El mundo debería estar poblado de personas como Gustavo Cerati

Corrían los comienzos de los años 80´ y se escuchó retumbando las paredes de nuestras casas un sonido tan original, me hizo recordar cuando en los sesenta escuche por primera vez a los Beatles, a los Stones y a los que vinieron después. Era un sonido que en el acto se te quedaba en la mente, impregnando todo tu quehacer diario, pues lo tenias en la casa o si no lo cargabas en tus audífonos, para mí, no era algo novedoso pues en español, buen rock, siempre lo hubo en Argentina, Chile; pero Gustavo, era muy diferente a Charly, a Fito, a Sui Generis, a Los Jaibas o Los Crucis, pasando por una cantidad de personajes más que todo del sur de nuestro continente, puedo asegurarles que Soda Stereo, es diferente.

Total, que me enteré que “Soda” por allá por el año 87´, venía a Venezuela y me puse las pilas y me fui con mis amigos Fernando Jiménez y Daniel Charilly al Centro Ítalo Venezolano de Valencia. Allí vi por primera vez a un grupo que podía inspirarte tan bien. Era Soda Stereo, esa noche llegamos de regreso de Valencia a Maracay como a las 3 pm luego de pasar por tremenda rumbita valenciana de los fiebruos que nos quedamos fuera de la Casa Italia, a comentar y bailar con Soda; ese trió increíble. De ahí en adelante no nos pelamos mi esposa y yo, ni una visita de Soda a Venezuela y si mal no recuerdo, vi 8 veces a Soda y dos a Cerati como solista. Recuerdo que una vez, hasta empeñe algún DVD para poder comprar la entrada.

De todos los conciertos de Soda en Venezuela, el más increíble, fue un amanecer en La Carlota con una lluvia que no impidió que mojados y todo entonáramos las canciones y Soda tocando mientras salía el sol. Ese fue un festival de muchas bandas y Soda quedó para el final y por eso tocó amaneciendo, verdaderamente indescriptible para cualquier ser humano musical. Mucho después vino” El Último Concierto” en el estacionamiento del Poliedro, que es cuando se separan. Estuvo demasiado bueno y Gustavo nos dijo “GRACIAS TOTALES” ahí comenzó una era verdaderamente endemoniada y al llegar a los hoteles las mujeres le salían a Gustavo, del closet, del baño, de abajo de la cama; cero privacidad y así su vida, que de por sí, ya era complicada se volvía más acelerada e impetuosa y eso fue lo que poco a poco lo mató. Es conocida su idolatría por el pueblo de Choroni donde vivió intensas rumbas hasta el amanecer.

Pero ese gran aporte musical, es lo importante en el caso de Gustavo, quien era un tipo preparado y universitario, Gustavo no era un loco. Y debe servir de ejemplo para muchos que creen que las cosas son imposibles (“quiero hacer cosas imposibles”). Soda, al comienzo no tuvo vida en Argentina y de ahí se fueron a buscar en Chile lo que no conseguían en Argentina, eso se les da y así se hacen famosos en su tierra natal, casi como los Beatles, que se van a Alemania, buscando fama y es allá donde termina de explotar el efecto The Beatles. Pero a lo que voy es a que si el mundo en vez de tener potencias militares con miles de bombas atómicas y vuelto un 8 en su mayoría, tuviera millones de personas como Gustavo Cerati; seria otro definitivamente.

Ya, de mis ojos brotaron las lágrimas que mi cerebro automáticamente envió, al enterarme de la muerte de un músico de verdad, que me hizo tener mi familia, ya que mi esposa y yo nos enamoramos con la música de Soda y somos pareja desde el año 87. Les recomiendo comprar el primer disco de Soda, que se llama “Soda Stereo” así, entenderán de la juventud de Cerati y esa música bastante “rockera elemental”, luego le sigue Nada Personal, con un mejor sonido y más profundidad en las letras y los arreglos. De ahí en adelante se vienen varios discos buenísimos todos como “En la ciudad de la Furia” o “Dinamo”, en los que la mezcla de rock (and roll) y pop (popular) a la que Gustavo llamó Música Ligera, como decir música light. Así, Gustavo Cerati y Soda Stereo, desde sus comienzos en los circuitos “under” en Argentina pasando por la TV de Chile, sus grandes conciertos, hasta su despedida en el estacionamiento del Poliedro y luego como solista en el Fórum de Valencia, demostró que maduró, creció, evolucionó y revolucionó, con una calidad única y hoy en día escuchas en muchos artistas, (masculinos y femeninas) esos acordes de Cerati y las ganas de sonar como él. Quiso la vida, que Gustavo, a quien le gustaba mucho Venezuela se enfermara para siempre aquí. Creo que muchos cigarrillos y poco ejercicio son los culpables. Viva mi pana Gustavo Cerati, siempre estarás presente. Tú eres revolucionario y por eso no morirás. (“No morirá lo que debe sobrevivir”)

Nota: Si alguien puede colaborar con un bajo, una guitarra y una batería para un proyecto de “en cada calle un grupo musical” se les agradece, es inspirado en Cerati, voy a comenzar por los jóvenes de mi cuadra que están sin hacer nada (son bastantes) y a Nicolás, que para detener el flagelo de la criminalidad, hay que poner a todos esos muchachos de los barrios a tocar música y por eso LA MISIÓN MÚSICA y no dejar que en el ocio, sucumban nuestros niños y jóvenes y prefieran una 9mm Glock, salvémoslos con música y deporte urgentemente.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1431 veces.



Jorge Osorio Rojas


Visite el perfil de Jorge Osorio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a194432.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO