¡Hazmerreír!; Obama del nobel de la paz a la esquizofrenia imperial

Atrás, en el tiempo histórico que nos ha tocado vivir, quedaron los gloriosos y esperanzadores días. Jubiloso Barack Obama, el primer y único hombre de color, llegado a la Casa Blanca en hombros de la sociedad norteamericana, como ningún otro en la historia de esa nación, representaba una mirada al futuro, a la vida, a la esperanza, a la humanidad. A las buenas y mejores relaciones del gobierno de los Estados Unidos de América con América Latina y el Caribe, con el resto del mundo. El hombre de color que coronado de laureles con un premio nobel de la paz, cambiaria las malas y devastadoras prácticas de los Estados Unidos contra el resto de la humanidad… ¡Lamentable, la esperanza pronto se esfumó!

Derrotados en cuanta campaña emprendían alrededor del mundo, el poder imperial, con Obama a la cabeza, siguió torciendo el brazo, las piernas, el cuerpo,…, a cuanto pueblo, gobierno o nación osara poner en duda su poder, su accionar dictatorial, hegemónico. Su denominada guerra preventiva bajo cuyas premisas cualquier persona, pueblo, gobierno, nación que ellos señalaran como amenaza a su seguridad nacional debe, y por mandato divino tiene que, ser objeto de invasión humanitaria, destrucción y muerte. ¡Devastación!. En donde la tortura es, por naturaleza, la mejor y más elocuente de las armas imperiales para dominar a la humanidad. ¿Qué le torcieron al comité Nobel?

Su convicción de ser o estar bendecidos por Dios para imponer su sistema de gobierno al resto de la humanidad los llevó a caminos inimaginados. A mentir una y otra vez alrededor del mundo, ellos, el imperio norteamericano y su cabeza, Barack Obama, en nombre de la "libertad", la "democracia", los "DD.HH"… de sus ejércitos del terror, han conducido a la humanidad a las puertas del infierno. ¡Será realmente un deseo divino! Su guerra preventiva sólo sirve para invadir, devastar y saquear naciones que luego, por la gracia del poder imperial serán "reconstruidos".

En el presente, derrotados y puestos en evidencia cada vez que han intentado destruir el Proyecto de Resurrección Social y Humana de la Revolución Bolivariana, Barack Obama y sus asesores se cansaron de la inutilidad y falsedades de la oposición venezolana. Ya no les son útiles, el mismísimo Barack Obama ha decidido tomar en sus manos el control de la situación. Su pretensión de la reconquista del poder geopolítico y económico perdido lo ha conducido a un deplorable y muy peligroso estado de esquizofrenia. Bajo la doctrina de su ya bien conocida guerra preventiva ha dicho al mundo que su nación, la nación con el mayor poder militar de la humanidad, está bajo amenaza de Venezuela y su gobierno. Enloquecido, defraudado, derrotado, Obama firma una nueva orden ejecutiva en la que declara a los Estados Unidos de América en emergencia nacional por un inminente ataque desde Venezuela. ¿Realmente Obama se cree tan risible, alocada y desesperada propaganda? Y el resto del mundo ¿qué dice? ¿Qué piensa? ¿Qué hará? Lo serio y la historia de tan vehemente propaganda bélica demuestra una cosa, Barack Obama y su imperio del terror se preparan para invadir, devastar y saquear Venezuela, América Latina y el Caribe. Están convencidos y decididos que es tiempo y el momento histórico de la resolución final en la cuestión Venezuela. ¡No hay otra explicación posible!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1877 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: