Reflexiones en positivo

Señor presidente, aquí hace falta mucha inteligencia

Al hablar de inteligencia podemos pensar en diversas interpretaciones, una de ellas pudiese ser ese atributo que algunos sólo se lo asignan exclusivamente a los seres humanos para diferenciarnos de los animales, aunque en ocasiones algunos animales presentan un mejor comportamiento que algunos humanos, pero eso es harina de otro costal; también podemos pensar en ese tema de muchas películas donde se investiga la conducta de alguna persona, organización o país a fin de obtener una idea clara, precisa, veraz, oportuna y legítima de su comportamiento que le permita definir las políticas para alcanzar sus objetivos, frente el obstáculo que pueda representar la conducta del investigado.

Fijando la idea en la última acepción presentada, podemos pensar que en que tiene mucha importancia que los verdaderos líderes de este proceso de cambios estructuren desarrollen un mecanismo que les permita conocer de primera mano información precisa, veraz y oportuna del funcionamiento de las organizaciones políticas que respaldan el proceso y en particular de sus directivos y los funcionarios públicos que llegaron a ocupar sus cargos tras le égida de Chávez. Es muy importante establecer ese conocimiento de la realidad que se sucede en el proceso de cambios y de sus representantes, porque en ocasiones es posible ver reflejada y repotenciada la conducta cuarta republicana que se pretende erradicar con los cambios planteados… hay funcionarios que llegaron a los cargos protegidos con la chaqueta de Chávez y al llegar al cargo su conducta deja mucho que desear, desconocen y desatienden al pueblo que los eligió, se convierten en prepotentes, muchos creen que la sabiduría y el conocimiento lo da el cargo y como llegaron ya no tienen que formarse y que son ellos quienes deben dar formación al resto, cosa más incierta no puede ser, al llegar al cargo es cuando debe capacitarse y formarse con mayor ahínco. Hay muchos camaleones que desprestigian a los representantes del proceso de cambios y lo hacen a conciencia.

Es corriente encontrar a funcionarios que en el desempeño de su actividad ponen de manifiesto una clara falta de voluntad, una carencia del espíritu de colaboración, mucha desidia e incapacidad, pero no se pueden englobar en un solo grupo ya que cada caso es muy particular con sus propias características. En ocasiones se deben a la prepotencia que para algunos se origina en ocupar un cargo y pensar que eso lo ubica por encima del resto de los mortales, en ocasiones se debe a las apetencias personales que lo llevan a pensar en aquel dicho de la cuarta “no me des ponme donde hay”. Algunos han llegado con el compromiso ante el electorado, que en ocasiones no contrajeron ellos mismos sino que fue la base al hacerles la campaña quienes lo contrajeron con el pueblo, de hacer y seguir los lineamientos del chavismo, y cuando ocupan el cargo hacen lo contrario. Lo más grave de esta situación es que ellos, los funcionarios electos y los directivos, se convierten en los ojos y los oídos del
movimiento, ya que a Juán Pueblito no se le recibe ni se le escucha en las direcciones municipales ni regionales, mucho menos podemos pensar que se les escuche en las direcciones nacionales, pero los electos y directivos si son recibidos y escuchados pudiendo dar su propia ve3rsión de las realidades teñidas con los intereses y conveniencias personales, convirtiendo a los directivos en sus cómplices por omisión, quizás en la falsa creencia de que todos somos honestos cuando sabemos que en las fiestas populares se colean sapos y camaleones que en el chavismo hay muchos.

Es frecuente ver las asambleas y las reuniones de trabajo autocráticas donde quien tiene más saliva traga más harina, y quienes ocupan los altos más altos le imponen la agenda y las decisiones a quienes están fuera de esos cargos en el mejor estilo cuarto republicano siendo uno de los cambios más ansiados ese estilo de la cuarta para darle paso a la participación protagónica del pueblo que algunos se encargan de bloquear su avance. Esta situación, y con todo el respeto a quienes puedan tener algo que ver con la toma de decisiones, hace necesario que se desarrollo de muchas actividades de inteligencia, pero eso si al margen y en el desconocimiento de las direcciones municipales, regionales y hasta nacionales, que permitan conocer realmente la verdad asociada a la conducta de algunos miembros de este proceso y en particular de quienes ocupan posiciones que representan al chavismo. Señor presidente aquí hace palta mucha inteligencia. siglea@cantv.net lealsig@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2401 veces.



Sigfredo Leal Levy


Visite el perfil de Sigfredo Leal Levy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas