La oposición en la ruta sin salida de la mano de Washington

El golpe de Estado sigue siendo su estrategia

Luis Vicente León, director de la empresa encuestadora Datanálisis, de nuevo vuelve por sus fueros a reeditar su papel de pronosticador de esos que dicen hoy una cosa y mañana lo contrario. Es cuestión de revisar sus cifras correspondientes a los once eventos electorales realizados desde aquel que le dio el triunfo al Comandante Chávez en 1.998, para advertir que muy poco acierta, pero lo interesante del personaje es que se muestra muy habilidoso, pues luego de que sale quebrado de esas pruebas retoma aires frescos y comienza a repartirle a sus amigos de la oposición una tanda de porrazos, haciéndoles ver que por más esfuerzos que él le pone al asunto, sin la ayuda de ellos no será posible que el hombre de la verruga salga de Miraflores. Les dice que él sólo saca cuentas y cuando las hace antes de cada evento, siempre las infla a su favor y cuando le resulta harto difícil manipular las cifras, recurre a esa muletilla de que no se preocupen, porque esa popularidad del barinés viene en picada. Que lo que tienen que hacer es unirse en torno a una propuesta de alternativa de país muy distinta al chavismo, lanzar al ruedo un candidato fresco que no esté contaminado y san se acabó…!

En esta ocasión, de acuerdo a declaraciones que le ha suministrado al diario El Nacional del 03/01, Luis Vicente ha explicado (copio):

“De acuerdo con las mediciones hechas… el Presidente ha vivido varias etapas. La primera va desde el inicio del gobierno hasta julio de 2000, cuando la evaluación de la gestión y el nivel de confianza se ubicaron en 45% y 50%, respectivamente. Luego, a partir del segundo semestre de 2001, comienza el declive debido, entre otras cosas, a la caída de los precios del petróleo y porque el venezolano empieza a percibir una incapacidad para solucionar los principales problemas de la población.”

”La conexión entre el pueblo y Chávez pierde más de 20 puntos porcentuales.”

”En abril de 2002, cuando el jefe del Estado sale temporalmente del poder, tenía 34% de aceptación. Luego de su regreso a Miraflores ésta subió a 44,7% . Pero la recuperación duró poco, porque para junio su aprobación descendió hasta 32% . En agosto de 2004, con ocasión del referéndum revocatorio, el nivel de intención de voto era de 55%, mientras que los de confianza y aprobación se ubicaron en 60% y 70%, respectivamente. En mayo de 2005 comienza de nuevo un descenso de la popularidad, cuyas causas son principalmente los riegos al derecho de la propiedad privada y la empatía con Cuba.”

Este es el tipo de análisis que León suele hacerle a sus conmilitones oposicionistas ante las proximidades de un evento comicial.

Trata de enredarlos haciéndoles creer que si bien es cierto que Chávez logró consolidar su fuerza que lo apoya en el referéndum de agosto/04, transcurridos menos de un año, en mayo/05 comenzó a ver reducida su popularidad y argumenta que las causales de ese desplome son, como vemos: “los riegos al derecho de la propiedad privada y la empatía con Cuba”, sin soportar esa conclusión en algún estudio que hubiera realizado su empresa sobre el particular, es simplemente algo que a él se le ocurre, es una corazonada, pero lo interesante de todo ello es que esos argumentos no es por pura casualidad que solamente los escuchamos y los leemos en los medios radioeléctricos y medios impresos que están firmemente cuadrados con los sectores radicales y golpistas de la oposición, los que, para nadie es un secreto, que reciben billetes verdes en grandes cantidades de la CIA a través de una mampara que por sus siglas se le conoce como la NED...

Ciertamente que ese caballero León en verdad que se les trae, pues a pesar de que sus bolas de cristal parecieran estar cubiertas de moho y por ello se le dificulta indagar lo que se encuentra en sus profundidades, no le preocupa para nada si sus pronósticos fallan, pues ha sabido manejarse de tal forma que logra en esos momentos de tremenda frustración ponerlo todo al revés y, como ya lo dijimos, se enfila contra sus amigotes del escualidismo y les dice un sermón como éste que les envió pocos meses antes de las elecciones regionales y parlamentarias del pasado año,es decir hace escasos siete meses. Veamos:

1) “No existe oposición ni existen partidos ni líderes capaces de hacerle contrapeso” (a Chávez)...” Quedó sumamente claro que después del golpe de abril/02, Chávez remontó la cuesta y eso ocurrió en menos de una semana;

2) “La obsesión de tener una oposición unida, lo cual no es cierto. Pero lo más grave aún es que están convencidos de que si no van unidos en una “topocha (todos contra Chávez), jamás podrán vencerlo..., lo cual explica la incapacidad mostrada hasta ahora de generar una tercera opción, suficientemente diferenciada del pasado.”

3) “No son...capaces de conectar ni siquiera a sus mercados políticos naturales, es decir a la propia oposición que se siente desconectada de lo que hoy tiene al frente”;

4) “La oposición...(está) atomizada, con muchas ofertas abstractas. Lo único que (plantean sus líderes es) sacar a Chávez, sin ofertas concretas de lo que ocurriría después”;

5) Lo que es muy difícil entender es que (colocan) “como cosas excluyentes que Chávez ganó y que hubo abuso en el proceso... En efecto hubo abuso, pero además Chávez ganó” y eso no terminan de entenderlo;

6) “No logran mantener ese incremento (en electores) porque su respuesta a los problemas de la sociedad (ha sido) muy mala;

7) Chávez “vuelve a subir después del paro, porque la sociedad (de nuevo entra) a cobrarle a la oposición su fracaso”;

El evento más terrible “para la oposición fue que sus dirigentes se quedaron agarrados de una brocha: vendieron la tesis del fraude como única explicación de su fracaso” y, para no extendernos demasiado, vaya esta última reflexión de Juan Vicente y,

9) La “radicalización irracional de grupos (de la oposición), pequeños pero de alto impacto en la opinión pública... ayudan a Chávez a vender la estúpida idea de que todos quienes lo rechazan son una partida de desaforados...” (recordemos como ejemplos de ello, la “genial” idea de las guarimbas y los cacerolazos e insultos a Jimmy Carter, entre otros muchos).

Hay que decirle a Juan Vicente que nada de lo que allí dijo ha cambiado. Los dirigentes de la oposición siguen igual o peor, pues ahora se han quedado sin representación en la Asamblea Nacional y van rumbo a su desaparición definitiva en las elecciones presidenciales de diciembre venidero, simplemente porque ya decidieron no presentar candidato alguno, pensando que ese ardid, el cual lo anunciarán faltando pocas semanas para el evento, será la estocada final del régimen, pues ante la comunidad internacional se hará evidente que Chávez lo que hizo fue un plebiscito y afirmarán que su única salida es la dictadura abierta, lo cual será más que suficiente para que su gobierno sea barrido por una fuerza multilateral latinoamericana “democrática” liderada por Washington.

¡Qué estrategia ausente de perspicacia y de inteligencia…! La América ya no es la misma sumisa que hasta ayer nomás los gringos hacían en ella lo que les viniera en gana sin que nadie se atreviera a impedírselos. Eso quedó en el pasado. De otra parte los venezolanos no estamos solos en el mundo, es mucha la gente de todos los colores y de todos los idiomas que nos está mirando y con muchísimo interés, por lo que es muy alentador augurar, sin lugar a que nos equivoquemos, que para ese evento de diciembre vendrán por millares quienes harán el honroso papel de observadores para certificar la pureza absoluta de ese acto comicial, así como centenares de organizaciones especializadas como la Unión Europea, la OEA, el Centro Carter, los Tribunales Electorales de todos los países del Continente y otras miles de organizaciones no gubernamentales que, sin lugar a dudas, serán invitadas por nuestro gobierno quien, al parecer, se anota como el mayor interesado en que esos comicios se traduzcan en un ejemplo para el mundo, tal y como ha ocurrido con los anteriores.

De manera que esta es la muerte anunciada de la oposición, Chávez obtendrá en diciembre un inmenso caudal de votos como nunca antes había ocurrido y agregamos, además, que lo será también la de Luis Vicente León…si es que acaso no opta por retomar esos sermones que por instantes le devuelven un tanto de credibilidad…

Estamos bien seguros que la inmensa marejada roja que ayer marchó en homenaje a la rebelión del 4 de febrero, bien bautizada como día de la Dignidad por la avenida Cota Mil hasta la avenida Bolívar y la diminuta marcha de la oposición que se apostó en las inmediaciones de la Procuraduría, son suificientes evidencias que podrían ayudarle a León a actuar con una mayor dosis de realismo, de manera que una vez más vuelva con sus discurso agarrado de la mano de la verdad total, de manera de que con ello contribuya a que los líderes de esa oposición efectiva y realmente despierten y admitan que mientras no logren una unidad por la base en torno a un plan de país coherente y que la gente lo entienda, así como abandonar la única bandera que tienen que es el odio a hávez y a todos quienes lo siguen, además de las pantallas de la TV y empezar a conectarse con la genta en los barrios del país, jamás podrán salir del abismo en que han caido.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1853 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a19307.htmlCd0NV CAC = Y co = US