Chile/Venezuela: el mismo guión discúlpame pero perdóname

El golpe de estado contra Salvador Allende en septiembre de 1973 me agarro a mí en el 23 de enero en Caracas en la casa de mi tía, mi tío Héctor (ochoita) había estado en Chile ese mismo año junto a Omar Uribe ambos militantes del MAS en el Zulia, llegaron de Chile con muchos libros y algunos discos y platicando de la situación difícil que se estaría viviendo, junto al aislamiento económico, la falta de recursos económicos, la baja del precio del cobre entre otros.

Lo que si me llamaba la atención eran esos discursos fabulosos de Allende y las grandes marchas en apoyo a la unidad popular, también el asesinato del General Carlos Prats y la colocación de bombas y los periódicos y medios de comunicación jugando al golpe de estado, existía la Unidad Popular una especie de alianza con sus detalles que apoyaba al Presidente Allende.

Cuando empiezo a escuchar que el guion del golpe es similar al de Chile tengo que asumir que algunos detalles no cuadran y no cuadran ni con escuadra las Televisoras del Estado, Radio Nacional de Venezuela, cientos de televisoras y radios comunitarias hacen que el sentido cuantitativo de los medios de información estén en manos del gobierno.

La cascada de recursos que se derramaron en Venezuela con el petróleo rayando unos dólares más, unos dólares menos los cien dólares le debió darle suficiente recursos a la república para enfrentar la caída de los precios por lo menos por algunos meses, mientras se colocaba la hacienda pública en orden.

El sector militar viene asumiendo un rol de respeto a la constitución y da muestras de ello hasta ahora de una manera absolutamente incontrovertible, claro algunos mandos cabezas calientes que desean estar por encima de la constitución y de las leyes y en el 2002 el golpe de Estado no apareció desde los sectores de la derecha política, fueron los sectores aliados o miembros del gobierno Luis Miquelena (intocable en esos años) Rosendo (Plan Bolívar 2000) Alfredo Peña (Alcalde de Caracas) todos parte cercana, intima del chavismo.

Chávez y Maduro a diferencia de Allende están en foros internacionales, viajan y discuten, proponen, confrontan a golpistas como el caso Honduras y el caso Paraguay este último caso gracias a una inteligente jugada diplomática de Brasil le valió a Venezuela su incorporación a Mercosur.

Lo cierto es que no se ve por ahí el golpe de estado y si el descontento por las colas y la falta de insumos de todo tipo, leo el último libro de Jorge Giordani publicado por Editorial Vadell Hermanos donde de una manera acuciosa va desentrañado el juego interno de la política venezolana, Creo que es un libro que deberían leer los que desean saber más acerca de ¿Qué pasa en Venezuela?.

Lo que es cierto es que además de la crisis de las colas existe una crisis moral dentro del movimiento popular y es que la falta de respuestas rápidas y eficientes, el sectarismo perverso donde navega el gobierno, la ofensa cotidiana al que no se cuadre frente a La troika Maduro-Cabello-Arreaza que de una u otra manera solo reciclan a sus incondicionales en las áreas que ellos consideren.

De los Ministros de nombrados por Chávez no queda ni el polvito y la falta de iniciativa, de castigo para actos de corrupción que dejan a CAP como un niño de pecho ya no pasan inadvertidos, la falta de políticas de acercamiento al movimiento popular no cooptado por el PSUV o el gobierno, la necesidad del diálogo franco y abierto con los que han sido vejados y vapuleados por la maquinaria partidaria caso Giordani, Emme Betancourt, Hector Navarro, Eduardo Saman, etc.

La urgentísima necesidad de incorporar a organizaciones que son parte del proceso a el dialogo y a enriquecer no las arcas de algunos funcionarios y si la palabra y loa agenda política del gobierno, si de algo no carece la dirección del PSUV es de una catarata de descalificativos para señalar a cualquiera que se atreva a opinar de manera no convergente o distinta a lo que opina el ejecutivo.

La unidad no puede ser producto del miedo al que pasara, la unidad es en base al consenso, en base a la confianza y de verdad yo ya estoy a punto de perder la confianza es más de uno de esos que dice que manda.

 

Por suerte la derecha venezolana es torpe, incapaz hasta ahora de formar una opción politica, pero mas allá de eso no toda la derecha esta en la oposición y no todo el gobierno es de izquierda. Detalles de la dialéctica.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1699 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a201408.htmlCd0NV CAC = Y co = US