Venezuela: En un mundo lleno de mentiras, decir la verdad es práxis revolucionaria

¡Que tiempos tan turbulentos y peligrosos! Sólo en lo que va del año 2006 han habido terremotos en todas partes. ¿Será que nos están acostumbrando a los venideros grandes desastres? Hasta ahora, hubo terremotos muy fuertes en Grecia, Serbia, Bulgaria, Indonesia, Timor Oriental, Fiji, Bengala Occidental, Mozambique, Zambia, Zimbabwe, Sudáfrica, Argelia, al Norte y al Sur de Irán, India y Pakistán.

¿Será que el próximo gran terremoto ocurrirá en la China, en Venezuela o incluso en Los Ángeles?  (Hecho que ya fue confirmado el pasado Sábado 25 de marzo, en horas de la mañana, con un sismo de 4 grados en la escala de Richter).  Y, como de costumbre, ¿volverán a echarle la culpa a Chávez por todos esos desastres ‘naturales’? Por cierto, ¡los ángeles yanquis no tocan este (ha)arpa!

Después del eclipse solar más reciente ahora los Turcos también le temen a un terremoto. ¿Qué está pasando en la Madre Tierra? ¿Será que pronto le temeremos más a los terremotos (que son un arma de destrucción masiva) que a nuestros amos?

Después del proyecto estadounidense-europeo que plantea la creación de una estrella artificial en Francia para producir energía para las próximas décadas, ahora los chinos también han creado su ‘sol artificial’.

En el planeta Tierra se multiplican y se trascienden los eventos e inventos momentáneos; se nos hace difícil estar al tanto de todos esos cambios dramáticos, debido a nuestras mentes bicamerales y binarias.

Mientras tanto, ya se perfilan peligrosos conflictos en el horizonte oriental, muy cerca de las fronteras de la China, competidor número uno por la hegemonía mundial. Estamos presenciando el coqueteo nuclear de Bush con la India, la cual desde hace décadas se encuentra en conflicto con Pakistán, es decir, con otro aliado más de Washington, que también posee armas nucleares. Nos parecen conocidos esos viejos juegos de guerra de la CIA, recordándonos el conflicto entre Irak e Irán y a todas esas historietas de Hussein y Bin Laden y la Familia Bush.

En realidad, lo que tiene en mente el Pentágono es prevenir una eventual alianza militar y económica entre la India y la China, tratando de convertir a la Madre India en otro Israel, en el vasallo yanqui que intimide a todo el  Lejano Oriente. Al mismo tiempo, e impulsado por la lava política de la olla a presión del mismo conflicto coreano, los EE.UU. no están  subestimando la ‘habilidad militar de Corea del Norte de lanzar un ataque preventivo contra los EE.UU.’, y tampoco su argumento lógico, que Corea posee ‘armas atómicas para contrarrestar la amenaza nuclear estadounidense’.

En el frente del Medio Oriente, aun con el apoyo combativo de Israel, las cosas no están tan favorables para América del Norte y tampoco para el dólar. Las armas petroleras de Irán, en su venidera bolsa petrolera, que equivale a un boicot al petro-dólar, sus mísiles militares de larga distancia y su ejército terrestre, todo esto enloquece a Bush. Esta es la razón por la cual Bush ya debería estar soñando con lanzar el próximo engaño al estilo Bin Laden y el 11 de septiembre, y tal vez, pronto estaremos confrontando otra mentira del  "Big Business" (Corporativismo Global), de Cheney y Rumsfeld.

Por otro lado, continúan los experimentos militares estadounidenses para desarrollar más armas de destrucción masiva (http://freddevan.com/wordpress/2006/03/15/us-military-plans-to-make-insect-cyborgs/).

El nivel de la destrucción global es increíble. Pronto, los EE.UU. construirán  ‘graboids’ con el fin de minar el movimiento campesino de Chiapas, en México. De todos modos, la meta de este modo capitalista de destrucción es la aniquilación de toda vida en este planeta. Como ya lo dijimos, son muchos los analistas políticos que temen que la camarilla  Bush, junto con sus militares, estén planificando otro montaje al estilo del 11 de septiembre para justificar los venideros ataques aéreos contra el ‘eje del mal’. Pronto el fantasma de la CIA, Osama Bin Laden, volverá a aparecer en el escenario y millones de ciudadanos mentalmente controlados a nivel mundial, especialmente ciudadanos norteamericanos, volverán a creer en la basura fascista que los medios internacionales les van a presentar.
(http://www.rense.com/general70/another.htm)

En verdad, ¿cuándo dejaremos de ‘creer’ y comenzaremos a pensar por primera vez en nuestras vidas?

También aquí en Venezuela y en América Latina, en este continente lleno de firmes creyentes, muchos camaradas bolivarianos siguen creyendo en los mitos de Bin Laden y su Al Qaeda, fabricados por Bush, Cheney, Rumsfeld y Rice.

La creencia, y especialmente su versión religiosa, es suelo fértil para las mentiras ideológicas fascistas. El único remedio contra estas mentiras y estos mitos es un cerebro pensante, que razone y funcione bien, que refleje sobriamente la inteligencia, el conocimiento científico y la sabiduría filosófica.

En otras palabras, el verdadero hombre/mujer debe ser un guerrero(a) terrenal que nació y creció en la práxis científica y en la teoría filosófica; que a nivel global debería superarse permanentemente hacia la futura auto-creación humana, la creatividad natural y la recreación social. Esto es lo que debe ser nuestro futuro, lo que debe ser la esencia emancipatoria de nuestras futuras generaciones.

En este espíritu revolucionario son precisamente Irán y Venezuela (aunque ambos todavía son capitalistas en su esencia), son sus bravos pueblos los que demuestran al mundo entero sus paradigmas emancipatorios, su poderoso poder ciudadano laboral y también sus armas económicas, sus abundantes recursos petroleros y gasíferos. Si los EE.UU., cuyo consumo representa el 40% de la producción mundial, siguen con su actual velocidad en el consumo de energía, entonces acabarían con sus recursos y reservas domésticas en el transcurso de una década. Esto es el por qué de la desesperación de este súper Moloch.

Aparte del eterno miedo a la Verdad, al hecho de que millones puedan descubrir la verdad sobre el capitalismo, ¡este es el talón de Aquiles estadounidense concreto a nivel productivo y energético!

Por cierto, como ya nos ha demostrado el siglo XX, casi todas las grandes revoluciones sociales han fracasado, incluso las pseudo revoluciones, porque sencillamente les fue imposible sobrevivir bajo la tremenda presión de las economías de guerra metropolitanas. Así que, en el siglo XXI, en esta época de las guerras asimétricas nucleares de baja intensidad, será necesario emplear todas nuestras armas económicas contra el imperialismo corporativo capitalista a nivel global. Sin nosotros, sin nuestro poder laboral, sin nuestros recursos naturales e intelectuales, el imperialismo y el corporatismo parasitario ciertamente fallecerá.

Sin embargo, hay que recordar que mientras sigamos siendo consumidores, inversionistas y negociantes capitalistas, mientras sigamos preservando una mentalidad esclavista y sigamos dentro de los límites reformistas de una democracia burguesa-capitalista, si es que queremos tumbar el capitalismo mundial sólo por diversión, mediante sanciones petroleras y boicots al petro-dólar contra el Gran Hermano, e incluso si tuviéramos éxito en destruir el mercado mundial (lo que hoy por hoy no es una tarea tan difícil), todo esto sería equivalente a un suicidio masivo a nivel global. En cuanto a sus resultados fatales a largo plazo tales aventuras miopes y unilaterales contra el mercado mundial equivaldrían a establecer condiciones caóticas y anarquistas, que resultarían en un nazismo o estalinismo a nivel mundial. Serían miles de millones las víctimas inocentes que morirían como moscas. De manera que tenemos que tener mucho cuidado con nuestras concepciones de revolución y emancipación.

Esta es la razón de por qué nosotros, los Venezolanos, tenemos que definir a nuestra Revolución Bolivariana con precisión científica y describir sus objetivos históricos con incisión filosófica.

Dentro del proceso de globalización es un esfuerzo muy delicado y peligroso el hacer una revolución contra el capitalismo y el imperialismo, se necesitan unas clases sociales altamente responsables, unas mentes emancipatorias brillantes y movimientos desde abajo, desde arriba y desde todas partes. Esto no es una responsabilidad de un sólo hombre y no tiene nada que ver con principios mesiánicos. Es más bien un éxodo emancipatorio de la humanidad fuera de la auto-destrucción, fuera de la actual esclavitud de la globalización.

Por lo tanto, el proceso emancipatorio que nos lleve fuera de este valle de lágrimas capitalista sólo puede ser una salida triple y "trialógica", un modo de excelencia humana completamente nuevo.

Esto significa que dentro del proceso revolucionario en Venezuela tenemos que actuar, pensar y superarnos de, por y para nosotros mismos, todo al mismo tiempo, es decir, aquí y ahora. Hay que destruir la perversión productiva, unilateral y alienadora a través de la militancia multilateral, colectiva, solidaria y creativa. Hay que entender que el capitalismo globalizado como lo conocemos hoy solamente es capaz de destruir, ya no puede salvar a nadie, ni siquiera a sí mismo.

Sólo preguntémosles a las miles de víctimas inocentes del 11 de septiembre, de Afganistán,  de Irak, de la masacre de Indonesia en la década de los años 60 y de Hiroshima y Nagasaki, para que nos confirmen esto, para que nos confirmen la verdad de Thanatos, de la Muerte, y así negar todas las mentiras de las ‘Ciencias de la Vida’ corporativas.

Tenemos que destruir, construir y crear todo de nuevo, incluso a nosotros mismos. Todo esto al mismo tiempo, para prevenir un tsunami apocalíptico, en caso de que el dólar estadounidense, el mercado mundial y el sistema corporativo colapsen bajo la presión popular revolucionaria global y bajo el fuerte peso de sus propias contradicciones irreconciliables, dialécticas, capitalistas inherentes.

Este debe ser el ‘punto de partida’ emancipatorio para la formulación de una Práxis y Teoría revolucionaria bolivariana y para hacer y diseminar la Verdad.

Ahora, dejando a un lado todos los vicios corruptos y las conspiraciones criminales contra el gobierno democrático venezolano, nos encontramos en esta situación apocalíptica bien complicada y compleja,  la cual a su vez hay que explicarles de manera simple y como Verdad transhistórica a las masas rebeldes de Sudamérica, formando y cerrando filas de combate total contra el ALCA yanqui en Perú y Ecuador, entre otros.

Como la Verdad que amanece y al igual que el glorioso ALBA de Latinoamérica, nuestra Revolución Bolivariana fresca y siempre verde debe avanzar dialéctica y ‘trialógicamente’, debe convertirse en el clarín majestuoso para el resto del mundo, sonando también tan lejos como en Nepal o Sri Lanka, como eso que Chávez llamó ni capitalista, ni socialista, sino otra cosa, algo nuevo, es decir, algo completamente ‘triferente’ (nuestro concepto).

Por los momentos y dentro del contexto de la ‘crisis energética’, los países productores de petróleo poseen un verdadera arma invencible contra el vandalismo y la arrogancia estadounidense. Pero este arma hay que aplicarla con sumo cuidado.

La súplica estadounidense a su aliado asiático más leal, que es el Japón, de ‘por lo menos conservar el proyecto mil millonario de Azadegan’, que forma parte del desarrollo petrolero en Irán, demuestra lo delicada que está la situación actual. Además, son Rusia y China los que apoyan abiertamente a Irán; se está perfilando una nueva guerra mundial, demostrando sus verdaderos colores y su esencia político-económica.

Después del modo de producción esclavista está amaneciendo en el horizonte galáctico la era de la creación humana; a la velocidad de las ondas escalares, el hombre reconquista todas sus facultades divinas, las cuales las proyectó desde hace milenios al espacio religioso, idealista y metafísico, fuera de su propio universo humano, hacia la nada celestial o infernal del más allá. Enfrentado a su brutal extinción, el hombre urgentemente necesita estas facultades para su éxodo de este proceso del trabajo, de la evolución lógico-formal, de la revolución dialéctica, directamente hacia la emancipación galáctica transhistórica. Para que la humanidad se salve de la plaga fascista norteamericana, tiene que volverse ella misma, encontrarse, desalienarse y emanciparse. Ya no queda otra vía hacia la existencia y la trascendencia humana.

Ahora, démosle un breve vistazo a todo esto en el contexto del panorama actual alrededor de Venezuela, en un mundo lleno de traición y crímenes estadounidenses, que buscan balcanizar a Venezuela y a Bolivia, una estrategia al estilo divide et impera (divide y reinarás), que cosechó enormes frutos en la ex Unión Soviética, en Europa oriental y en Yugoslavia. De hecho, los EE.UU. ya quieren una especie de representación ‘diplomática’ o ‘cultural’ en el Estado Zulia, como si éste ya fuera una nación independiente.

El 24 de marzo de 2006, informes desde Jamaica confirmaron la realización de ejercicios militares y paramilitares en la región, con la participación de 18 países caribeños bajo la conducción de los EE.UU. Este intenso entrenamiento militar, que durará hasta el 7 de abril, cubre varios aspectos de la guerra e incluye operaciones terrestres, marítimas, selváticas y aéreas.
http://www.prensa-latina.cu/Article.asp?ID=%7B0B455671-60F8-4A30-A8E5-66730644F12B%7D&language=ES

Las preguntas pertinentes en este caso son las siguientes:
¿Por qué los países caribeños necesitan tan urgentemente un entrenamiento militar como este? ¿Por qué tiene que ser el Tío Sam el que dirige sus ejercicios militares? Además, y en primer lugar, ¿por qué le permitimos a ese Caballo de Troya sangriento y belicoso entrar en nuestros países y contra quién, si no es contra ‘vecinos agresivos’, se dirigen estas maniobras beligerantes? ¿Por qué se llevan a cabo ahora?

¿Será que están dirigidos contra Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador o contra otros ‘estados forajidos’, otros futuros miembros del ‘eje del mal’? Al igual que en Irak, ¿se debería arrasar con países como Irán y Venezuela y convertirlos en ruinas radioactivas, se debería intoxicar a sus poblaciones y mutilarlas genéticamente para los próximos siglos?

¡Estos ejercicios militares ciertamente tienen que ver con Colombia, con el Plan Colombia, con las FARC y con la ‘salida’ del Presidente Chávez!

Los EE.UU. están “dispuestos a capturar a 50 líderes rebeldes de las FARC, si Colombia solicita” esta ayuda militar. ¿Y cuál es el pretexto? Los EE.UU. ya los acusaron por ‘tráfico de drogas’ (Bogotá, AFP). Como nos informaron todos los grandes medios masivos, también el Presidente Chávez ya desde hace tiempo ha sido acusado por presunto ‘tráfico de drogas, de uranio y de seres humanos’. De hecho, Chávez supuestamente ha cometido un montón de ‘crímenes contra la humanidad’ y figura ante el mundo como un ‘dictador’ al estilo Hitler y hasta como un ‘tirano’ castro-comunista.

Una vez más, en defensa de la Verdad, hay que constatar que el único ‘crimen’ de Chávez es el Amor, el amor a su pueblo y a su país, y el hecho de decirle la verdad sobre el globofascismo, liderado por los EE.UU.   Sí, en el mundo de Bush, amor es odio, libertad es esclavitud, democracia es terrorismo.

¿Podría ser que esas maniobras militares en el Caribe tengan que ver con la formación de un nuevo ‘frente unido’, una alianza entre los nuevos ‘Países Amigos de Venezuela? En el futuro cercano y aquí en nuestro hemisferio ¿también tendremos que enfrentar a los ‘ataques preventivos’ asesinos, que ni siquiera necesitan ‘pretexto’ ni permiso divino o ‘democrático’ alguno por parte del Vaticano o las Naciones Unidas? En la actualidad estamos presenciando la introducción de la venidera guerra fascista mediante las grandes mentiras, los mitos eternos y los engaños abiertos, todos diseminados por los medios masivos internacionales.

Son millones de personas las que a diario son defraudadas sin piedad, son sometidas al control mental y esclavizadas intelectualmente a través de las gigantescas corporaciones de Rupert Murdoch y Time Warner, entre otras, las cuales preparan cuidadosamente a la ‘opinión pública’, inculcando en la población miedos infernales, familiarizando la aceptación cristiana, pacífica, reconciliadora y ‘democrática’ del terror genocida, del horror de la táctica de ‘choque e intimidación’, de la tortura humana, del ‘dominio de pleno espectro’ orwelliano y al mismo tiempo produciendo mecanismos psicológicos subliminales bien sofisticados para la plena aceptación de un ‘Cuarto Imperio’ norteamericano dentro de este ‘Nuevo Siglo Americano’.

Son precisamente los medios masivos internacionales y la prensa dentro del ‘Cuarto Imperio’, que forman el ‘Cuarto Estado’ (Edmund Burke y Thomas Carlyle), la Guerra de Cuarta Generación, el Cuarto Poder,  los que pretenden ser el guardián global de la verdad y la democracia y los eternos defensores de los intereses públicos. En realidad, los grandes medios simplemente representan y diseminan las ideas capitalistas de sus dueños corporativos, como nos lo explican por ejemplo muchos marxistas o incluso el ‘modelo propagandístico’ de Noam Chomsky. Muchos filósofos modernos como Jürgen Habermas, perdieron el tren por completo. Ellos siguen diciendo que los medios internacionales funcionan como una ‘esfera pública’, intermediando entre la sociedad capitalista y el Estado corporativo.

Son precisamente los montajes de las Torres Gemelas, de Bin Laden y su Al Qaeda, las mentiras sobre las elecciones ‘democráticas’ en los EE.UU., sobre Bush mismo, pero también sobre Venezuela, la Revolución Bolivariana, el Presidente Chávez y todo lo que se le atribuye, las que demuestran la verdadera naturaleza fraudulenta de los grandes medios masivos y de la ‘libertad de expresión’, que forman la punta de lanza de la guerra de información, de la ‘guerra de ideas’, de las campañas de desinformación premeditadas y del desarrollo del futuro neolenguaje orwelliano a escala mundial.

Así que, concluyendo, para nosotros, vale más que nunca lo que dijo George Orwell hace mucho tiempo:

“En tiempos de la mentira universal, decir la verdad será un acto revolucionario.”

Sólo hay que añadir que ahora, en la época del globofascismo, decir la verdad no sólo es un acto revolucionario, sino mucho más, es práxis emancipatoria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6378 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a20601.htmlCd0NV CAC = Y co = US