey en Venezuela, y además puede conseguir educación gratuita, computadoras gratuitas para sus niños, atención medica y medicina gratuita, comida extra barata en los Mercales, electricidad muy barata, y otros tipos de beneficios sociales, los cuales nunca obtendrían en Colombia ya que en Colombia hay que pagar para todo.

Básicamente no hay nada gratis en Colombia, y todo cuesta una fortuna, por eso se vienen a Venezuela.

OBSERVACIONES

Este tipo de análisis, de comparar los precios y salarios mínimos, y la capacidad de compra entre los países vecinos se puede hacer con todos y cualquier producto que exista, y se debería hacer mensualmente con todos los productos marcadores de importancia significativa de nuestra sociedad, como por ejemplo la gasolina, el aceite para vehículos, la harina PAN, el refresco, jabón de cuerpo, jabón azul, jabón de ropa, pasta dental, medicinas marcadoras (por ejemplo, para la tensión), cauchos y respuestas para vehículos, ropa, cerveza, whisky, azúcar blanca, café, cemento, cabillas, etc.

Pero el análisis debe también incluir el valor de los servicios y productos gratuitos, y de los servicios y productos subsidiados, versus los servicios y productos similares a pago en los países vecinos. También, dependiendo de la influencia sobre la macroeconomía del país, se debería incluir estadísticas y/o cálculos y/o algoritmos actuarios (análisis y cálculos de valores versus riesgos y factores menos tangibles).

Este ejercicio podría ser un poco fastidioso la primera vez que se haga ya que habría que compilar información detallada con respecto al valor de los productos y servicios de los países fronterizos, de las escalas salariales, de sus sistemas de impuestos, las infraestructuras de los fondos y sistemas financieros, etc., y también detalles sobre algunos países "benchmark" que pudiesen ser puntos relevantes de referencia, especialmente para comparaciones a nivel regional e internacional, países como Chile, México, y EEUU.

BURLANDOSE DE MADURO

No hace mucho tiempo atrás el gobierno impulsó y aprobó una ley limitando la ganancia comercial/empresarial a un máximo del 30%.

Trabajé durante más de 25 años en la constitución y la reestructuración de medianas y grandes empresas internacionales y en la investigación de fraude corporativo, y les puedo decir que para mí fue evidente que las personas que promulgaron esa ley del 30%, y que convencieron al ejecutivo del gobierno de aprobar tal ley, eran unos imbéciles desconectados de la realidad, o estaban drogados, o borrachos con whiskey importado, o estaban intencionalmente saboteando el gobierno, burlándose de Maduro y del ejecutivo.

Creo que se burlaron de Maduro ya que cualquier persona que sepa algo de cómo funciona el negocio en la vida real sabe que esa ley no sirve para absolutamente nada, pero nada, ya que es muy, muy, pero muy fácil esquivarla legalmente.

Esa ley del 30% no tuvo, ni tiene ningún sentido en base a la realidad, es una fantasía.

En otras palabras, esa ley, y me imagino que habrán otras leyes parecidas, obviamente, simplemente y lógicamente no tiene base en ningún análisis real parecido al mini análisis presentado en el comienzo de este artículo, lo cual es esencial hacer antes de tomar cualquier decisión que tenga un resultado positivo.

Así lo digo yo, sin apología cualquiera.

EL PROBLEMA

El problema, creo yo, no son como tal las mafias económicas que siempre han existido, o Fedecamaras, o la oligarquía que siempre ha existido en Venezuela, o el dólar paralelo manipulado por el narcotráfico y los banqueros prófugos, o los desalmados ciudadanos que están desangrando el país con el raspacupismo y el contrabando, sino que el problema es el hecho (a mi parecer) de que las decisiones que se han estado tomando a nivel del gobierno con relación a la guerra económica no se están tomando en base a la realidad.

Estoy casi seguro que nadie en el gobierno o en el ejecutivo ha ordenado que se haga el tipo de análisis que he presentado arriba porque si fuera el caso esa ley del 30% nunca se hubiera aprobado.

Ese es el problema.

LA SOLUCION

La solución al problema económico del país, y a cualquier otro problema del país, es de poner en marcha un sistema central a nivel ejecutivo de resolución de problemas que no sea académico o teórico, y que no sea infiltrado por doctorados y súper héroes fantásticos amantes del whisky importado o de la droga colombiana (para equilibrar), sino que sea en base al ejercicio práctico y honesto del análisis de la verdadera, palpable y mensurable (que se pueda medir) realidad.

Toda ley, decisión, o actuación, digo yo, creada dentro de alguna realidad para resolver un problema real dentro de esa realidad debe basarse en esa realidad, y no en la teoría o la fantasía académica que normalmente no sirve para nada en la vida real. Por esta razón, en más de 25 años de experiencia en el ámbito de resolución de problemas, algunos muy complejos, nunca contraté a un doctorado en nada excepto una vez para dirigir un programa secreto de drones militares, siempre preferí emplear a personas que estaban íntimamente contactadas con la verdadera realidad.

Por ejemplo, ninguna universidad nos enseña cómo funcionan las mafias del narcotráfico y del lavado de dólares, ningún profesor universitario de economía o finanzas nos enseña cómo enriquecerse a través de estas mafias, porque no saben cómo, o cómo legalmente esquivar las leyes, o cómo estafar legalmente y exitosamente, o cómo abrir una cuenta en un paraíso fiscal.

Ni te enseñan donde se encuentran esos paraísos fiscales, porque no saben nada sobre esa realidad, la cual es responsable por un importante porcentaje de la actividad económica a nivel mundial.

Nada de eso se aprende en la universidad o sentado detrás de algún pupitre en el piso No. 13 de algún edificio gubernamental en el centro de Caracas.

Digo yo, por eso es que las leyes no funcionan en Venezuela, pero hay una solución.

P.S. Quiero precisar que creo que algunos de los ministros y de los directores de algunas instituciones gubernamentales me parecen ser muy inteligentes, creativos, dedicados, honestos, eficaces, y eficientes, pero ellos no pueden estar en todas partes en todos los ministerios e instituciones del país las 24 horas del día.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4647 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a206895.htmlCd0NV CAC = Y co = US