La Columna de Dante Rivas

¡Estamos muy claros!

La experiencia ganada en el Saime, el INTT, Minamb y MinComercio, más el marco legal revolucionario existente, nos permite estar muy claros en la tarea que hemos iniciado con mucho respaldo dentro y fuera del Gobierno.

El mandato presidencial es muy firme en cuanto a nuestra competencia para la simplificación de todos los trámites que realizan las personas ante los órganos y entes de la administración pública.

La finalidad es racionalizarlos a los fines de mejorar su eficacia, eficiencia, pertinencia y utilidad, para así lograr una mayor celeridad y funcionalidad, reduciendo los gastos operativos, obteniendo ahorros presupuestarios y mejorando las relaciones con los usuarios.

La simplificación de trámites se fundamenta en los principios de simplicidad, transparencia, celeridad, eficacia, eficiencia, rendición de cuentas, solidaridad, presunción de buena fe del ciudadano, responsabilidad en el ejercicio de la función pública y desconcentración en la toma de decisiones por parte de los órganos de dirección. Asimismo, su actuación debe estar dirigida al servicio de las personas.

Estamos suprimiendo los trámites innecesarios que incrementen el costo operacional del Estado tornándolo menos eficiente y dañino para los ciudadanos.

Simplificar y mejorar los trámites administrativos implica adaptarlos a la forma más sencilla posible, reduciendo al mínimo los requisitos y exigencias, dejando única y exclusivamente los pasos que sean indispensables para cumplir el propósito de los mismos; por ello los estamos rediseñando incorporando controles automatizados que minimicen la necesidad de estructuras de supervisión y controles adicionales.

De esta manera evitaremos las instancias en las cuales el juicio subjetivo del funcionario, que arbitrariamente y por ventajismo pueda interferir en el proceso.

Estamos propiciando la participación popular a través de las comunidades organizadas, en especial los consejos comunales. Dejo habilitada mi cuenta de Twitter @danterivasQ. Los atenderé a todos.

Tenemos una consigna de máxima: el usuario siempre tiene razón y debemos hacer todo lo posible para satisfacerlo. Hemos superado el concepto “atención al usuario” para evolucionar a “servir al usuario”, que es un estatus de responsabilidad social mucho más alto.

¡La misión está en marcha y llegaremos al final victoriosos! Confíen.

Un gran abrazo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2742 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor