La chikungunya y el contrabando

Ante la aparición en nuestro país del conocido virus de la chikungunya, palabra que al comienzo nos resultaba un tanto difícil de pronunciar a los venezolanos, por su orígenes de procedencia africana o asiática, hoy la misma se ha convertido entan cotidiana que hasta los niños la pronuncian con propiedad y es una comidilla hasta para los chistes de calle,los cuales se repiten en cualquier ciudad de nuestro país.


Si bien, la presencia frecuente de gripes, virus, bacterias y otras raras enfermedades se han hecho cotidianas en el mundo de hoy, no resultan tampoco nada extrañas para los venezolanos quienes en determinados momentos nos vemos, como seres humanos, atacados por ellas y buscamos el remedio o la medicina, junto ala actuación inmediata de los servicios de salud o de un buen médico, para contrarrestarla.


Detrás de las enfermedades, como sabemos, existen las más variadas causas; muchas de ellas naturales y otra artificiales o provocadas, como las quese acumulan en historias escalofriantes yque aterran a cualquier ser humano, consciente y amante de la vida. (Existen filmes con denuncias comprobadas, sobre el manejo criminal en laboratorios de virus y bacterias, para acrecentar la venta de fármacos y antídotos).


No está muy lejos la acción emprendida recientemente por el Gobierno Nacional Bolivariano, conjuntamente con las autoridades de Salud y la Gobernación del estado Aragua, ante un anuncio irresponsable y alarmante anunciado por un galeno - directivo gremial - en la ciudad de Maracay, Ángel Sarmiento - hoy presuntamente detenido o en proceso de investigación judicial por las autoridades- por su temeraria denuncia,la cual calificó el actual presidente del Colegio de Médicos de Venezuela Douglas León Natera (por cierto vitalicio) como “guerra bacteriológica”.


Es bueno señalar que este médico - más francotirador de la política que otra cosa - ha señalado que la llamada “guerra bacteriológica” fue anunciada por el Gobierno y es “algo bien preparado políticamente”;así lo declaró recientemente a los medios de comunicación. (El Universal, 22-09-2014).


Según trabajo periodístico preparado por el Semanario “Quinto Día”, (pag.24, Nº922) el virus de la Chikungunya se ha extendido por todo el país y cita cifras de la ministro del Poder Popular para la Salud, Nancy Pérez quien señaló que: “suben a 1.700 los casos sospechosos de fiebre chikungunya en el país, aunque no descarta que hayan muchos más casos”.


Si bien la enfermedad tiene varias etapas, sus primeros síntomas son alarmantes caracterizados por sus altos cuadros de fiebre, dolores musculares y de cabeza, los cuales suelen ser confundidos con gripe o con el dengue a la ahora de su diagnóstico, por lo que reclaman a su vez unos buenos análisis de hematología completa para su verdadero diagnóstico.


Según médicos especialistas y epidemiólogos, el ataque debe orientarse en primer lugar, dentro del concepto de Salud Ambiental, al combate de los transmisores o vectores identificados como los mosquitos Aedes aegiptyy elAedes alboppictus. Por eso la campaña gubernamental en todo el país: “al mosquito ni agua”.


Pero dejando de ladoeste cuadro y la realidad del país, la cual cada vez tiende a ser manipulada y aprovechada por los enemigos de la Revolución Bolivariana, esta ha tomado ribetes políticos.


Líderes de la oposición, quienes no tienen piedad con la miseria, han optado por atacarcon todos los frentes del terrorismo, incluyendo el “terrorismo mediático” y también tratan de manipular con la chikungunya y quieren pescar en rio revuelto.


No es casualidad y resulta también un tanto paradójico, que ahora que se ha desatado la chikungunyapor toda Latinoamérica, desde unos meses antes de que se hablara de ella en Venezuela, ya estaban por la vía del contrabando llevando medicamentos y pastillas como el acetaminofén, diclofenac sódico y amoxilina, entre otros fármacos, a Colombia, como lo declaró el Comisionado contra el Contrabando, mayor general, Vladimir Padrino López.


En la actualidad, la escasez de medicamentos es real y fuecreada y planificada para contrarrestar los primeros síntomas de la chikungunyay además, esotro factor que se suma a la escasez de los productos de primera necesidad, los cuales no se consiguen yhan generado desagrado y pánico en la población y no por casualidad, marchan de la mano a través del contrabando hacia Colombia.


Unas pastillas de acetaminofén para la fiebre, hoy son vendidas por los buhoneros en la calle a precios exorbitantes y los politiqueros de oficio, quienes ya negocian sus listas para las próximas elecciones parlamentarias, se creen inmunes a la chikungunya. Ellossólo saben contar los pollos antes de nacer y desde ya hacen fiesta ante la desesperación,que ronda por la disociación de una gran mayoría de venezolanos.


A través de una guerra terrorista, que se ufanan de llamar “bacteriológica” los opositores venezolanos, hoy de la mano con el imperio, también tratan de alimentar una crisis de salud en el país,al generar escasez de medicamentos,con el argumento de la falta de divisas lo cual se unea la fuga de medicamentos por la víadel contrabando hacia Colombia.
¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2280 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a195673.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO