La exigencia de un programa socialista de transición

Se deben convertir los problemas creados por la oposición en ventajas y actuar de acuerdo con lo que le es ventajoso a la marcha segura de la revolución bolivariana. Para esto se ha de hacer uso de una valoración adecuada de la coyuntura que se presente, tanto en el terreno político como en el terreno económico, sin olvidar que gracias a la toma de conciencia y a la masiva participación de los sectores populares se pudo derrotar exitosamente a las elites dominantes en la elecciones presidenciales de 1998 y al golpe fascista-empresarial del 11 de abril de 2002. Por consiguiente, es asunto prioritario no confiar más con que el adversario dejará de atacar porque se le complazca en sus peticiones y aspiraciones inmediatas en materia económica sino más bien lograr que los mismos sectores populares que respaldaron ampliamente al Presidente Chávez durante todo su mandato recuperen por completo la esperanza en un destino mejor para todos y no sean víctimas de los dardos mediáticos opositores. Pero, sobre todo, no confiar excesivamente en que todo se reduce a preservar los espacios conquistados del poder constituido mediante la práctica del clientelismo político tradicional hasta el colmo de tratar a las personas como niños mimados que, de no ser consentidos en todos sus gustos, amenacen con cambiar la intención de voto y, de esta manera, calcular que sólo así será segura la obtención de más victorias electorales. Esto disminuye enormemente las potencialidades de los sectores populares para avanzar decididamente hacia la conquista del poder y convertirlo en poder ciudadano revolucionario, constituyente, de modo que el ejercicio de la democracia directa sea un hecho irreversible y sirva de vehículo idóneo para alcanzar finalmente la emancipación integral a que todos tenemos derecho. Además, esto supone disponer de la suficiente claridad político-ideológica para comprender cuáles son los pasos necesarios que aún han de darse en Venezuela para llegar a una revolución socialista efectiva.

Por otra parte, se hace vital la coherencia entre el discurso y la práctica revolucionaria. Aunque esto suene repetitivo no deja de tener plena vigencia si se considera que la patria bolivariana se halla en un momento histórico decisivo, especialmente cuando se plantea el reemplazo total y permanente del sistema capitalista por uno de carácter socialista. De igual modo, cabe preguntarse con absoluta franqueza si se está llevando a cabo una revolución social o, por el contrario, sólo se está embarcado en el logro de una simple reforma social, tal como fuera común en el pasado en Venezuela.

Por consiguiente, se requiere un programa socialista de transición bien definido y bien dirigido, contando para ello con verdaderos cuadros revolucionarios, extraídos principalmente de la clase trabajadora (tanto del campo como de la ciudad), capaces de protagonizar un proceso emancipatorio integral que tenga en perspectiva la transformación de las relaciones sociales de producción y la erradicación de la reproducción y la acumulación del capital. Dicho programa tendrá como centro fundamental la satisfacción de las necesidades reales de la población y la defensa del equilibrio ecológico, lo cual debe impulsar un cambio radical en la manera de concebir la sociedad y el mundo. Asimismo, tiene que tomar en cuenta el enlace indisoluble que asumen, entre otras, las nociones de clase/género/etnia/colonialidad en la definición y en el desarrollo del proceso emancipatorio que tendrá lugar, sin duda, en Venezuela, por lo que será necesario trascender también los diferentes marcos referenciales existentes respecto a lo que habría de ser la revolución socialista. Cuestión esta última que exigiría de todo revolucionario comprometido a confrontar permanentemente su formación teórico-intelectual frente a la realidad revolucionaria que contribuye a construir, venciendo así, creativamente, todas las dificultades prácticas que puedan presentársele en cualquier momento.-

Maestro ambulante

¡¡¡Rebelde y Revolucionario itinerante!!!

¡¡¡Hasta la Victoria siempre!!!

¡¡¡Luchar hasta vencer!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 996 veces.



Homar Garcés


Visite el perfil de Homar Garcés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Homar Garcés

Homar Garcés

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a202164.htmlCd0NV CAC = Y co = US