Qué entender por gastos suntuarios, y de cómo el servicio de la basura debe pasar a la competencia de MINSALUD

Recientemente, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, aprobó un   acomodo legal, o algo parecido, para reducir en lo posible los llamados “gastos” suntuarios.

Definamos, pues, lo que se entiende por este tipo de gastos:

Primeramente, según mi enseñanza recibida en mi tránsito por la Escuela de Economía burguesa[1], debe entenderse la suma de las inversiones empresariales privadas-no públicas-más todo el consumo burocrático[2]. En este segundo componente del gasto entrarían muy despectiva e interesadamente las inversiones infraestructurales, las maquinarias y demás equipos y bienes duraderos como inmuebles en general que corran a cargo del Presupuesto Nacional, en el cual, como sabemos y allí nos lo enseñaron para que así lo aprendiéramos y aprehendiéramos también, quedaría implícito y constitucionalmente inducido que los presupuestos universitarios, los del IVIC, los sanitarios y culturales, como ejemplos, fueran entendidos como consumo no reproductivo, como gastos burocráticos a secas, como repartidos entre los burócratas corruptos que tanto se multiplicaron en la 4ta. que te conté. Una manera muy singular de privatizar ex ante algunas empresas o instituciones públicas. 

Así, por gasto público comprensivo de inversiones y consumo ministeriales y afines debemos ir entendiendo la suma de las inversiones burocráticas en viviendas, en salud[3] con en centros hospitalarios “gratis”[4] donde pueda conservarse sana la mano de obra que sirve al país con inclusión de la que sigue laborando en la empresa privada; gastos y consumo en toda la cadena de centros de estudio y formación educativos, en seguridad y paz ciudadana.

Por el contrario, por consumo suntuario entenderemos vehículos oficiales automotores no compartidos con arreglo a su capacidad de pasajeros, y también todos esos refritos de vídeos y películas importadas, muy probablemente de empresas y países contrarrevolucionarios  por excelencia, refritos que nos venden bien caros y en dólares que para nosotros valen todo el oro del mundo, habida cuenta de que se trata del dólar petróleo irrenovable que por tal razón  jamás precio elevado alguno podría pagar el valor intrínseco  de su  utilidad energética e hidrocarburante, ya que a pesar de carecer de valor de cambio laboral, lo tiene por ser útil, por su carácter de escaso y no renovable. Ya hemos dicho por estos medios que con cada barril de petróleo vendido o consumido domésticamente perdemos  parte de nuestro subsuelo, algo parecido al acortamiento físico de nuestras fronteras.

06/12/2014.06/12/2014 02:27:22 p.m.


[1] Es la que ya acumula sus casi 50 años de fundada por nosotros mismos, la conocida Escuela de Economía, con propiedad, E. de Microeconomía, de la Facultad de Ciencias Sociales, de la Universidad de Carabobo, Valencia

[2] Mediante esa definición acuñada, pues, en los mismos pensa de estudio, el imperio siempre se ha estado garantizando su rol como inversionista, como benefactor económico y demás mendacidades a las que fuimos sometidos durante la carrera universitaria del caso,

[3] Como quiera que las Alcaldías que se hallan en manos de la oposición antigobierno también se hallan en permanente campaña golpista y han estado usando la basura no recogida a tiempo ni en todas las parroquias de su competencia para tales fines, a ellas  la Asamblea podría perfectamente liberarlas del Área 4 del Art. 178, Constitución, año 1999. De esa manera la cuestión ambientalista y de salud pública pasaría a la competencia directa y responsable del ente más y mejor indicado como lo sería el propio MinSalud.  

 

[4] Lo de gratis ha sido también otra falacia burguesa de vieja data. Resulta que los servicios públicos suelen pagarse hasta por anticipado, habida cuenta de que el Presupuesto Nacional, con cargo al cual se prestan dichos servicios, son financiados impositivamente por el pueblo,  y por adelantado, valga el énfasis que este tema amerita.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6988 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: