Memorías de un escuálido en decadencia

Cumpleaños

¡Quien da pan a perro ajeno, pierde el pan y pierde el perro! Y lo digo de una vez: Nos jodimos. AD, el glorioso partido del pueblo está cumpliendo 73 años de feliz e infeliz existencia y nosotros perdimos la oportunidad de hacer un acto unitario del carajo. Preferimos dejar a Henry –Espoleta- Allup solo allí en Chacao diciendo su discurso y después le pusieron una banda azul que todavía nadie sabe qué vaina era eso, porque la banda no decía un carajo. En fin, que allí estaba Espoleta Allup más solo que ex ministro del chavismo. Hay que recordar aquellas romerías blancas en el parque Los Caobos, allí nos vimos todos, en los kioscos de cada uno de nuestros estados, por allí pasamos, y aquello era un derroche de simpatía y pueblo, es decir, lo que nos hace falta, porque nosotros nos fuimos enriqueciendo y enriqueciendo hasta que llegó un momento en que mandamos pal carajo a Juan Bimba y su bollo de pan y Espoleta Allup se quedó con el glorioso partido del pueblo, y aquello que se llamó AD juventud, AD juventud, también se fue al mismísimo carajo, y tengo tanta pena que me acuerdo de aquella señora en un comercial que decía: “Yo soy adeca, y si me muero y en el cielo hay elecciones, yo sigo votando blanco”, eso era el partido, el pueblo, y pan, trabajo y tierra.

Estamos de cumpleaños. Un feliz año pa ti, un feliz año pa todos. 73 años, una pendejada. Y en vez de sacar un aviso a toda página, firmado por todos nuestros partidos y sus secretarios generales, felicitando al partido blanco para darle un susto a los chavistas, nosotros ni siquiera fuimos a la fiesta. No hay derecho. Esa vaina no se hace. Después, Espoleta Allup dijo aquella frase, que debe ser para joder, porque no se lo creyó nadie: “De 1958 a 1988 fueron los mejores 40 años del país, lo que llaman la cuarta despectivamente”. Es que también abusamos de la credibilidad de la gente, los chavistas se deben estar muriendo de la risa, sobre todo los que aprendieron a leer y a escribir y los que ahora están estudiando, porque nosotros, esa vaina hay que decirlo, eso es lo que nos falta a nosotros, sinceridad, coño, sinceridad, pusimos la torta y el pueblo nos abandonó, y por eso llegaron los chavistas a gobernar y por eso también hoy estamos tan solos que lo único que nos faltó fue llevar el Capriles de Cartón a Chacao.
Y hoy, cuando estábamos viendo la televisión, de repente se abrió la puerta y vimos que entró el papá de Margot y cerró la puerta, y murmuró: “Buenas noches, vengo muerto”. Y siguió caminando hasta el cuarto, abrió la puerta, la dejó abierta y se escuchó aquel plumm, que fue cuando se lanzó sobre la cama, sin decir más nada y allí quedó.

- Hay que noche tan preciosa.- Me canta Margot



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3856 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: