Ana Elisa Osorio y el Parlatino ¿Un derecho adquirido?

Ana Elisa Osorio estuvo, por lo menos así lo cree uno, muy ligada al presidente Chávez. Estuvo, si mal no recuerdo, en su primer gabinete. En el 2002, cuando se produjo el golpe de abril que hizo de Pedro Carmona un presidente déspota, de muy breve existencia, violador descarado de los principios constitucionales derivados todos ellos de un referendo popular, en nombre de una supuesta democracia, representada en él y aquella caterva de ignaros y safios reunidos en Miraflores, acompañó a Chávez hasta cuando se fue a Fuerte Tiuna a enfrentar la jauría alzada y también cuando éste regresó en hombros del movimiento popular en aquel hecho inédito en la historia de América Latina.

Muerto Chávez y producido un aparente y no precisamente débil resquebrajamiento entre las fuerzas del chavismo, emergió como del olvido para apoyar con firmeza al Prof. Héctor Navarro, quien a su vez había sido sancionado inexplicablemente, aun hasta ahora, sin se produjera el procedimiento normal y más elemental, cuando se trata de aplicar justicia, por haberse mostrado solidario con el Dr. Jorge Giordani.

Después de eso, como Navarro y Giordani mismo, a quienes acompañé en un acto de presentación de un libro del primero, sin que en eso hubiese nada diferente ni más allá del acto mismo, la Ing. Ana Elisa Osorio, se hundió en un profundo mutismo, como si nada de lo que aquí acontecía le incomodara. Por supuesto, no niego, porque carezco de razones e informaciones para eso, que en el Parlatino, haya hablado con suficiencia y propiedad, pues capacidad para eso pareciera que le sobran.

Pero ahora, cuando la Asamblea Nacional decidió solicitar que los diputados al Parlatino no se escogiesen en elección universal, directa y secreta, en el instante mismo cuando se escogen los diputados de la Asamblea Nacional y ajenos a éstos, salto "picada de tábano" y produjo unas declaraciones en contra de aquella decisión. ¡Se mostró rabiosa y por demás inconforme como cuando uno ve violar principios trascendentes!

Debo recordar a quienes me leen aunque sea de vez en cuando e informar a quienes nunca antes me han leído, advirtiéndoles de nada bueno se han perdido, me caracterizo por mantener una actitud crítica, libre que me hace defender sólo lo que crea pertinente y valedero. Fijo posición atendiendo exclusivamente a mi conciencia y nunca por solidarizarme automáticamente con nadie. Eso sí, intento formar parte del Psuv y me defino partidario del socialismo y contra el imperialismo. Pero eludo vincularme a grupo alguno o "tendencia" alguna y hasta incurrir en cosas que me aten o dejarme tentar por cantos…...

Dicho lo anterior, por si las moscas, advierto que una vez supe que ese procedimiento por nosotros utilizado no era obligatorio, sino que al Parlatino podían ir representantes de la Asamblea misma, consideré la reciente decisión de este organismo acertada, sobre todo en estos tiempos de crisis. ¿Por qué no reducir la innecesaria burocracia? ¿Por qué no simplificar las cosas y hasta hacerlas menos costosas? Además, he sabido que ese proceder lo aplican otros países y no se justifica esa representación repetida innecesariamente.

Si aplicamos un método ajustado, mediante el cual ninguna de las fuerzas representadas en la Asamblea Nacional resulte afectada al momento de designar los representantes al Parlatino, no hay razón para mostrarse inconforme. Salvo que alguien o alguna fuerza quieran que haya más sinecuras, cambures o chambas para satisfacer las apetencias de la clientela.

Por estas cosas, parece como carente de lógica y seriedad la argumentación de Ana Elisa Osorio, cuando protesta airadamente por lo relativo a la nueva integración, en lo que Venezuela respecta, del Parlatino. Dice ella, sin que uno la entienda mucho, que esa decisión significa violar los Derechos Humanos. ¿Cuáles, de quién? Me gustaría que lo explicase mejor porque en verdad, veo muy difícil le entienda. Además, ¿quiénes, cuántos venezolanos podrían gozar del derecho de ser diputado al Parlatino, donde no sé si se cobra muy bien, pero seguro es mucho más que un maestro o docente que contrata entre 40 y 45 horas semanales con el Ministerio de Educación, debe bregar con una lista que pudiera estar entre 300 y 400 muchachos, divididos en unas 10 secciones? ¡Eso si es bregar a cambio de una mala paga! Porque sí estoy seguro de lo que antes dije, que diputado del Parlatino es una sinecura que me gustaría gozar pero no puedo; ese derecho humano no lo inventaron para los tipos como me he definido. Aunque si se le mantiene, deberían enviar allí viejos cansados que, pese eso, pudieran saber lo suficiente, con poco esfuerzo pudieran prestar excelente aporte y hasta sería un privilegio para quienes lo merecen, los viejos.

Precisamente, por eso, por ser una panza, una sinecura, ser diputado del Parlatino, se toma la decisión de designar esos representantes entre quienes a su vez ejercen de diputados a la Asamblea Nacional. ¿Acaso no estamos en un país donde un tipo común y corriente, sin ser de los "Fantásticos", ejerce a la vez hasta tres ministerios? ¿Acaso eso, por mucho tiempo que sepa, no lo apoyó la compatriota Osorio?

Pero ella dice algo que me causó más "enternecimiento" que lo dicho por Obama, en cuanto a que "Venezuela es una amenaza inusual y extraordinaria"; expresó la Osorio que eso "es un derecho adquirido".

¿Derecho adquirido de quién? ¿Acaso las élites tienen derechos adquiridos en esta estado de cosas? ¿No hemos venido combatiendo contra eso? No entiendo como una o un revolucionaria (o) reclama derechos adquiridos de esa naturaleza. En todo caso, en el régimen anterior para escoger diputado al Parlatino por Venezuela se hacía mediante el procedimiento electoral. Había que postularse y esperar que los electores decidieran. Nadie nació con el derecho "divino" de ser diputado a esa instancia.

Además, me hace verme como infantil me digan que derogar aquella práctica atenta contra lo participativo y protagónico. ¿Por qué? No entiendo.

Es posible que la Osorio, dadas como están las cosas en el Psuv, su situación de alejada de quienes mueven las manijas, tema que no la vuelvan a elegir. Pero eso no justifica ni explica con madurez sus argumentos y reacción tan dispareja; menos contribuye al crecimiento del venezolano común, como está obligado todo revolucionario.

Quienes estamos muy lejos del cogollo, de quienes no escogen pero si ponen todo su peso para que los señalados salgan electos, no queremos que haya esos "derechos adquiridos".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2311 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a206300.htmlCd0NV CAC = Y co = US