El cuernofono rojo para denunciar cachos ideológicos

Cuando leí el titular sobre teléfono para la denuncia de infiltrados en la Revolución sentí miedo y no por ser uno de esos que están en la búsqueda de riquezas o reconocimiento personal y que hoy abundan camuflados con su camisa roja, sino cuando comencé a imaginar primeramente quien estará detrás del teléfono, bajo qué criterios se seleccionarían los casos, o que procedimientos se haría una vez consiguieran meritos para avanzar en la investigación, fue ahí cuando mi miedo comenzó acrecentarse, la piel se me erizo, más interrogantes asaltaban mi mente, una sensación de angustia como esperando que en cualquier momento apareciera ante mí el propio diablo.

Seguía leyendo asombrado y sin detenerme sobre los detalles del correo electrónico y cada uno de los números que componen la línea roja contra infiltrados y aunque mantenía los labios apretados y mi mano derecha tapaba mi boca, sin querer, como si se tratara de un movimiento involuntario impulsado por mi conciencia y mi formación ideológica (poca) dije en voz alta: fascismo… una vez dicho esto trate de repensar el asunto y buscar en todo lo que había estudiado, leído, escuchado buscando un lado positivo pero lo que comenzó a retumbar en mi mente fueron las persecuciones del macartismo buscando comunista y la fiesta sanguinolenta que hubiera hecho por Ravel con las costillas de la revolución en un Globovisión de antes durante un programa de Leopoldo Castillo.

Esperanzado en que fuera otra treta de la canalla mediática dije: será que están manipulando esta página y es un teléfono para otra vaina por lo cual me dedique a corroborar la información y en efecto el 800paja estaba listo y digo paja porque no se trata de denuncia formal sobre casos específicos como la línea contra especuladores de la superintendencia de precio justos sino que se basaría en la presunción de mala fe que tenga alguien sobre otro, o sea un Yo creo que es un infiltrado porque critica una gestión… y me dije ahora si estamos jodidos, puede venir cualquiera a decir que fulano es infiltrado y un juez sin rostro detrás de la bocina considerara el tono de voz, la vehemencias de las palabras y dará play a la investigación y luego se averiguara de espaldas al investigado, quien como desconoce la investigación seguirá su vida de lo mas normal hasta que PACAN le caiga el MAZO y empiece su calvario de demostrar su inocencia partiendo tal vez de una mentira, porque alguien lo acuso de infiltrado...

Después de estar pensando en el asunto largo rato como la cacería de brujas del siglo 21, algo jalado por los pelos, improvisado y que solo serviría de arma para los verdaderos infiltrados que quieran encubrir, enmascarar situaciones, permanecer o escalar posiciones y todo un cañón para la canalla mediática internacional, fue cuando mi pareja me pregunta sobre lo que me hacia permanecer con la mirada clavada en la nada y le echo el cuento sobre el Cuernofono Rojo o sea la línea para denunciar los Monta cachos ideológicos y recibí un balde de agua fría por su claridad: “y de que te sorprendes, si a ti ya te hicieron eso, ya haz vivido eso pero sin conexión de fibra óptica o satelital sino de forma cínica y de frente, cara pelada, coño!!! hasta te botaron del trabajo porque la jefa esa que te tenía el ojo puesto desde que levantaste la voz para pedir el cumplimiento de la ley, solo le basto un día pararse con las ganas y levantar un acta y colocar FUISTE TU el que escribiste en TWITTER que yo era mala gerente y de paso lo hiciste con la MALA INTENCION de destruirme y destruir la institución y sus pruebas fueron copia del acta hecha y firmada por ella misma y copia del mensaje en Twitter (ojo que ni mi nombre ni mi foto tenia) y eso basto para acabar con tu carrera en la administración publica intachable por mas de 10 años pero sobre todo para pasarle por encima a las garantías constitucionales que delante de sus superiores o en entrevista que daba en tv y periódicos defendía según hasta con el alma, pero mira te pisoteo, pisoteo la constitución, el derecho y quien le iba a decir algo si es la esposa de un MAGISTRADO… “

Y continuo diciéndome: “de nada valió que lo denunciaras el acoso ante instituciones como la defensoría del pueblo, ya que solo se limitaron a transformar tu caso en un número de expediente para que cuando llamaras te dieran la excusa de la saturación sin importar la gravedad del asunto, ni tampoco valió que hablaras con algún ministro que te tropezaras en la calle haciendo “gobierno de calle” y le hayas entregado el caso documentado al asistente que de mala gana te dijo días después que eso no es competencia del ministro así como tampoco sirvió de nada que le hayas escrito una extensa carta a varios diputados y entregárselas en sus manos pensando en su trayectoria y en tu admiración por los libros que de el haz leído, o por los cuentos que de el haz escuchado y basado en esa fe le acompañe la cartica con copia de todo aquel expediente y nada…”

Con mi cara de ponchado veo cuando se va echando chispa y alguna otra grosería sin saber si por recordar todo lo vivido o por lo tonto que soy que ni siquiera me había dado cuenta que lo que criticaba y me preocupaba era lo que había vivido, una violación de mis derechos como trabajador sin contar otras persecuciones que la doña hizo contra mi persona y a otros en su camino con el apoyo de la influencia que le daba el cargo de controlar todas las notarias y registros del país y ser la esposa de… saco cuenta de la cantidad del tiempo perdido, del dinero perdido en copias para tratar de demostrar lo falso de una mentira, recordando el caso de Pulido Mora y llego a la conclusión que los únicos que están ganando en estos tiempos son los bancos, los infiltrados y los que sacan copias para tramites y defensas de indefensos…

Como un bolsa creo que en vez de colocar un numero para denunciar infiltrados deberían dar un numero para denunciar instituciones ineficientes, ministros indolentes, diputados cara e tabla, asistentes que te rebotan con la misma excusa: no es de su competencia…

Pero sigo aquí pensando en el cuernofono rojo para cachos ideológicos mientras funcionarios autoritarios, ¿¿¿Infiltrados??? violan las leyes y la constitución sin importarles un bledo; y las instituciones y personas que están para impedirlos guardan silencio cómplice ante esos desmanes porque quienes lo cometen terminan siendo la esposa de, el hermano de, el hijo de o esta apoyado por… y en cada repicada del cuernofono anuncia el ¿¿inicio?? Del fascismo mientras tanta gente inteligente alrededor del proceso no dice un carajo…

Para los interesados Mi caso de persecución es real, esta recogido en diferentes medios, con diferentes tonos, instituciones como defensoría del pueblo, insapsel, ministros, diputados y sobre todos muchos asistentes tienen conocimiento pero nunca hicieron nada durante un año de acoso, ya perdí mi trabajo, bajo los mismos argumentos y mismo poder abrieron proceso penal y además amenazado de muerte cosa que también aparece en actas de la defensoría…



Guaricuco 12615386 telefono 0416(En archivo)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2181 veces.



Pablo Yerneci Jiménez


Visite el perfil de Pablo Jiménez Guaricuco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: